Abierto de Australia: aislamiento masivo tras un positivo por Covid-19 en el hotel de hospedaje

Melbourne, Australia, 4 de febrero de 2021. Un miembro del personal del Melbourne Park utiliza una mascarilla dentro del recinto.
Melbourne, Australia, 4 de febrero de 2021. Un miembro del personal del Melbourne Park utiliza una mascarilla dentro del recinto. REUTERS - LOREN ELLIOTT

El Gobierno del estado de Victoria, donde se encuentra la ciudad de Melbourne, sede del abierto australiano, anunció que al menos unas 600 personas, entre jugadores, personal técnico y jueces, entrarían en aislamiento tras detectarse un caso de Covid-19. A pesar de la emergencia, las autoridades mantienen la realización del evento. 

Anuncios

"Las autoridades sanitarias nos informaron que un trabajador de la cuarentena hotelera dio positivo en la prueba de Covid-19. Aquellos asociados con el AO (Abierto de Australia) que se pusieron en cuarentena en el hotel ahora necesitan ser examinados y aislados hasta que reciban un resultado negativo", dijo el comité organizador durante la noche del 3 de febrero. 

Daniel Andrews, primer ministro del estado de Victoria, dio a conocer el caso en medio de una conferencia de prensa e instó a toda aquella persona que presente síntomas asociados al Covid-19 a practicarse la prueba. 

Andrews agregó que la situación podría impactar el desarrollo de los torneos que actualmente se juegan en la ciudad como parte de la preparación al abierto australiano que comenzará el 8 de febrero, pero descarta que el torneo se vea afectado por la situación. 

El comité organizador anunció que activará un mecanismo para la realización de pruebas y por el momento, suspendía la jornada de partidos prevista para el 4 de febrero en la ciudad de Melbourne. 

“Trabajaremos con todos los involucrados para facilitar las pruebas lo más rápido posible. No habrá partidos en Melbourne Park el jueves. Más tarde se anunciará una actualización sobre el calendario del viernes”, explicó el comité organizador. 

Ciudadanos de Victoria preocupados por el desarrollo del torneo

De acuerdo con el conteo independiente de la Universidad Johns Hopkins, Australia registra un acumulado de 28.835 casos al 3 de febrero.  

Para llevar adelante el Abierto de Australia 2021, se ha puesto en marcha un riguroso plan que, entre otras cosas, obligó a cumplir un confinamiento estricto de 14 días a todos aquellos visitantes procedentes del extranjero a partir de mediados del mes de enero. 

El cumplimiento de los protocolos y las restricciones establecidas por las autoridades permitieron anunciar el 30 de enero que el torneo podría disputarse con la presencia de unos 30.000 fanáticos en las tribunas durante cada jornada. 

"Será el evento internacional con público más importante que se haya visto en muchos meses. En la cancha principal, a medida que nos acerquemos al final del torneo, tendremos una atmósfera increíble, no tan diferente a la que hemos visto en los últimos años", dijo entonces el ministro de Deportes del estado de Victoria, Martín Pakula. 

Pero, a pesar de las medidas tomadas, una parte de la población en Melbourne y el estado de Victoria no se ha mostrado conforme con llevar adelante el torneo centrando su preocupación en un aumento de contagios durante su desarrollo.

El primer ministro del estado ha descartado el establecimiento de un nuevo confinamiento para la entidad. "Si recibo un consejo para hacerlo, lo seguiré. Eso es lo que nos mantiene a salvo", dijo Andrews.  

No obstante, para algunos especialistas, el bloqueo podría ser una medida necesaria. 

"Lamento decir que tenemos otro caso adquirido por la comunidad en Victoria. Un trabajador de apoyo de 26 años en un hotel de cuarentena. Potencialmente tiene la cepa del Reino Unido. Con el Abierto de Australia en marcha, será muy difícil un bloqueo, pero podría ser necesario.", escribió el epidemiólogo Adrian Esterman en Twitter.

Por lo pronto, y para mantener la calma en medio del desarrollo de la competencia, el estado de Victoria anunció nuevas medidas como el uso de mascarilla en espacios públicos y la reducción en el número de personas durante una reunión. Las medidas entraron en vigencia durante la medianoche del 3 de febrero. 

Con AP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24