Saltar al contenido principal
DIARIO PRESIDENCIALES EE. UU.

Día 9: la pandemia afecta de nuevo a la campaña de los republicanos en EE. UU.

Los candidatos a la Vicepresidencia, el republicano Mike Pence (d) y la demócrata Kamala Harris (i), debatieron en Utah, Estados Unidos, el 7 de octubre de 2020.
Los candidatos a la Vicepresidencia, el republicano Mike Pence (d) y la demócrata Kamala Harris (i), debatieron en Utah, Estados Unidos, el 7 de octubre de 2020. © Justin Sullivan / Reuters

Cinco miembros del equipo de trabajo del vicepresidente Mike Pence dieron positivo por Covid-19 y, sin embargo, el funcionario republicano continúa con sus mítines políticos. Además, el jefe de gabinete de la Casa Blanca reconoció que el Gobierno no puede controlar el virus, a lo que la campaña de Joe Biden respondió que esto muestra que la estrategia del presidente Donald Trump solo es esperar a que la pandemia desaparezca.

Anuncios

Quedan menos de dos semanas para que terminen las votaciones populares en las que se espera que participen 150 millones de estadounidenses. Los republicanos y los demócratas, en cabeza de Donald Trump y Joe Biden respectivamente, siguen a toda marcha sus giras políticas por el país, yendo cada día a estados diferentes. 

Sin embargo, el Covid-19 ha sido un obstáculo para los mismos candidatos. Trump tuvo que pausar por unos días su candidatura a inicios de octubre cuando contrajo el virus y la candidata demócrata a la vicepresidencia Kamala Harris cesó sus actividades durante cuatro días luego de que dos miembros de su equipo dieran positivo. Ahora el turno es para el círculo cercano del vicepresidente que aspira a la reelección, Mike Pence, aunque a diferencia de los casos anteriores, el candidato no pausó su agenda. 

A continuación, las noticias más relevantes de este 25 de octubre sobre la carrera por las elecciones presidenciales en Estados Unidos: 

  • Mike Pence continúa sus giras a pesar de que hay cuatro casos de Covid-19 en su equipo

El coronavirus en sus círculos más cercanos no detiene las giras que adelanta el vicepresidente Mike Pence por todo el país. Este sábado se confirmó que March Short, su jefe de gabinete; Marty Obst, su asesor político; y otros tres funcionarios más que trabajan con Pence, dieron positivo por Covid-19.

Sin embargo, la Casa Blanca explicó que el vicepresidente y su esposa Karen dieron negativo, y que continuarán sus viajes por todo el país a pesar de haber estado a menos de dos metros de distancia durante los dos días anteriores en los que se confirmó el diagnóstico de Short. 

"Aunque se considera que el vicepresidente Pence tuvo un contacto estrecho con el señor Short, por consultas con la Unidad Médica de la Casa Blanca (se decidió que) el vicepresidente continuará con su cronograma siguiendo las guías de los CDC para el personal esencial", dijo en un comunicado Devin O’Malley, vocero de Pence.

Los lineamientos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) a los que se refiere dictaminan que, si bien se recomienda que una persona entre en cuarentena 14 días cuando ha estado en contacto estrecho con alguien que dio positivo, las reglas cambian para los trabajadores esenciales. "Se puede permitir que los trabajadores de infraestructura crítica continúen trabajando después de una posible exposición al Covid-19, siempre que permanezcan asintomáticos y se implementen precauciones adicionales para protegerlos a ellos y a la comunidad", indican la guía.

Aunque los CDC establecen que los trabajadores esenciales incluyen a aquellos que apliquen la ley, no menciona específicamente que las campañas políticas se consideren como una de las labores fundamentales. A pesar de ello, el Gobierno le dio el estatus de trabajador esencial al vicepresidente Pence, según le dijo a CNN Mark Meadows, jefe de gabinete de la Casa Blanca.

Por eso, horas después de conocerse el diagnóstico de quien ejerce como su mano derecha, el vicepresidente viajó a Carolina del Norte para realizar un mitin de la campaña para la reelección. De allí, partirá a Hibbing, Minnesota, el lunes. 

La decisión de continuar con la campaña republicana le valió a Pence varias críticas, una de ellas por parte de su contrincante, la demócrata Kamala Harris. La aspirante a vicepresidenta aseguró desde Detroit que Pence "debería seguir los lineamientos". Ella también estuvo en la situación del republicano y, a diferencia de él, cuando dos miembros de su campaña fueron diagnosticados con Covid-19, Harris se aisló durante cuatro días

Kamala Harris suspendió su campaña debido a dos casos de Covid-19 detectados en su equipo de trabajo.
Kamala Harris suspendió su campaña debido a dos casos de Covid-19 detectados en su equipo de trabajo. © Jeff Kowalsky / AFP

Trump, por su parte, no quiso pronunciarse sobre si Pence debería suspender sus viajes. Cuando los periodistas le preguntaron en Maine qué opinaba al respecto, solo contestó que deberían "hacerle esa pregunta a él (al vicepresidente)".

  • El Covid-19 vuelve al debate tras la declaración de que el Gobierno no lo controlará 

Uno de los temas que más ha utilizado la campaña de Joe Biden para criticar la actual administración de Donald Trump es su manejo de la pandemia. Y ahora una frase volvió a poner al Covid-19 en el centro de las discusiones. "No vamos a controlar la pandemia. Vamos a controlar el hecho de que recibamos vacunas, terapias y otras áreas de mitigación", sostuvo en CNN Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca.

Cuando el periodista Jake Tapper le contrapreguntó a Meadows por qué el Gobierno no controlaría el Covid-19, el funcionario respondió que se debía a que este era un virus contagioso. 

Más adelante, Tapper cuestionó si parte de los esfuerzos oficiales por contener el brote era hacer campañas por todo el país sin mascarilla, puesto que Trump no suele portar una durante sus mítines. "Lo que tenemos que hacer es asegurarnos de tener los factores de mitigación adecuados... asegurarnos de que la gente no muera por esto", respondió el jefe de gabinete. 

Después de estas declaraciones, la campaña de Joe Biden publicó un comunicado en el que la postura de Meadows realmente representa lo que ha hecho el presidente hasta ahora para contener el Covid-19. "Esto no fue un desliz de Meadows, fue un reconocimiento sincero de cuál ha sido claramente la estrategia del presidente Trump desde el comienzo de esta crisis: ondear la bandera blanca de la derrota y esperar que al ignorarla, el virus simplemente desaparezca. No lo ha hecho y no lo hará", señaló el escrito.

La controversia llega además luego de dos días en los que Estados Unidos registró sus peores estadísticas durante la pandemia de contagios diarios, al contabilizar cerca de 84.000 nuevos diagnósticos positivos el viernes y casi 80.000 el sábado. 

  • Ya votaron casi la mitad de todos los electores que participaron en las presidenciales de 2016

Los cantidad de votos anticipados muestran que estas elecciones podrían marcar un récord histórico de participación. El U. S. Election Project estimó que, hasta este domingo, 59 millones de estadounidenses ya enviaron su voto por correo o acudieron a las urnas antes de la fecha destinada (3 de noviembre) para elegir a su candidato favorito. 

Esa cifra representa el 43% de todos los electores que votaron en las presidenciales de 2016, cuando votaron cerca de 138 millones de personas.

Informe desde Miami: En EE. UU. ya han votado anticipadamente más personas que en 2016
02:18

Por ahora, los estados donde más votos se han depositado son Texas, California y Florida, con un total de 19 millones de boletines electorales entre los tres territorios. 

  • El Congreso comienza la cuenta regresiva para elegir a la jueza Amy Coney Barrett antes de las presidenciales

Con 51 a favor y 48 en contra, el Senado de Estados Unidos aprobó este domingo una moción para ponerle un límite de tiempo a la elección de Amy Coney Barrett como la próxima jueza de la Corte Suprema de Justicia. 

El mecanismo aprobado se trata de la llamada moción de ‘cloture’, una figura que existe en el Congreso estadounidense con la cual los senadores dan 30 horas para que se resuelva una discusión pendiente, en este caso la elección de la jueza.

Por ello, este lunes 26 de octubre sería la votación final para confirmar a Barrett como el reemplazo de la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg. El hecho de que los republicanos tengan la mayoría del Congreso pronostica que Barrett será elegida para el cargo.

La jueza Amy Coney Barrett en la Casa Blanca durante su nominación por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de Justicia, el 26 de septiembre de 2020 en Washington, Estados Unidos.
La jueza Amy Coney Barrett en la Casa Blanca durante su nominación por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de Justicia, el 26 de septiembre de 2020 en Washington, Estados Unidos. © Olivier Douliery / AFP

Aunque el tema parece distante de la campaña presidencial, realmente ha sido una de las pujas más duras entre los demócratas y los republicanos en la carrera electoral. Mientras el mandatario Trump ha impulsado que el Congreso elija a Barrett antes del día final de las votaciones, el 3 de noviembre; los demócratas en el Legislativo y el mismo Joe Biden han insistido en que los aspirantes al Alto Tribunal deben ser elegidos por el próximo presidente del país, por lo que solicitan postergar la elección de la jueza.

Ahora la pelea parece estar definida a favor de los republicanos. Barrett está a un paso de convertirse en la jueza de la Corte Suprema que haga que los conservadores sean mayoría en el tribunal, además de hacer historia al ser la primera persona que el Senado ratifica para esta posición en una fecha tan cercana a las elecciones presidenciales.

Con Reuters, EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.