Saltar al contenido principal
Economía

Colombia y Bolivia quieren seguir a Chile y permitir un retiro parcial de las pensiones

Cientos de personas hacen fila el 30 de julio de 2020 en Santiago de Chile para gestionar el retiro del 10% de sus ahorros pensionales, luego de que el Congreso diera su aprobación.
Cientos de personas hacen fila el 30 de julio de 2020 en Santiago de Chile para gestionar el retiro del 10% de sus ahorros pensionales, luego de que el Congreso diera su aprobación. REUTERS - IVAN ALVARADO

Desde que Chile comenzó el jueves a recibir solicitudes para el retiro de hasta el 10% de los ahorros previsionales, la mitad de los afiliados ha gestionado el trámite con éxito. Por ello, países como Colombia y Bolivia pretenden sumarse a la iniciativa a través de proyectos de ley.

Anuncios

Legisladores de Colombia y Bolivia quieren seguir los pasos de Chile y, por vía de proyectos de ley, aprobar el retiro parcial de los ahorros pensionales, como una manera de hacerle frente a la crisis originada por la pandemia de Covid-19.

Después de que Perú permitiera desde abril que los ciudadanos accedan al 25% de sus fondos previsionales, Chile hizo lo propio, por medio de un polémico proyecto de ley sancionado a regañadientes por el presidente Sebastián Piñera, quien siempre ha estado en desacuerdo con la medida.

Desde este jueves se habilitó el registro de solitudes en el país austral y en apenas dos jornadas, la mitad de los afiliados al sistema gestionó el retiro, de acuerdo con la Superintendencia de Pensiones. Es decir, unos 5,4 millones de ciudadanos.

Otros países que quieren seguir el ejemplo

Una vez aprobada la iniciativa en Chile, el gobierno de México, que ya permite el retiro parcial de los fondos para la vejez, radicó un proyecto para reducir el número de semanas de cotización.

En Bolivia, todavía no se ha logrado un consenso entre parlamentarios para iniciar el trámite del proyecto de ley, mientras que, en Colombia, ya fue radicado, pero no ha sido discutido por primera vez en el Congreso.

“El proyecto busca un retiro parcial ante la crisis del Covid-19, que aplicaría única y exclusivamente para unos 8,6 millones de afiliados que aparecen como inactivos en los fondos de pensiones privados, que son generalmente personas desempleadas o independientes”, dijo a Reuters Harry González, representante a la Cámara por el Partido Liberal y uno de los impulsores del proyecto.

El gremio colombiano de fondos privados alertó sobre el impacto negativo de la propuesta legislativa en el ahorro de las personas.

“Eso implica destruir ahorro de largo plazo, inversiones que ya estaban hechas para que la persona lo consuma en un periodo muy corto y eso en temas macroeconómicos tiene un impacto monumental, que es algo que simplemente nos pone en una situación peor a la que estábamos inicialmente”, dijo Jorge Llano, vicepresidente técnico de Asofondos, a un canal de televisión local.

En este último país, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) administraban ahorros pensionales por unos 273 billones de pesos (73.448 millones de dólares) al cierre de junio.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.