Economía

Internet: un lujo que no se pueden dar tres de cada diez habitantes de América Latina

Óscar Hernández, de 5 años, sigue una clase televisada en casa en Chilcuautla, estado de Hildalgo, México, el 24 de agosto de 2020.
Óscar Hernández, de 5 años, sigue una clase televisada en casa en Chilcuautla, estado de Hildalgo, México, el 24 de agosto de 2020. REUTERS - HENRY ROMERO

Un estudio de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe advierte que "las brechas de acceso condicionan el derecho a la salud, la educación y el trabajo, al tiempo que pueden aumentar las desigualdades socioeconómicas" en la región.

Anuncios

América Latina no solo es la región más afectada por la pandemia del Covid-19 en términos de salud, sino en los campos económico y social. Pero el virus desnudó un nuevo mal: la amplia desigualdad en el acceso a las nuevas tecnologías.

Basada en datos de 2019, la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) reveló que el 66,7% de los habitantes de la región tiene conexión a internet, en una época en la que los gobiernos están impulsando el estudio a distancia y el teletrabajo para prevenir el contagio del virus.

Sin embargo, el tercio restante tiene un acceso limitado (o no lo tiene) a las tecnologías digitales debido a su condición económica y social, en particular su edad y localización. Además, el 46% de los niños y niñas de entre 5 y 12 años vive en hogares que no están conectados.

France 24
France 24 © France 24

En 12 países de la región, la cifra de los hogares con ingresos más altos que tiene conexión a Internet es un 81%, en promedio; pero la proporción de los hogares de escasos recursos es tan baja como el 38%, agrega la investigación.

Cepal propone que gobiernos entreguen canasta básica digital

La propuesta del organismo para afrontar la crisis es que los gobiernos provean a sus ciudadanos de una canasta básica de tecnologías de la información y las comunicaciones para garantizar y universalizar la conectividad digital.

Esta canasta estaría integrada por un computador portátil, un teléfono inteligente, una tableta y un plan de conexión para los hogares no conectados, con un costo anual estimado en un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB) promedio regional.

Pero el acceso al internet no es la única barrera. También lo es la velocidad del servicio, a la que se sumó el aumento de tráfico durante la pandemia.

En junio pasado, el 44% de los países de la región no alcanzó los requerimientos para una descarga que permita desarrollar varias actividades al mismo tiempo, un requisito fundamental para el teletrabajo.

Según el reporte, en Europa y los Estados Unidos el 40% de los empleados pueden realizar su labor por internet, cifra que cae al 21,3% en América Latina.

Con EFE, Reuters y AP

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24