ELECCIONES EE. UU. 2020

Trump escribió por primera vez que Biden "ganó", pero aclaró que no concede una derrota

Archivo-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace una pausa mientras habla sobre el programa "Operation Warp Speed", durante un evento en el Rose Garden de la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 13 de noviembre de 2020.
Archivo-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace una pausa mientras habla sobre el programa "Operation Warp Speed", durante un evento en el Rose Garden de la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 13 de noviembre de 2020. © Reuters/Carlos Barria

Este domingo, 12 días después de las presidenciales, el mandatario Donald Trump afirmó que Joe Biden "ganó" los comicios, aunque rápidamente y en diversos tuits se aseguró de aclarar que no estaba reconociendo una derrota, ya que la victoria se dio "ante los ojos de las noticias falsas de la prensa" y "porque la elección estuvo amañada". Esta semana las autoridades electorales dijeron que la votación fue de "las más seguras de la historia", sin embargo el presidente insiste en su lucha por la reelección en los tribunales.

Anuncios

En su habitual estilo, y a través de su cuenta de Twitter, el presidente Donald Trump escribió por primera vez que su rival demócrata en las presidenciales, Joe Bien, "ganó" las elecciones del pasado 3 de noviembre. No obstante, lo hizo reiterando sus acusaciones de presunto "amaño" electoral.

"Él (Joe Biden) ganó porque la elección estuvo amañada. Sin que se permitieran vigilantes u observadores electorales, con votos tabulados por la compañía Dominion, propiedad de la izquierda radical, con una mala reputación y equipo de mala calidad que ni siquiera pudo calificar Texas (que yo gané por mucho), por la prensa falsa y silenciosa y más", escribió el líder republicano.

Sus declaraciones, que iniciaron con este tuit y siguieron con otros más, fueron consideradas por la prensa estadounidense como un implícito reconocimiento de su derrota. Sin embargo, inmediatamente el mandatario publicó otro comentario con el que tomó mayor distancia de una hipotética concesión.

"Él solo ganó ante los ojos de las noticias falsas de la prensa –las llamadas 'fake news'–. ¡No concedo nada! Todavía tenemos un largo camino por recorrer. ¡Fue una elección amañada!", insistió.

El jefe de gabinete de Biden afirmó que el Gobierno federal debe aprobar una transición esta semana

Este domingo, el recién designado jefe de gabinete de Biden, Ron Klain, afirmó que el Gobierno federal debe aprobar los esfuerzos de una transición esta semana, para que el equipo del mandatario electo pueda recibir informes de seguridad nacional y abordar la crisis del Covid-19.

Archivo- El entonces Coordinador de Respuesta al Ébola, Ron Klain, junto al entonces vicepresidente de EE. UU., Joe Biden, en el Edificio de Oficinas Ejecutivas de Eisenhower, en el complejo de la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 13 de noviembre de 2014.
Archivo- El entonces Coordinador de Respuesta al Ébola, Ron Klain, junto al entonces vicepresidente de EE. UU., Joe Biden, en el Edificio de Oficinas Ejecutivas de Eisenhower, en el complejo de la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 13 de noviembre de 2014. © Reuters/Larry Downing

Klain agregó que los recientes tuits del presidente no influyen en la realidad de las elecciones. "El 'feed' de Twitter de Donald Trump no convierte a Joe Biden en presidente o no. El pueblo estadounidense hizo eso", sentenció el político.

Desde el 3 de noviembre, cuando los resultados ya comenzaban a proyectar que Trump se convertiría en el primer mandatario en no ser reelegido desde 1992, su equipo de campaña emprendió una batalla legal en distintos estados para exigir que detuvieran el conteo de votos en algunos lugares y el recuento de sufragios en otros. Pero muchas de esas demandas fueron rápidamente desestimadas por las cortes, al considerar que no existen evidencias de irregularidades.

02:35

El pasado viernes, y en el pronunciamiento más directo sobre las denuncias de Trump, las autoridades electorales estatales y federales emitieron un comunicado conjunto en el que aseguraron que los pasados comicios presidenciales fueron "los más seguros de la historia".

Las demandas de irregularidades de Trump y sus simpatizantes se enfocan en el presunto bloqueo al acceso de observadores republicanos en algunos centros de votación, y principalmente en el voto por correo, con la no verificación de firmas de votantes o la aceptación de boletas que llegaron después del cierre de las urnas.

Sin embargo, los presidentes de la Asociación Nacional de Directores Electorales Estatales y de la Asociación Nacional de Secretarios de Estado, así como la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador de la Industria y el Gobierno, que incluye a todos los principales proveedores de equipos de votación, respondieron que esos señalamientos corresponden a situaciones habituales en todas las contiendas electorales, los cuales no alteran el resultado.

En Estados Unidos, para que pueda considerarse la impugnación de unos comicios, es necesario comprobar el presunto fraude y además demostrar que la cantidad de votos en los que habría ocurrido es suficiente para cambiar el resultado final. Ante la falta de evidencia, y el gran margen de diferencia de Joe Biden con 306 votos electorales sobre los 232 de Donald Trump, es poco probable que el mandatario pueda revertir el triunfo del demócrata. Y, aunque no reconozca la victoria de su oponente, tendrá que marcharse de la Casa Blanca.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24