Economía

Argentina y sus acreedores se alejan de un acuerdo sobre la reestructuración de deuda

El presidente de Argentina luce una máscara facial con los colores de la bandera nacional en la residencia presidencial en Buenos Aires, el 10 de junio de 2020.
El presidente de Argentina luce una máscara facial con los colores de la bandera nacional en la residencia presidencial en Buenos Aires, el 10 de junio de 2020. AFP - ESTEBAN COLLAZO

A un día de que se cumpla el plazo para sellar un acuerdo sobre el canje de deuda, el Gobierno argentino reconoció que la contrapropuesta de sus acreedores no es compatible con su sostenibilidad fiscal, mientras que los tenedores de bonos amenazan con acudir a instancias legales.

Anuncios

A pocas horas de que se cumpla la cuarta prórroga de las negociaciones entre el Gobierno argentino y sus acreedores privados sobre un canje de deuda, todavía es mucho lo que falta por acordar.

Ni el Ejecutivo liderado por Alberto Fernández, ni los tenedores de bonos a quienes les adeudan 66.238 millones de dólares, consideran que la propuesta de su contraparte se ajusta a sus necesidades.

Una propuesta inicial del Gobierno argentino presentada el 21 de abril fue rechaza por sus prestamistas, y posteriormente mejorada en al menos dos ocasiones.

France 24
France 24 © France 24

Sin embargo, las conversaciones se enfriaron y parece ser que el plazo para negociar se va a prorrogar de nuevo.

Un acuerdo que no le sirve a ninguna de las partes

En la noche del miércoles 17 de junio, el Ministerio de Economía lanzó un comunicado en el que señalaba que entregó a los inversores una propuesta a la que respondieron "proponiendo ajustes" con los que Argentina "no puede comprometerse de manera razonable".

"Algunos de los cuales son ampliamente inconsistentes con el marco de sostenibilidad de deuda que necesita la República para restaurar la estabilidad macroeconómica y para avanzar con un programa con el Fondo Monetario Internacional", señaló la cartera económica de Argentina, país que cumple dos años en una grave recesión.

El Grupo Ad Hoc, uno de los tres mayores conglomerados de acreedores, afirmó que a pesar de que ha hecho "todo lo posible para llegar a un acuerdo viable", las autoridades argentinas "han optado por profundizar innecesariamente el deterioro económico actual" al rechazar una propuesta que, aseguran, busca "una solución sensata y sostenible al problema de la deuda".

"Dado el fracaso de las negociaciones, nuestro grupo está considerando todos los derechos y recursos legales disponibles en nuestra capacidad como fiduciarios para los millones de ahorradores que servimos en todo el mundo", concluye el comunicado, en el que se lamenta que las autoridades hayan elegido “permanecer en incumplimiento de pagos (default)”.

En efecto, Argentina no ha podido honrar los más recientes vencimientos de intereses de su deuda. Y poco le conviene tener de enemigo a un mercado internacional al que puede necesitar en cualquier momento para que le preste dinero.

France 24 con EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24