FÚTBOL

Italia resistió, sacó a España en los penaltis y pasó a la final de la Euro

Jorginho (centro) marcó el penalti ganador cuando Italia venció a España para llegar a la final de la Euro 2020. Fotografía tomada en Londres, Inglaterra, el 6 de julio de 2021.
Jorginho (centro) marcó el penalti ganador cuando Italia venció a España para llegar a la final de la Euro 2020. Fotografía tomada en Londres, Inglaterra, el 6 de julio de 2021. © Carl Recine / Pool vía AFP

La Azzurri selló su boleto para la gran final del próximo domingo al eliminar a los ibéricos a través de los doce pasos luego de empatar 1-1 en el tiempo reglamentario. A diferencia de otros juegos, cedieron la posesión al rival y aguantaron los embates en el transcurrir del partido. Luego, el portero Gianluigi Donnarumma hizo los deberes para abrirles las puertas a los italianos hacia el ‘match’ definitorio, a la espera de Inglaterra o Dinamarca.

Anuncios

El mítico estadio de Wembley es la sede de la recta final del torneo de selecciones más importante del Viejo Continente. Allí, Italia y España abrieron las semifinales del certamen con un partido con tintes ajedrecísticos, donde las preocupaciones pasaron más por neutralizar al rival que por lastimarlo.

Tras un 1-1 en el tiempo reglamentario, fueron los ‘tanos’ quienes aseguraron su presencia el próximo domingo en la final después de eliminar a los españoles 4-2 en los penales, alargaron su invicto a 34 encuentros y están a un breve tramo de la gloria. Ese paso será Inglaterra o Dinamarca en Londres.

España e Italia, un duelo de alto voltaje entre dos viejos conocidos

La semifinal más atractiva de la actual edición de la Eurocopa, por nombres e historia, es la que disputaron La Furia y la Azzurri, dos seleccionados que acarrean una larga trayectoria en enfrentamientos entre sí que incluye Mundiales, Eliminatorias, Copa Confederaciones y Euro. Se vieron las caras 38 veces y el registro data igualdad absoluta: 11 victorias por lado y 16 tablas.

La primera mitad estuvo regida por la paridad de dos rivales que pasaron una porción del juego estudiándose e intentando no desprotegerse siendo conscientes del poder ofensivo rival. La Roja salió al campo sin el centrodelantero Álvaro Morata y sí con Mikel Oyarzabal con la misión de no darle referencias a los marcadores italianos y apostar a la movilidad en el frente de ataque.

La Azzurri, con lo más parecido a su once de gala por la vuelta de Giorgio Chiellini y con la aparición de Emerson sustituyendo a Leonardo Spinazzola, que se rompió el tendón de Aquiles en el último partido, planteó un desarrollo donde le otorgó la posesión a España y lo esperó compacto en campo propio para explotar los espacios de contragolpe.

Los dirigidos por Luis Enrique fueron dueños del balón durante gran parte del primer tiempo. Sin embargo, no encontraron resquicios en la muralla italiana para acercarse a Donnarumma. Recién a los 24 minutos contaron con una ocasión gracias a una doble volea de Dani Olmo que exigió al portero. Solamente tuvo otro remate de Olmo que se fue lejos.

La más clara fue para Italia, a los 44 minutos, con una buena jugada colectiva que culminó en una proyección de Emerson y un posterior disparo que se estrelló en el ángulo superior del lado derecho del arco custodiado por Unai Simón.

Con Álvaro Morata a la cabeza, los jugadores de España se lamentan en la previa del penal decisivo. Fotografía tomada en Londres, Inglaterra, el 6 de julio de 2021.
Con Álvaro Morata a la cabeza, los jugadores de España se lamentan en la previa del penal decisivo. Fotografía tomada en Londres, Inglaterra, el 6 de julio de 2021. © Laurence Griffiths / Reuters

El entretiempo llegó luego de un trámite muy cerrado, donde ninguno de los dos quiso arriesgarse demasiado y plantearon un partido largo, sin emociones en su mitad inicial y escasas oportunidades de gol.

El complemento, con más soltura, chances y goles

En el segundo tiempo decidieron tomar más riesgos y compusieron un duelo más dinámico, con el mediocampo como lugar de transiciones rápidas. En ese juego, la ventaja fue para España, que consiguió ser más punzante con el balón. Así lo demostró con una conexión entre Oyarzabal y Sergio Busquets, para que este definiera en la puerta del área apenas alto.

A pesar de eso, la ventaja llegó para Italia. Cinco minutos antes había avisado Federico Chiesa en un contragolpe y a los 59 concretó la amenaza: otro contrataque fue aprovechado por el propio Chiesa al capturar un rebote en el área, encarar a su marcador y poner el 1-0 con una definición superlativa al palo izquierdo de Simón.

Instantáneamente, Luis Enrique echó mano al banco y puso a Morata por Ferrán Torres para ganar peso en ofensiva. Con Olmo en gran nivel, España creció y fue más dañino contra un adversario que renunció a atacar y se dedicó a sostener la ventaja.

Oyarzabal no pudo conectar con un cabezazo en el punto penal tras un pase de Olmo. Después, esta misma sociedad volvió a complicar a Italia: los roles se invirtieron y Oyarzabal asistió a Olmo para que el delantero defina desviado.

A los 80 cayó el empate. Con una pared en velocidad entre Olmo y Morata, el artillero español en esta Euro quedó mano a mano contra Donnarumma y estampó el 1-1 con una fría definición en el área.

Los penales fueron la carta de Italia para terminar la historia

En el tiempo extra prácticamente no existieron chances de gol. Con España dominador, pero sin frescura para dañar y con la Azzurri en modo catennaccio, solamente hubo un remate cruzado y afuera de Gerard Moreno.

La definición desde los doce pasos fue la instancia terminal para la primera semifinal del campeonato. Allí, los jugadores italianos aguantaron mejor la presión y tuvieron mayor precisión después de comenzar abajo en la serie por el penal que Simón le contuvo a Manuel Locatelli.

Gianluigi Donnarumma está a punto de contenerle el remate al español Álvaro Morata para darle la ventaja a Italia en la Eurocopa en el estadio de Wembley, Londres, Inglaterra, el 6 de julio de 2021.
Gianluigi Donnarumma está a punto de contenerle el remate al español Álvaro Morata para darle la ventaja a Italia en la Eurocopa en el estadio de Wembley, Londres, Inglaterra, el 6 de julio de 2021. © Carl Recine / Reuters

Sin embargo, rápidamente Olmo disparó por arriba del travesaño y no aprovechó el yerro del rival. En el cuarto remate, Donnarumma retuvo un endeble tiro de Morata para mantener un 3-2 favorable y fue Jorginho, con una notable calidad, quien dejó sentado a Simón y ajustició 4-2 a España para alcanzar la final.

Ahora, aún con el rival pendiente entre Inglaterra y Dinamarca, Italia intentará alcanzar la gloria. Esa que, en las ediciones del 2000 y 2012 se le escurrió por muy poco y terminó calzando la medalla del segundo puesto.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24