Autoridades de EE. UU.: las pasadas elecciones fueron las "más seguras de la historia"

Trabajadores electorales tabulan las papeletas de voto ausente en el TCF Center durante el día de las elecciones en Detroit, Michigan, el 3 de noviembre de 2020.
Trabajadores electorales tabulan las papeletas de voto ausente en el TCF Center durante el día de las elecciones en Detroit, Michigan, el 3 de noviembre de 2020. © Rebecca Cook / Reuters

Una coalición de funcionarios federales y estatales responsables de la ciberseguridad electoral emitió una declaración conjunta en la que señalan que no existe evidencia de votos comprometidos o alterados en las elecciones presidenciales que le dieron la victoria al demócrata Joe Biden. Este anuncio refuta las acusaciones de fraude del presidente Donald Trump, que aún no acepta el resultado. 

Anuncios

Las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos fueron “las más seguras de la historia”. Así lo indicaron autoridades electorales, tanto estatales como federales, que vigilaron los pasados comicios presidenciales del 3 de noviembre. Es el rechazo más directo de funcionarios involucrados directamente con el proceso de votación a las acusaciones de fraude del presidente Donald Trump.

En la declaración conjunta, los responsables de la seguridad cibernética de las elecciones y funcionarios del Gobierno aseguraron que no tienen evidencia de que los votos se vieran comprometidos ni alterados, tampoco de que algún sistema de votación haya cambiado, perdido o eliminado sufragios.

“Las elecciones del 3 de noviembre fueron las más seguras en la historia de Estados Unidos. En este momento, en todo el país, los funcionarios electorales están revisando y constatando todo el proceso electoral antes de concluir el resultado”, señalaron en el comunicado firmado por los presidentes de la Asociación Nacional de Directores Electorales Estatales y de la Asociación Nacional de Secretarios de Estado, que dirigen los comicios a nivel estatal; así como a la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador de la Industria y el Gobierno que incluye a todos los principales proveedores de equipos de votación.

“Si bien sabemos que hay muchas afirmaciones infundadas y oportunidades de desinformación sobre el proceso de nuestras elecciones, podemos asegurarles que tenemos la máxima confianza en la seguridad e integridad de nuestras elecciones y usted también debería hacerlo (…) Cuando tenga preguntas, acuda a los funcionarios electorales como voces confiables que administran las elecciones", indicaron en la nota.

Esta declaración contrasta radicalmente con las afirmaciones del presidente saliente Donald Trump sobre manipulación en las votaciones. Sin pruebas del supuesto fraude y con la declaración de las autoridades electorales, la teoría del fraude blandida por varios republicanos queda sin base para que prospere una impugnación de los resultados. 

Autoridades indican que las denuncias de Trump corresponden a problemas menores que no alteran el resultado

Las autoridades electorales señalaron además que las presuntas anomalías que la campaña de Trump y sus aliados han señalado son situaciones típicas en todas las contiendas electorales: problemas con firmas, sobres secretos y poca o nula visibilidad de las estampillas en algunas boletas enviadas por correo, así como la posibilidad de una pequeña cantidad de votos emitidos incorrectamente o perdidos.

En Estados Unidos, cada estado estipula sus leyes electorales, y según la legislación del país, para que los comicios de determinado lugar puedan ser impugnados, es necesario comprobar que en efecto ocurrió el fraude y además demostrar que la cantidad de votos afectados es suficiente como para alterar el resultado.

Para los expertos en derecho constitucional, el mandatario no tiene pruebas para soportar las acusaciones y con el demócrata Joe Biden superando a Trump por amplios márgenes de votación en estados clave del campo de batalla hacia la Casa Blanca, ninguno de esos posibles escollos tendría un impacto en el veredicto de las elecciones.

La campaña de Trump también ha presentado denuncias al afirmar que sus observadores electorales no pudieron analizar el proceso de sufragio en algunos centros de votación. Sin embargo, muchos de esos desafíos legales han sido descartados por los jueces, algunos pocas horas después de que presentaran la demanda. Una vez más, ninguno de esos reclamos mostró evidencia de que el resultado de la elección se haya visto afectado.

Confirman victoria de Biden en Arizona, bastión republicano

Más de una semana después del gran día de elecciones, medios de comunicación estadounidenses como 'NBC', 'CNN', 'CBS' y 'The New York Times' ratifican con sus proyecciones que Joe Biden se impuso sobre el actual jefe de Estado en Arizona, un estado que otorga 11 votos electorales a los 270 mínimos que un candidato debe alcanzar en el Colegio Electoral para convertirse en presidente.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, durante su discurso, en Delaware, EE. UU., el 7 de noviembre de 2020.
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, durante su discurso, en Delaware, EE. UU., el 7 de noviembre de 2020. © AFP

La misma noche del 3 de noviembre, otros medios como la agencia AP, e incluso 'Fox News', una cadena considerada afín al mandatario republicano, indicaron una victoria del demócrata en ese estado, pero otros prefirieron esperar al considerar que aún era prematuro entregar un resultado.

Con los 11 votos de Arizona, Biden logra 290 votos, superando aún más el promedio mínimo para declarar la victoria y está muy por encima de los 217 que sostiene Trump, según el recuento de AP, aliado de France 24 en la emisión de resultados.

Arizona se confirma así como otro de los estados que el demócrata le arrebató al republicano, pues hace cuatro años el actual presidente ganó allí.

Aún falta por declararse un ganador en dos lugares: Carolina del Norte, donde Trump lidera el conteo, y Georgia, donde Biden es el virtual ganador.

Pese a los intentos de Donald Trump por impugnar la elección, el conteo ratifica la victoria de Biden, quien avanza como presidente electo en la transición hacia un nuevo Gobierno que se posesionará el próximo 20 de enero.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24