DIARIO PRESIDENCIALES EE. UU.

Día 7: Trump apela a tres estados donde ganó en 2016 y Biden apuesta por la conquista de Georgia

Archivo-Combinación de imágenes del presidente y aspirante a la reelección, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, durante el último debate presidencial de cara a las elecciones del 3 de noviembre. En Nashville, Tennessee, el 22 de octubre de 2020.
Archivo-Combinación de imágenes del presidente y aspirante a la reelección, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, durante el último debate presidencial de cara a las elecciones del 3 de noviembre. En Nashville, Tennessee, el 22 de octubre de 2020. © Jim Watson/Saul Loeb, AFP

A una semana de las elecciones de EE.UU., el aspirante a la reelección, Donald Trump, apuntó al corazón del medio oeste, al visitar tres estados donde ganó en 2016 y de los que espera mantener el respaldo: Michigan, Wisconsin y Nebraska. Su contrincante, el demócrata Joe Biden, llegó a Georgia para buscar el apoyo del estado, donde un progresista no gana desde 1992. En otras noticias, el magnate y exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg aportará 15 millones de dólares a la campaña del exvicepresidente Biden.

Anuncios

A siete días del 3 de noviembre, los candidatos continúan sin pausa sus giras políticas en todo el país, enfocándose en estados claves que podrían garantizar su victoria. 

Aunque en la nación norteamericana son los 538 delegados del Colegio Electoral quienes eligen al presidente, cada voto ciudadano cuenta porque aquel organismo suele inclinarse por el candidato que gane en las urnas de cada estado. Y a pesar de los récords que ha dejado la votación anticipada, millones de estadounidenses aún no depositan su voto, un botín que ninguno de los candidatos quiere perder.

A continuación, las noticias más relevantes de la carrera por la Presidencia de Estados Unidos este 27 de octubre:

  • Biden y Trump disputan estados clave en la última semana de campaña

Biden salió este martes a la conquista de Georgia, donde un demócrata no gana hace 28 años y Trump buscó retener el apoyo de tres estados que le dieron la victoria en 2016: Michigan, Wisconsin y Nebraska.

El candidato presidencial, Joe Biden, durante un evento de campaña en Atlanta, Georgia, el 27 de octubre de 2020.
El candidato presidencial, Joe Biden, durante un evento de campaña en Atlanta, Georgia, el 27 de octubre de 2020. © Reuters/Brian Snyder

Cuando quedan solo siete días para que los estadounidenses definan quién será su nuevo presidente, Joe Biden llegó a medir su pulso en Georgia. Este estado es tradicionalmente republicano y allí ningún progresista ha ganado desde 1992.

Sin embargo, este año la historia podría cambiar, pues las encuestas muestran una reñida preferencia entre ambos candidatos y Biden intenta dar el último empujón para quedarse con los 16 votos que este estado otorga al total de 270 que debe alcanzar un aspirante para ganar la Presidencia. Biden reconoció que tiene una "oportunidad de luchar" para tomar Georgia.

Rodeado de pinos y banderas, el exvicepresidente dio un discurso solemne en el que quiso perfilarse como el heredero del expresidente Franklin D. Roosevelt y prometió que ayudará a EE.UU. a superar este difícil momento histórico, definido por la polarización política, la pandemia y las protestas contra el racismo.

El expresidente Barack Obama durante un mitin de campaña a favor del candidato demócrata, Joe Biden, en Orlando, Florida, el 27 de octubre de 2020.
El expresidente Barack Obama durante un mitin de campaña a favor del candidato demócrata, Joe Biden, en Orlando, Florida, el 27 de octubre de 2020. © Reuters/Eve Edelheit

Entretanto, en Florida las campañas de Trump y Biden llevaron representantes de peso. Barack Obama, el primer presidente afroamericano de la historia y quien gobernó entre 2009 y 2017 junto a Biden, realizó un mitin en el que instó al voto adelantado.

"No espere. Envíelo por correo o déjelo en un buzón hoy mismo. No se arriesgue. Solo hágalo", enfatizó el exmandatario.

Por el lado de la campaña republicana, en este estado apareció la hija del actual mandatario, Ivanka Trump. "Florida, salgan a votar, díganles que tienen que votar y que los amamos", dijo la también asesora de la Casa Blanca.

El aspirante a la reelección Donald Trump durante un mitin de campaña de cara a las elecciones del 3 de noviembre. En Lansing, Michigan, Estados Unidos, el 27 de octubre de 2020.
El aspirante a la reelección Donald Trump durante un mitin de campaña de cara a las elecciones del 3 de noviembre. En Lansing, Michigan, Estados Unidos, el 27 de octubre de 2020. © Reuters/Jonathan Ernst

Trump, tampoco se quedó atrás y en una maratónica jornada realizó una gira por tres estados que le dieron la victoria en 2016: Michigan, Wisconsin y Nebraska. En Michigan, el republicano hizo promesas de proteccionismo comercial y ayuda a las industrias de combustibles fósiles.

"¡Estas elecciones son una cuestión de supervivencia económica para Michigan!", clamó el jefe de Estado durante un evento de campaña en el aeropuerto de Lansing, la capital estatal. También acusó de nuevo a Biden de querer "abolir la industria petrolera" y prohibir el 'fracking', señalamientos que el demócrata ya ha rechazado.

Esta jornada también marcó el regreso de la primera dama, Melania Trump, a la campaña tras recuperarse del virus de Covid-19, que contrajo junto a Trump y su hijo Barron.

Desde Pensilvania, defendió la gestión de su esposo frente a la pandemia: "Nadie debería promover el miedo a soluciones reales para fines puramente políticos", dijo la esposa del mandatario y acusó a los demócratas de crear división sobre la pandemia.

  • El voto adelantado en EE. UU. supera el 50 % del total de los sufragios de las elecciones de 2016

Más de 70 millones de estadounidenses ya han emitido su voto en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Se trata de más de la mitad de la participación total en los comicios de 2016, según un recuento del Proyecto Electoral de EE. UU., divulgado este martes.

Decenas de personas hacen fila para emitir su voto adelantado de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. En Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos, el 27 de octubre de 2020.
Decenas de personas hacen fila para emitir su voto adelantado de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. En Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos, el 27 de octubre de 2020. © Reuters/Kathleen Flynn

Hace cuatro años, fueron 57 millones de personas las que sufragaron por adelantado, por lo que la de este año representa una cifra récord y cuando aún queda una semana para el día oficial de las votaciones, el próximo 3 de noviembre.

De los ciudadanos que ya sufragaron, 23.131.183 lo hicieron de manera presencial y 46.514.012 por correo, una modalidad criticada por el mandatario y aspirante a la reelección Donald Trump, que sin pruebas ha asegurado que provocaría un fraude.

Además, entre los estados con mayor afluencia a las urnas están Texas con 7,8 millones de votantes, California con 7,4 y Florida con 6,4, que a su vez forman parte de los más poblados del país y por tanto entregan más votos al colegio electoral para la elección final.

  • Bloomberg destina más dinero a la campaña de Biden y un grupo de exfiscales republicanos anuncia su respaldo al demócrata

A tan solo una semana del día general de las elecciones, el demócrata Joe Biden consiguió importantes respaldos para su campaña. El multimillonario Michael Bloomberg, quien fue rival de Biden para lograr la candidatura presidencial, invertirá 15 millones de dólares en anuncios publicitarios en Texas y Ohio para favorecer la campaña demócrata.

La elección de estos estados fueron el resultado de una encuesta que lideró el equipo de trabajo de Bloomberg para identificar en dónde era mejor hacer la apuesta financiera. "Estábamos buscando oportunidades adicionales para expandir el mapa. En nuestra opinión, Texas y Ohio presentan las mejores oportunidades para hacerlo", dijo al 'New York Times' Howard Wolfson, vocero de Bloomberg.

Michael Bloomberg y Joe Biden cubren sus micrófonos mientras conversan durante un descanso en el noveno debate demócrata de candidatos presidenciales de EE. UU. en el Teatro de París en Las Vegas, Nevada, EE. UU., el 19 de febrero de 2020.
Michael Bloomberg y Joe Biden cubren sus micrófonos mientras conversan durante un descanso en el noveno debate demócrata de candidatos presidenciales de EE. UU. en el Teatro de París en Las Vegas, Nevada, EE. UU., el 19 de febrero de 2020. © Mike Blake / Reuters

Los comerciales en Texas serán en inglés y en español para atraer a los votantes latinos, una de las poblaciones más grandes del estado. Además, los anuncios criticarán el manejo de la pandemia por parte de Trump. En Ohio, el Covid-19 también será el tema central junto con la economía. Adicionalmente, Bloomberg aumentará la financiación de las campañas que ya promueve en Florida, donde el multimillonario patrocina 10 anuncios diarios a favor del candidato desde mediados de septiembre.

Más allá del respaldo comercial, este martes Joe Biden también se ganó un público que no suele respaldar al partido demócrata: una veintena de exfiscales republicanos publicaron una carta en la que abiertamente invitan a votar por el demócrata y aseguran que Trump representa un riesgo por haber sido el presidente que más ha politizado la Justicia.

“Creemos que el liderazgo del presidente Trump es una amenaza para el estado de derecho en nuestro país”, escribió el grupo. Dicho colectivo es el más reciente de siete movimientos que lideran los republicanos que se oponen al actual presidente y promueven votar por Biden.

Uno de los más visibles es Votantes Republicanos contra Trump. Casi a la par de la carta de los exfiscales, dicha organización publicó un comercial en donde altos exfuncionarios de la Casa Blanca dicen por qué votarán por el candidato demócrata en vez de apoyar la reelección de Trump.

Según los antiguos trabajadores de la Presidencia, el mandatario usó palabras que motivaron la violencia de los supremacistas blancos y le pidió al experto en infecciones Anthony Fauci que se detuviera en sus recomendaciones frente al Covid-19 porque la economía se iba a frenar. “Si se hubiera tomado en serio esta pandemia, hubiera salvado vidas”, explicó en el anuncio Olivia Troye, exasesora de la Vicepresidencia para la Seguridad Nacional y el Contraterrorismo.

En ocasiones anteriores, la campaña de Trump ha descrito a los grupos liderados por republicanos que hacen campaña por Biden como exfuncionarios descontentos que “intentan derrocar al presidente de Estados Unidos debidamente electo”.

  • Barrett prestó juramento en la Corte Suprema donde le aguardan asuntos relacionados con Trump

Amy Coney Barrett fue juramentada formalmente este martes como la novena magistrada de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

La ceremonia se realizó en privado y estuvo dirigida por el presidente del alto tribunal, John Roberts. Tras los dos juramentos que exige la ley federal, un día antes lo hizo desde la Casa Blanca, la abogada conservadora de 48 años ya está apta para comenzar a votar sobre asuntos trascendentales para el país.

Amy Coney Barrett juramenta ante la Corte Suprema de Justicia como su novena magistrada. En Washington, Estados Unidos, el 27 de octubre de 2020.
Amy Coney Barrett juramenta ante la Corte Suprema de Justicia como su novena magistrada. En Washington, Estados Unidos, el 27 de octubre de 2020. © Corte Suprema de Justicia de EE. UU./Vía AP

Sus primeros votos en la corte podrían incluir dos grandes temas que afectan al presidente que la nominó para el cargo. El tribunal se encuentra evaluando una petición de Donald Trump para evitar que el fiscal de distrito de Manhattan obtenga sus declaraciones de impuestos. Además, está considerando los llamados de la campaña de Trump y los republicanos para disminuir el plazo para recibir y contar los votos por correo en Carolina del Norte y Pensilvania.

La próxima semana, el tribunal, al que ahora pertenece Barrett (opositora del derecho al aborto y de fuerte arraigo religioso), también escuchará un cruce de alegatos sobre derechos de la comunidad LGBTI y libertades religiosas.

Además, una audiencia sobre el destino de la Ley del Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare y que Trump ha amenazado con derogar, está en la agenda de los magistrados para el próximo 10 de noviembre. Barrett ya se ha pronunciado en el pasado en contra de esa norma.

"Espero que la terminen", dijo Trump la semana pasada sobre la ley de la era Obama, aunque va en contravía con la preferencia de la mayoría de la opinión pública, según las recientes encuestas.

  • ¿Por qué son relevantes los estados que visitan hoy los candidatos?

El presidente Trump intensificó sus mítines políticos en las últimas semanas, visitando entre dos o tres estados cada día. La gira política del candidato republicano pasará este martes por Michigan, Wisconsin y Nebraska, unos lugares que políticamente tienen un peso importante si Trump quiere quedarse cuatro años más en la Casa Blanca.

La razón de ello en Nebraska son los votos del Colegio Electoral. En Estados Unidos, los ciudadanos no eligen directamente al presidente sino que este obtiene la victoria si se queda con más de 270 votos del llamado Colegio Electoral, formado por delegados de todo el país.

Normalmente, si la mayoría de los delegados de un estado apoyan a un candidato, todos los votos se suman a ese político. Pero hay algunas excepciones como las que tiene Nebraska, pues su distrito de Omaha tiene un voto único. En otras palabras, el voto de este lugar cuenta independientemente del candidato que apoye el resto de los delegados de Nebraska.

Esto es vital porque diferentes análisis apuntan a que Biden podría ganar en Omaha, pero no en todo el estado de Nebraska, que se inclina por Trump. Si la votación nacional del Colegio Electoral llega a ser apretada, Omaha podría marcar la diferencia para definir al presidente. El candidato republicano lo sabe y por eso se muestra optimista y dedicó un viaje al distrito a siete días del 3 de noviembre.

Trump también estará en Michigan y Wisconsin. Aunque el hoy presidente ganó en ambos estados en las elecciones de 2016, lo hizo por un margen muy estrecho de tan solo 8.000 votos en Michigan y menos de 20.000 en Wisconsin. Ahora las encuestas apuntan a que Biden le lleva la ventaja en ambos lugares, por lo que Trump intenta a toda costa no perderlos.

01:52

Mientras el republicano quiere asegurar el respaldo que ya tiene, Biden intenta una estrategia distinta acercándose a los lugares que tradicionalmente han votado en contra de su partido. Este martes, el demócrata está en Georgia, un estado donde los republicanos han ganado las presidenciales desde 1992.

Sin embargo, las encuestas han mostrado que este año la pelea por las presidenciales está más reñida que nunca en Georgia y que una gran parte de los votos podrían inclinarse hacia los demócratas. Biden traduce esto diciendo que tiene una “oportunidad de luchar” y por eso su campaña ha financiado múltiples anuncios en Georgia desde hace semanas y ahora dedica uno de los últimos días a visitar el estado.

  • 'Borat' 2.0, la mordaz comedia de la era Trump a puertas de los comicios

La película del humorista Sacha Baron Cohen, ‘Borat Subsequent Moviefilm’, que se estrenó el pasado 23 de octubre remueve la campaña presidencial. 

Creada como una secuela de ‘Borat’ (2006), que parodió años atrás los principales aspectos de la era Bush mediante los ojos del personaje ficticio Borat Sagdiyev, un periodista kazajo racista y obsesionado con el conservadurismo estadounidense, la nueva película hace una radiografía de los Estados Unidos de Trump. 

De la mano de ambos personajes, el film se aproxima, en el formato de falso documental, a mítines del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, a seguidores de teorías conspirativas y a clínicas de aborto, entre otros escenarios en los que también se mofa de la gestión de la pandemia de coronavirus de la Administración Trump, así como de la negativa a adoptar las normas sanitarias por parte de muchos ciudadanos.

Una de las escenas más polémicas de la película, ampliamente difundida antes del estreno del film, es el momento en el que la hija de Borat seduce al abogado del presidente Donald Trump y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, quien, según las imágenes, estuvo a punto de intimar con la joven, aunque el letrado asegura que las tomas fueron sacadas de contexto. 

A días de las elecciones presidenciales, la película ha generado controversia por sus mordaces críticas a distintos aspectos de la Administración de Donald Trump, quien ha tachado a Sacha Baron Cohen de 'farsante'.

Cohen, por su parte, respondió tajantemente al presidente en su cuenta de Twitter: "Donald: ¡Agradezco la publicidad gratuita para 'Borat'! Lo admito, tampoco te encuentro gracioso. Pero, sin embargo, el mundo entero se ríe de ti".

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24