Economía

Perú: tensiones entre Gobierno y legisladores se trasladan ahora al tema pensional

Imagen de archivo del presidente de Perú, Martín Vizcarra.
Imagen de archivo del presidente de Perú, Martín Vizcarra. - EFEI0373

La iniciativa legislativa que busca liberar el sistema público de pensiones es el nuevo motivo de disputa entre el Gobierno y el Congreso de Perú. De ser aprobado, cualquier afiliado con menos de 20 años de aportes puede retirar su dinero acumulado.

Anuncios

Las pensiones amenazan con convertirse en el nuevo capítulo de una ya conflictiva relación entre el Gobierno de Perú y el Congreso de la República (que empeoró cuando el presidente Martín Vizcarra disolvió el Legislativo a finales de 2019).

No en vano, los legisladores aprobaron este lunes 24 de agosto interpelar a la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, para que responda sobre las acciones que ha realizado el Ejecutivo en materia económica durante la pandemia del Covid-19.

En la misma sesión, fue discutido un proyecto de ley de origen legislativo, que propone liberar el sistema público de pensiones para que, quienes hayan cotizado menos de los 20 años reglamentarios, puedan disponer de sus ahorros.

En esta nación sudamericana, alrededor de 4,7 millones de personas cotizan para pensión en el sistema público a través de la Oficina de Normalización Previsional, mientras que otros 7,5 millones lo hacen en las administradoras privadas.

En mayo de 2020, ya se había dado visto bueno al retiro de hasta el 25% de lo que tienen los ciudadanos ahorrado en su fondo de pensiones privado. El turno ahora, según el proyecto de ley, es para quienes aportan al sistema público.

El aporte de unos es la pensión de otros

Consultado por France 24, el economista peruano Jorge González Izquierdo explicó que en el sistema público, apenas el 34% de los afiliados cotiza y el resto ya está jubilado y, en el privado, la proporción es del 44%.

El costo total de las devoluciones propuestas puede ascender a alrededor de 7.500 millones de soles (unos 2.100 millones de dólares), una cantidad que a la ONP le tomaría más de dos años en recaudar, según el Instituto Peruano de Economía (IPE).

“El problema es que el sistema público usa ese dinero para financiar a los que hoy en día están jubilados, y si les quitan ese dinero, el problema es cómo van a financiar a los que ya están jubilados", agregó Jorge González.

De ahí que, quienes se oponen a la iniciativa, argumenten que miles de pensionados corren el riesgo de quedarse sin pensión.

"Invocamos a la reflexión, a pensar en el país de hoy y de mañana. No podemos hipotecar el futuro del país ni las pensiones de los peruanos. Tampoco enfrentar a los peruanos de hoy con los peruanos del mañana", manifestó a la emisora local RPP Noticias la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Neyra.

Después de la discusión en el Congreso, y de ser aprobado, el proyecto de ley pasará a sanción del presidente Martín Vizcarra, a quien le quedan dos opciones: objetarla, o firmarla a regañadientes, como ya lo hizo con el primer proyecto similar aprobado en mayo.

France 24 con EFE y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24