El control del Senado, la otra carrera electoral que aún no termina en EE. UU.

Trabajadores electorales cuentan boletas de votación del condado Fulton, en Atlanta, Georgia, el 4 de noviembre de 2020.
Trabajadores electorales cuentan boletas de votación del condado Fulton, en Atlanta, Georgia, el 4 de noviembre de 2020. © AFP/Jessica McGowan / Getty Images

Además de la disputa por la Presidencia, demócratas y republicanos aún sostienen una batalla por el control del Senado. Esta carrera también está en suspenso luego de que los conservadores lograran derrotar a los progresistas en estados clave, pero no consiguen aún asegurar los escaños necesarios para retener la mayoría de la Cámara Alta.

Anuncios

La mayoría en el Senado estadounidense también está en el limbo. Tras las elecciones del 3 de noviembre, en el país no solo está en vilo el nombre del presidente para los próximos cuatro años, sino que también está en juego el poder legislativo. De cómo quede conformado el Congreso dependerá el margen de maniobra que tendrá para gobernar el próximo mandatario.

A través de estos comicios, el Senado renueva 35 de sus 100 escaños y la Cámara de representantes, todos sus 435 puestos. Para la Cámara Baja, los demócratas aseguraron la mayoría que ya ostentaban, como lo confirmó su líder Nancy Pelosi el mismo martes de elecciones, pero en el Senado la situación es distinta. 

Por una parte, los republicanos conquistaron estados clave pero no han conseguido los escaños necesarios para declarar que ostentan la mayoría. Por otro lado, las contiendas en Carolina del Norte y Alaska aún están por definirse. Y como si fuera poco, en Georgia, que podría definir la inclinación del Senado, la carrera parece encaminarse a una segunda vuelta, por lo que una conclusión no se conocería sino hasta enero.

Georgia podría definir el balotaje pero se encamina a una segunda vuelta

El resultado de este estado, tradicionalmente republicano, podría determinar la composición del Senado, junto a un par más de estados con elecciones no resueltas.

Una de las contiendas en Georgia es entre entre el legislador conservador, David Perdue, y el demócrata Jon Ossoff.

Archivo- El senador David Perdue habla con sus partidarios antes de un evento de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Macon, Georgia, Estados Unidos, el 16 de octubre de 2020.
Archivo- El senador David Perdue habla con sus partidarios antes de un evento de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Macon, Georgia, Estados Unidos, el 16 de octubre de 2020. © Reuters/Dustin Chambers

Perdue, un magnate de negocios, de 70 años, y aliado del presidente Donald Trump, vio caer su respaldo a menos del 50% a medida que el conteo de las boletas hizo más estrecha la contienda contra Ossoff.

Con el 98% de los votos escrutados, Ossoff ostenta hasta este jueves el 47,7%, según la firma de marketing y encuestas Edison Research.

Según la ley electoral de Georgia, un candidato ganador debe recibir más del 50% de los votos para evitar una segunda vuelta en enero entre los dos principales candidatos.

"Si se requieren horas extras cuando todos los votos hayan sido contados, estamos listos y ganaremos", dijo el director de la campaña de Perdue, Ben Fry, en un comunicado.

La campaña de Ossoff también emitió un comunicado en el que predice que "cuando se convoque y se celebre una segunda vuelta en enero, los georgianos enviarán a Jon al Senado".

Archivo-El candidato al Senado Jon Ossoff habla antes de que la candidata demócrata a la Vicepresidencia, la senadora Kamala Harris, participe en un evento de campaña en Morehouse College, en Atlanta, Georgia, EE. UU., el 23 de octubre de 2020.
Archivo-El candidato al Senado Jon Ossoff habla antes de que la candidata demócrata a la Vicepresidencia, la senadora Kamala Harris, participe en un evento de campaña en Morehouse College, en Atlanta, Georgia, EE. UU., el 23 de octubre de 2020. © Reuters/Dustin Chambers

Los funcionarios electorales de Georgia aún no han confirmado una segunda ronda entre estos dos aspirantes a la Cámara Alta, pero sí para otros dos contendores por el mismo estado: el senador estadounidense de Georgia, el republicano Kelly Loeffler, quien ya enfrenta una segunda vuelta para el primer mes de 2021 contra el demócrata Raphael Warnock, pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer en Atlanta, donde una vez predicó Martin Luther King Jr.

Los otros estados en disputa

En Carolina del Norte, el senador republicano Thom Tillis espera prevalecer sobre el demócrata Cal Cunningham, cuyo asunto de “sexting” con una especialista en relaciones públicas ha empañado su carrera.

Los conservadores confían en que mantendrían Alaska, donde el senador republicano Dan Sullivan fue desafiado por el demócrata y médico Al Gross.

Trabajadores electorales empacan bolsas en una sala llena de boletas de votación, en la oficina de la Junta Electoral del Condado de Mecklenburg, en Charlotte, Carolina del Norte, el 4 de noviembre de 2020.
Trabajadores electorales empacan bolsas en una sala llena de boletas de votación, en la oficina de la Junta Electoral del Condado de Mecklenburg, en Charlotte, Carolina del Norte, el 4 de noviembre de 2020. © AFP/Michael Ciaglo

Los progresistas enfrentaron probabilidades, no del todo imposibles, de remontar una pequeña mayoría en el Senado, que ha tenido dominio republicano por los últimos seis años.

En Michigan, los demócratas se salvaron de una derrota cuando el senador, Gary Peters resistió un fuerte desafío del republicano John James, un empresario afroamericano. Sin embargo, los republicanos se aferraron con Susan Collins en Maine, además de retener otros escaños clave.

En general, los demócratas necesitarían obtener al menos tres escaños que hayan estado en manos de los republicanos en la actual legislatura para obtener la mayoría en de esta Cámara. Ya derrocaron en las elecciones del martes a los senadores republicanos Cory Gardner de Colorado y a Martha McSally de Arizona, luego de que se impusiera en las urnas el astronauta Mark Kelly, conocido también por ser el esposo de la excongresista Gabrielle Giffords, quien tras ser víctima de un atentado fue una de las caras más representativas de la lucha legal por exigir un control de armas en Estados Unidos.

Pese a estos triunfos, con la derrota del senador demócrata Doug Jones en Alabama, la ganancia neta de este partido se sitúa en un solo escaño republicano.

Solo queda esperar los resultados de los estados más reñidos, pero ante este contexto en algunos casos no se resolverá sino hasta el próximo año. Hasta entonces quien resulte presidente de Estados Unidos tampoco tendrá clara la totalidad del Senado con la que contará para su Gobierno.

Con Reuters y AP

Siga aquí los resultados en vivo de las elecciones presidenciales en EE. UU.
Siga aquí los resultados en vivo de las elecciones presidenciales en EE. UU. © France 24

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24