Saltar al contenido principal

En imágenes: La pandemia marca la celebración del Eid al-Adha más distanciado

Una mascarilla de protección permanece en el suelo, durante la oración del Eid al-Adha en la mezquita de la Cúpula de la Roca, en Jerusalén, el 31 de julio de 2020. © Mahmoud Illea / AP

También denominada 'Celebración del Sacrificio', la segunda gran fiesta musulmana del año no ha podido deshacerse del coronavirus. Pese a este, pese al cierre de las mezquitas, la distancia y las mascarillas, en todos los rincones del mundo millones de musulmanes festejarán hasta el 3 de agosto el sacrificio y la voluntad de Alá, en unas instantáneas de oraciones y degollaciones de animales que pasarán a la historia.

Anuncios
Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.