El Roland Garros comenzará una semana después de lo previsto por la pandemia

Vista de la cancha Philippe Chatrier del torneo Roland Garros. En 2020, el torneo fue autorizado a un aforo de solo 1.000 espectadores diarios por el covid-19. Imagen durante la semi-final hombres, 9 de octubre de 2020 en París
Vista de la cancha Philippe Chatrier del torneo Roland Garros. En 2020, el torneo fue autorizado a un aforo de solo 1.000 espectadores diarios por el covid-19. Imagen durante la semi-final hombres, 9 de octubre de 2020 en París Anne-Christine POUJOULAT AFP/Archives

Debido a la situación sanitaria en Francia, este jueves la Federación francesa de Tenis (FFT) anunció que el torneo Roland Garros fue aplazado ochos días. Así, la justa irá del 30 de mayo al 13 de junio, aunque las clasificaciones se harán del 24 al 28 de ese mes. Esperan, además, poder acoger el mayor número de espectadores durante los 15 días de competición.

Anuncios

El Roland Garros, sobre la cuerda floja. Ya en 2020 el torneo tuvo que desistir de celebrarse a finales de mayo como es costumbre y jugarse entre septiembre y octubre. Por primera vez, el torneo tuvo lugar en pleno otoño y con un público reducido al mínimo: 1.000 espectadores por día.

Para 2021 se esperaba que la situación sanitaria debido a la pandemia ya estuviera bajo control. Pero Francia entró el pasado 3 de abril en su tercer confinamiento en un año y solo hasta comienzos de mayo se sabrá si tuvo los efectos esperados. Solo de ser así, el Gobierno autorizaría a reabrir de manera gradual comercios, restaurantes y el regreso del público a eventos deportivos y culturales.

Cancelar el torneo no está dentro dentro de los planes

De ahí que la organización de Roland Garros haya tomado la decisión de aplazar el torneo una semana. Según el comunicado de la Federación Francesa de Tenis (FFT), las organización “trabaja en estrecha colaboración con el Ministerio de Educación nacional, de la Juventud y Deportes sobre las opciones que se presentan a la organización de Roland Garros, teniendo en cuenta el calendario deportivo internacional”.

El presidente de la FFT, Gilles Moretton, dijo a la AFP que estudiaba "casi toda la paleta" de opciones para la edición de este año. Sin embargo, dijo también que no se atreve a imaginar su cancelación ni tampoco "un aforo del 100%".

Si todo sale como esperan, las clasificaciones tendrán lugar del lunes 24 al viernes 28 de mayo y el tablero principal del 30 de mayo al 13 de junio.

La FFT espera no tener, como en la edición anterior, ver gradas vacías a lo largo de los 15 días de competición. Su objetivo es "maximizar el chance de que el torneo pueda jugarse ante el mayor número de espectadores posibles" sin descuidar la seguridad sanitaria de todos.

El torneo no podría aplazarse al otoño como en 2020

A diferencia del año pasado, cuando solo se jugaron tres de los cuatros Grand Slams, -Wimbledon se canceló- Roland Garros no podría aplazarse a septiembre.

Por una parte, porque la temporada en polvo de ladrillo ya comenzó (el Masters 1000 de Monte Carlo arranca este 10 de abril a puerta cerrada). Por otra, porque el calendario estará muy cargado para la temporada sobre césped, con fechas de la ATP y WTA, que empieza en Stuttgart el 7 de junio.

Con este cambio del torneo en París solo habrá dos semanas entre la final del Roland Garros y el inicio de Wimbledon (28 de junio). Y dos semanas después de la final en Londres vendrá el torneo en los Juegos Olímpicos de Tokio del 24 al 30 de julio.

Cabe resaltar que el aplazamiento cuenta con el apoyo de los otros tres Grand Slams (Abierto de Australia, US Open y Wimbledon), como lo aclararon en un comunicado conjunto.

En este explican que todos comparten una misma visión, "la de brindar a todos los jugadores de todos los niveles de competición las oportunidades apropiadas para entrenar, prepararse y competir en cada superficie". Añaden que entienden las dificultades de la FFT y por eso acordaron el recorte de una semana entre los dos torneos y temporadas.

Pero este anuncio está lejos de gustarle a todos. La tenista francesa Alizé Cornet criticó la decisión. En una entrevista en televisión a 'Tennis Channel', durante el torneo de Charleston, aseguró este jueves que "nuestra ministra de Deportes es una calamidad, lo siento mucho. No tengo nada en contra de ella pero solo toma malas decisiones en cuanto al deporte. Es como si no le importara". También dijo que era "una decisión egoísta" que impactará negativamente el calendario.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24