La número uno del mundo Ashleigh Barty conquista Wimbledon y obtiene su segundo Grand Slam

La australiana Ashleigh Barty besa el trofeo Venus Rosewater Dish después de ganar Wimbledon 2021. Londres, Reino Unido, el 10 de julio de 2021.
La australiana Ashleigh Barty besa el trofeo Venus Rosewater Dish después de ganar Wimbledon 2021. Londres, Reino Unido, el 10 de julio de 2021. AFP - PETER NICHOLLS

La número uno del mundo, Ashleigh Barty, se convirtió en la primera mujer australiana en ganar el título de individuales de Wimbledon en 41 años este sábado, tras derrotar a la checa Karolina Pliskova 6-3 6-7 (4) 6-3 en la final.

Anuncios

Con tan solo 25 años, la australiana logró su segundo título de Grand Slam, después de que en 2019 venciera en el Roland Garrós. Es la primera tenista de su país en ganar Wimbledon desde que lo hizo Evonne Goolagong en 1980.

Barty venció a Pliskova por 6-3 6-7 (4) 6-3 y con ello se lleva su primer gran título desde el inicio de la pandemia. Con un juego espléndido, hizo sufrir a Pliskova con un golpe tras otro y la obligó a meter varios golpes ganadores seguidos

La checa dejó caer los 14 primeros puntos del partido y se puso 4-0. A partir de un mal juego de Barty, que supuso el 4-1, Pliskova se empezó a asentar y aunque maquilló el marcador con el 6-3, la australiana sumó doce golpes ganadores en ese parcial, mientras Pliskova solo conectó dos.

Pliskova se encontró con un muro e intentó torearlo cuando vio que se acercaba una derrota. Barty dispuso de 3-1 a favor en la segunda manga, pero comenzó a sufrir por sus propios errores. Habría podido cerrar el título con 6-5 pero se equivocó y regaló dos pelotas a su rival.

La final se puso más interesante de lo imaginado. De un momento a otro, Pliskova había logrado igualar el desenlace de la competición y el evento se convirtió en la primera final femenina de Wimbledon en irse a tres sets desde 2012, cuando Serena Williams derrotó a la polaca Agnieszka Radwanska.

Pero la pelea se derrumbó. Barty retomó el control de la pista y Pliskova empezó a retroceder. La checa dejó que Barty empezara un set más con ventaja, algo de lo que no se pudo reponer. La primera vez había salido del paso, pero una segunda fue imposible, Barty no volvió a hacer movimientos en falso. 

La australiana negó así una victoria que deja a Pliskova con la maldición de haber logrado ser la número uno pero sin conquistar un solo Grand Slam. Barty, por su parte, ahora ya ha demostrado que puede vencer tanto en la tierra de París como en la hierba de Londres. 

Tras tener la victoria en la mano, la australiana cayó de rodillas y rompió a llorar, diciendo más tarde que no podía recordar lo que sucedió en un punto de partido. "Ella (Pliskova) sacó lo mejor de mí hoy", aseguró la vencedora, quien dijo también que aunque no había podido dormir la noche anterior, se sintió "como en casa en la cancha".

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24