Saltar al contenido principal
Economía

México: nuevo etiquetado de alimentos busca reducir altos índices de obesidad

Vista general del nuevo etiquetado en los alimentos procesados en Ciudad de México (México).
Vista general del nuevo etiquetado en los alimentos procesados en Ciudad de México (México). EFE - José Pazos

Este jueves primero de octubre de 2020 entró en vigencia una ley que obliga a que los productos industrializados y bebidas azucaradas tengan un rótulo que especifique si sus características nutricionales superan el valor establecido.

Anuncios

Un símbolo octagonal de fondo negro y borde blanco les dirá a los mexicanos si el alimento que van a consumir tiene altos contenidos de calorías o azúcares, una medida que busca detener los índices de obesidad en un país en el que siete de cada diez adultos, y tres de cada diez niños, la padecen.

La nueva Norma Oficial Mexicana 051, premiada por Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS), exige a la industria de alimentos incluir advertencias frontales sobre las características nutricionales, si éstas superan los niveles establecidos.

El empaque deberá decir alimento con "exceso de", seguido de la característica que se tenga que destacar ya sea grasas, saturadas, sodio o azúcares, así como la presencia de edulcorantes, entre otras.

Vista general del nuevo etiquetado en los alimentos procesados en Ciudad de México (México).
Vista general del nuevo etiquetado en los alimentos procesados en Ciudad de México (México). EFE - José Pazos

"Es un etiquetado muy fácil de entender, muy claro, y que no requiere de toda esta complejidad de información nutricional para tomar una decisión rápida en el momento de compra", dice Paulina Magaña, investigadora de la Alianza por la Salud Alimentaria y el Poder del Consumidor.

Un modelo efectivo en Chile que eleva tensiones entre Gobierno e industria

La norma 051, producto de una reforma a la Ley General de Salud de 2019, se basó en un modelo adoptado en 2016 por Chile, que ha tenido resultados aplaudidos por los especialistas en salud y preocupantes para la industria.

Desde su entrada en vigencia, la compra de bebidas azucaradas cayó 25%, la de postres envasados 17% y el contenido promedio de azúcares en los productos se redujo en un 25%, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Chile y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Cuando se anunció la medida en México, la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca) denunció que al sector le costaría más de 270 millones de dólares cambiar el etiquetado de los productos.

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA), por su parte, argumentó que la norma afectaría 42.000 toneladas de producción de alimentos al año.

Más de una vez, el Gobierno de México ha llamado "veneno embotellado" a los refrescos y ha pedido consumir lo "natural".

En particular, atribuye a la mala alimentación la mortalidad cercana al 10% de la pandemia en el segundo país con mayor índice de obesidad, y en el que casi una quinta parte de los 78.000 muertos por Covid-19 padecía hipertensión o diabetes.

Con EFE y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.