Saltar al contenido principal
Economía

Brexit: Parlamento británico desafía las negociaciones con aprobación de polémica ley

E
l vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el canciller británico del ducado de Lancaster, Michael Gove, sostienen conversaciones sobre el Brexit en Bruselas, Bélgica, el 28 de septiembre de 2020.
E l vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el canciller británico del ducado de Lancaster, Michael Gove, sostienen conversaciones sobre el Brexit en Bruselas, Bélgica, el 28 de septiembre de 2020. REUTERS - POOL

La Cámara de los Comunes dio luz verde a la legislación que le permitirá al Gobierno de Boris Johnson modificar unilateralmente el acuerdo de divorcio con la Unión Europea, en lo relacionado con la frontera entre las dos Irlandas.

Anuncios

A medida que avanza la novena ronda de negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea sobre un acuerdo comercial post-Brexit, las partes parecen alejarse, en lugar de marchar hacia un consenso.

Este martes 29 de septiembre, mientras que los negociadores discutían a contrarreloj en Bruselas, la Cámara de los Comunes aprobaba en Londres la polémica ley que le permite al Reino Unido saltarse algunos de los compromisos adquiridos con la Unión Europea.

Si se convierte en ley, la Ley de Mercado Interior le dará al Reino Unido el poder de ignorar parte del tratado del Brexit que trata sobre el comercio hacia y desde Irlanda del Norte, que comparte una frontera de 500 kilómetros con Irlanda.

Los líderes de la Unión Europea temen que eso pueda llevar a la reimposición de una frontera terrestre dura y erosionar la estabilidad que impera en la región desde el acuerdo del Viernes Santo de 1998 en Irlanda del Norte.

El Gobierno de Boris Johnson dice que respeta los acuerdos, pero busca establecer una "red de seguridad" en caso de que la Unión Europea haga exigencias irrazonables que impidan el comercio entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

Una última oportunidad para lograr un acuerdo

Con ese oscuro telón de fondo, los negociadores se sentaron en Bruselas este martes para su ronda final de negociaciones comerciales.

La sesión debería culminar este viernes, pero se espera que continúe de manera informal hasta la cumbre de la Unión Europea prevista para el 15 y 16 de octubre, que Boris Johnson ha establecido como fecha límite para el acuerdo.

El período de transición que siguió a la salida de Gran Bretaña del bloque, el 31 de enero, termina en menos de 100 días, el 31 de diciembre. Lo que se está discutiendo son las reglas que regirán el comercio bilateral a partir de entonces.

El desafío británico a las negociaciones

Que Londres retire el proyecto aprobado por la Cámara de los Comunes es una de las principales exigencias del bloque comunitario para conservar un tono amigable en las conversaciones.

La Unión Europea ha amenazado con emprender acciones legales si Reino Unido no abandona su plan, pues alega que éste “viola el acuerdo de divorcio legalmente vinculante que ambas partes alcanzaron a fines del año pasado”.

No obstante, los legisladores del Reino Unido votaron 340 a 256 para impulsar la legislación, lo que, de inmediato, provocó reacciones.

El ministro alemán para Europa, Michael Roth, cuyo país ocupa actualmente la Presidencia de la Unión Europea, dijo que esta maniobra legislativa estaba "arrojando una sombra oscura sobre las negociaciones en curso".

La disputada legislación todavía debe pasar por la cámara alta del Parlamento (Cámara de los Lores) antes de convertirse en ley. Pero todavía no se ha fijado una fecha para iniciar el debate.

Con EFE, AP y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.