Economía

Bruselas vs. Silicon Valley: una lucha fiscal que se agrava en medio de la pandemia

Los logotipos de Amazon, Apple, Facebook y Google se ven en una foto combinada de los archivos de Reuters.
Los logotipos de Amazon, Apple, Facebook y Google se ven en una foto combinada de los archivos de Reuters. REUTERS - REUTERS FILE PHOTO

La investigación que inició la Comisión Europea por la compra de Google de la empresa tecnológica de salud y deporte Fitbit es la más reciente fricción en una deteriorada relación entre el bloque comunitario y las grandes tecnológicas estadounidenses.

Anuncios

Si las fricciones entre la Comisión Europea y las grandes empresas tecnológicas de Estados Unidos han sido innegables en los últimos años, con la pandemia del coronavirus se han hecho todavía más evidentes.

Desde la tributación declarada por la actividad de estas empresas en los estados miembros, hasta las posibles operaciones monopolísticas, están en la mira del bloque comunitario.

Con una necesidad cada vez más apremiante de recursos para atender la crisis, la Unión Europea está pensando acelerar la imposición de gravámenes a estas multinacionales.

La discusión se ha desarrollado en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero hace unas semanas Estados Unidos decidió retirarse, argumentando que no habían tenido suficientes avances.

Impuestos que se castigan… con más impuestos

El gravamen digital “tiene que ver con la acumulación de poder que tienen estas empresas”, dijo a France 24 Erick Behar-Villegas, profesor de Economía de la Universidad Internacional de Ciencias Aplicadas de Berlín.

“Lo que sucedió con Estados Unidos es que al abandonar las negociaciones deja un sinsabor que lleva a la Unión Europea a tomar decisiones unilaterales, que es probablemente lo que se va a ver en el caso de Francia y algunos países que han anunciado estas intenciones como Austria, Italia y España”, agregó.

La Unión Europea puede ver en las grandes tecnológicas una fuente de valiosos recursos justo cuando más lo necesita, bien sea por la vía impositiva o la de imposición de multas por abuso de posición dominante.

El más reciente episodio de esta lucha fiscal tuvo lugar la semana pasada, tras la compra por parte de Google de la empresa tecnológica de salud y deporte Fitbit, una operación que ha motivado la apertura de una "investigación en profundidad" por parte del Ejecutivo comunitario.

Semanas antes, el Tribunal General de la Unión Europea le dio la razón a Apple en segunda instancia, en una pelea con la Unión Europea por más de 13.000 millones de dólares en impuestos no abonados a Irlanda entre 2003 y 2014. “Hay que esperar unos años para una decisión final”, sentenció Erick Behar-Villegas.

France 24 con EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24