Saltar al contenido principal
Economía

Cuba elimina el gravamen del 10% al uso de dólares para sortear la crisis del Covid-19

Personas retiran efectivo el viernes 17 de julio de 2020 de un cajero del Banco Metropolitano en La Habana (Cuba).
Personas retiran efectivo el viernes 17 de julio de 2020 de un cajero del Banco Metropolitano en La Habana (Cuba). EFE - Ernesto Mastrascusa

El impuesto al uso de dólares está vigente desde 2004 en la isla, cuya economía depende en gran parte de las remesas. El presidente Miguel Díaz-Canel anunció que, a partir del 20 de julio próximo, el gravamen será eliminado para promover el consumo y reactivar la ya de por sí golpeada economía.

Anuncios

Si hay un país de América Latina que no necesitaba del coronavirus para entrar en crisis, es Cuba. Su economía ya venía malherida por sus crónicas deficiencias estructurales, la reducción del sostén económico venezolano y el endurecimiento del embargo de Estados Unidos.

En un intento por mitigar los nuevos efectos de la pandemia, agravados por la parálisis del turismo, el presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, anunció que permitirá que algunas tiendas vendan alimentos, elementos de higiene personal y otros bienes de consumo en dólares estadounidenses, así como la eliminación del impuesto que, desde 2004, rige para las operaciones en esta moneda.

"¿Por qué Cuba no tiene más divisas? Entre otras cosas por el bloqueo, por la persecución financiera, porque no podemos exportar todo lo que queremos (…) porque cuando gestionamos un crédito tratan de quitarlo, tratan de que no llegue combustible y tenemos que comprar en otros lados", advirtió el mandatario al referirse a las sanciones vigentes impuestas por la Casa Blanca.

La medida entra en vigencia el lunes 20 de julio, justo cuando gran parte del país, con excepción de La Habana y su vecina provincia de Mayabeque, entrará en la última fase de desconfinamiento.

En octubre de 2019, ya se habían dado los primeros pasos. El Gobierno inició la venta en divisas de artículos electrónicos y piezas de coches, y los cubanos pudieron abrir cuentas en monedas extranjeras, en las que los beneficiarios podían recibir transferencias desde el exterior o hacer depósitos en efectivo.

Pero quienes depositaban su dinero en esas cuentas en dólares estadounidenses (y no en euros, por ejemplo) estaban en desventaja y perdían el 10% de la cantidad real que ingresaban.

Actualmente, en Cuba hay dos monedas en circulación, el peso y el peso convertible, que está valorado en 24 pesos. La posesión del dólar y otras monedas negociables es legal, pero anteriormente no se consideraban de curso legal para las compras.

Una promesa que tardó cuatro años en cumplirse

El Gobierno de Cuba materializa así una promesa hecha hace cuatro años por su antecesor Raúl Castro y el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la histórica visita de marzo de 2016 que enmarcó el momento más cálido de las relaciones binacionales en décadas.

En ese entonces, se dijo que la eliminación del impuesto estaría condicionada a la posibilidad de que la isla pudiera realizar transacciones internacionales en esa moneda, algo que nunca llegó a ocurrir.

Díaz-Canel aseguró que "hay desabastecimiento en las tiendas porque Cuba no tiene divisas", al tiempo que negó que el hecho de suprimir el gravamen llevará a una "dolarización" de la economía.

Con EFE y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.