Economía

El Covid-19 llevó a Estados Unidos a una recesión económica desde febrero

Un pasajero camina por el aeropuerto nacional Reagan en Washington, EE. UU., mientras la nueva pandemia de coronavirus mantiene la economía contraída.
Un pasajero camina por el aeropuerto nacional Reagan en Washington, EE. UU., mientras la nueva pandemia de coronavirus mantiene la economía contraída. REUTERS - Kevin Lamarque

La Oficina Nacional de Investigación Económica, que actúa como árbitro para determinar los ciclos económicos en Estados Unidos, concluyó que existen las condiciones para catalogar el episodio actual de la economía como una recesión.

Anuncios

Técnicamente, para que un país entre en recesión, debe cumplir una condición básica: que su economía se haya contraído durante dos periodos consecutivos. Y, aunque en Estados Unidos no ha sucedido, el terreno ya está abonado.

El Comité de Ciclo de Negocios de la Oficina Nacional de Investigación Económica, aseguró que el país ya entró en recesión, incluso sin haber visto todavía su Producto Interno Bruto caer durante dos trimestres.

La explicación: no solo el PIB importa. También otros factores el empleo y la producción. Y la pandemia del coronavirus y sus consecuentes medidas de confinamiento han derrumbado estos indicadores.

“La magnitud sin precedentes de la disminución del empleo y la producción, y su amplio alcance en toda la economía, justifica la designación de este episodio como una recesión”, dijo la oficina que actúa como árbitro para determinar los ciclos económicos en Estados Unidos.

El comité reconoció que la pandemia y la respuesta de salud pública resultaron en una desaceleración con características y dinámicas diferentes a las recesiones anteriores.

Menos empleo, más contracción

El PIB de Estados Unidos cayó a una tasa anualizada de 4,8% en los primeros tres meses del año y los analistas esperan que en el periodo de abril a junio la caída sea aún peor.

Entre tanto, la tasa de desempleo en febrero, del 3,5%, había sido la más baja en 50 años. Sin embargo, el Covid-19 la disparó al 14,7% en abril (el peor registro desde la Gran Depresión) y al 13,3% en mayo.

Una recesión es definida técnicamente como una disminución significativa de la actividad económica que se extiende por toda la economía, que se nota sobre todo en la producción y el empleo.

Según este organismo, en cuyo comité participan prestigiosos economistas, en febrero de este año se produjo “un pico en la actividad económica que marca el final de la expansión iniciada en junio de 2009 y el inicio de una recesión”.

Esta última expansión, que empezó desde que se comenzó a superar la crisis económica mundial de 2009, y que duró 128 meses, fue la más larga en la historia de los ciclos económicos de Estados Unidos, que data de 1854.

Con Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24