Nuevo informe revela que el accidente de Tiger Woods fue por exceso de velocidad

El golfista estadounidense, Tiger Woods, en el hoyo 4 durante la ronda final del Master de Augusta 2020 en Augusta, Georgia, el 15 de noviembre de 2020.
El golfista estadounidense, Tiger Woods, en el hoyo 4 durante la ronda final del Master de Augusta 2020 en Augusta, Georgia, el 15 de noviembre de 2020. © Mike Segar / Reuters

Días después de haber concluido con las investigaciones, las autoridades del condado de Los Ángeles revelaron que el exceso de velocidad fue la principal causa del accidente que sufrió el golfista estadounidense, Tiger Woods, el 23 de febrero. La noticia se revela justo en la semana del Masters de Augusta, torneo que Woods ha ganado en cinco ocasiones. 

Anuncios

Alex Villanueva, sheriff del condado de Los Ángeles, informó a los periodistas este 7 de abril que Woods conducía a una velocidad de entre 130 km y 140 km/h en un tramo de la vía donde la velocidad máxima ronda los 72 km/h. 

Woods se desplazaba por una carretera del condado, donde son frecuentes los accidentes debido a las velocidades que alcanzan los conductores por la pendiente de la vía. Para las autoridades, Woods pudo haber perdido el control del automóvil y esto habría provocado el siniestro que dejó al jugador gravemente herido. 

"El principal factor causal de esta colisión de tráfico fue conducir a una velocidad insegura para las condiciones de la carretera y la incapacidad de negociar la curva de la carretera", dijo Villanueva a la prensa. 

Durante la investigación, las autoridades buscaron en el vehículo SUV la grabadora de datos, conocida como la caja negra. Fue esta la que reveló la velocidad a la que iba el golfista al momento del accidente. 

Un vehículo descansa sobre un costado de la vía después de un accidente que involucró al golfista Tiger Woods el martes 23 de febrero de 2021 en Rancho Palos Verdes, California, EE. UU.
Un vehículo descansa sobre un costado de la vía después de un accidente que involucró al golfista Tiger Woods el martes 23 de febrero de 2021 en Rancho Palos Verdes, California, EE. UU. © Marcio José Sánchez / AP

El capitán James Powers, a cargo de la estación de policía más cercana al sitio del accidente, determinó que no había evidencia de que el golfista intentó frenar antes de estrellarse y agrega que quizá Woods pudo haber pisado el acelerador en vez del freno. 

"Se cree que cuando uno entra en pánico o tiene algún tipo de interrupción repentina mientras conduce, su pensamiento inicial es pisar el freno y se cree que él pudo haberlo hecho, pero pisó el acelerador", dijo Powers.

El capitán agregó que tras el impacto se desplegaron las bolsas de aire del vehículo y que Woods llevaba puesto el cinturón de seguridad. Las autoridades desestimaron el consumo de medicamentos, sustancias estupefacientes o bebidas alcohólicas previo al accidente. “Esas preguntas fueron formuladas y respondidas”, agregó Powers.

Los funcionarios del condado informaron que Woods les dijo a los oficiales que no había tomado medicamentos ni había consumido alcohol antes de accidentarse en su vehículo.

Por esta razón, los investigadores no solicitaron una orden para practicar exámenes de sangre, en la búsqueda de drogas o alcohol. Tampoco pidieron examinar su teléfono celular dado que no había evidencia de que estaba conduciendo mientras estaba distraído. 

Woods, de 45 años, conducía una camioneta cuando impactó la misma contra una media elevación en Rolling Hills Estates, en las afueras de Los Ángeles. De acuerdo con los registros, la camioneta había sido prestada por la organización del torneo 'Genesis Invitational' (realizado en el Riviera Country Club), que había concluido días antes del accidente. 

El vehículo del golfista Tiger Woods  es cargado en un camión de recuperación luego de estar involucrado en un accidente de un solo vehículo en Los Ángeles, California, EE. UU. el 23 de febrero de 2021.
El vehículo del golfista Tiger Woods es cargado en un camión de recuperación luego de estar involucrado en un accidente de un solo vehículo en Los Ángeles, California, EE. UU. el 23 de febrero de 2021. © Gene Blevins / Reuters

Woods agradeció a quienes le prestaron ayuda y sigue su proceso de recuperación 

Tiger Woods luego de ser intervenido quirúrgicamente en un hospital de Los Ángeles fue trasladado a su residencia en Florida, donde sigue su proceso de recuperación de las múltiples heridas causadas por el accidente. 

Los médicos le practicaron varias operaciones, entre ellas un procedimiento extenso para reparar los huesos rotos de la tibia y el peroné en la parte inferior de la pierna derecha. Adicionalmente, el golfista presentó lesiones en huesos del pie y el tobillo que requirieron tornillos y alfileres. 

El 7 de abril, tras conocer la divulgación del informe, Woods declaró que seguirá con su proceso de recuperación en calma al saber que no se le abrirá ninguna causa por el siniestro. 

"Continuaré concentrándome en mi recuperación y en mi familia, y agradezco a todos por el apoyo y el aliento que he recibido durante este momento tan difícil", dijo Woods en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter. Adicionalmente, agradeció a las personas que le prestaron ayuda en el momento del accidente. "

El proceso de recuperación dejará al golfista fuera del Masters de Augusta, que comenzará el 8 de abril. Woods ha ganado este torneo en cinco ocasiones, la última vez en 2019. En enero se sometió a una quinta operación en su espalda con la esperanza de estar listo para la edición de este año. Woods ha ganado un total de 82 títulos de la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA, por sus siglas en inglés).

Rory McIlroy, golfista y amigo de Woods, dijo el 6 de abril que había visitado al jugador en su residencia de Florida y señaló que todo indicaba que se está recuperando bien. "Pasé un par de horas con él, lo cual fue agradable (…) Fue bueno verlo, verlo de buen humor. Cuando escuchas estas cosas, miras el auto y ves el accidente, piensas que estará en una cama de hospital durante seis meses. Pero en realidad lo estaba haciendo mejor que eso (…) Sé que le encantaría estar aquí (en el Masters de Augusta) y estoy seguro de que pondrá todo su esfuerzo para intentar estar listo para jugar aquí el año que viene".

Woods y sus problemas de conducción 

El siniestro del 23 de febrero no ha sido el único sufrido por el golfista profesional. En 2009, Woods estuvo involucrado en un accidente cerca de su residencia en Florida que derivó en un presunto caso de infidelidad a su entonces esposa, Elin Nordegren. 

En 2017, el jugador fue encontrado dormido dentro de su automóvil y fue arrestado bajo sospecha de conducir ebrio. Tras el incidente, Woods ingresó a un programa especial para conductores bajo la influencia del alcohol o las drogas, según revelaron medios estadounidenses en aquel entonces. 

Con Reuters y AP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24