Saltar al contenido principal

Donald Trump acepta iniciar la transferencia de poder con el presidente electo Joe Biden

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, camina por el ala oeste de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 13 de noviembre de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, camina por el ala oeste de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 13 de noviembre de 2020. © Carlos Barria / Reuters
7 min

Después de 20 días de incertidumbre, la Administración de Servicios Generales dio el visto bueno para que inicie el proceso de transición entre el presidente saliente Donald Trump y el mandatario electo Joe Biden. Aunque el magnate dijo que "seguirá en la lucha", ordenó a su equipo establecer contacto con el líder demócrata para iniciar la transferencia de poder. Con la certificación de los resultados en Michigan y Georgia, y las desestimaciones de la Justicia ante los alegatos de fraude, los caminos del republicano para desvirtuar el proceso electoral quedaron sin base.

Anuncios

A 20 días del 3 de noviembre y ante la constante negativa del presidente Donald Trump de reconocer los resultados de las presidenciales, este 23 de noviembre el mandatario electo Joe Biden obtuvo la aprobación para empezar el proceso de transición entre ambos equipos.

La Administración de Servicios Generales (GSA en inglés), encargada de permitir el acceso a fondos y recursos de transición para los presidentes de Estados Unidos, dejó de retener la designación de Biden ante una victoria holgada tras las elecciones del 3 de noviembre donde sumó más de los 270 votos del Colegio Electoral requeridos para llegar a la presidencia. 

"Quiero agradecer a Emily Murphy de GSA por su firme dedicación y lealtad a nuestro país. Ha sido acosada, amenazada y abusada, y no quiero que esto le suceda a ella, su familia o los empleados de GSA", dijo Trump en su cuenta en Twitter. "Sin embargo, en el mejor interés para nuestro país, recomiendo que Emily y su equipo hagan lo que tengan que hacer respecto a los protocolos iniciales, y le he dicho a mi equipo que haga lo mismo".  

La victoria de Biden, certificada oficialmente en el estado de Michigan este lunes, es una realidad que el republicano aún se niega a reconocer como lo han hecho sus predecesores para asegurar una transición ordenada y pacífica. 

Una transferencia de poder pacífica y sin problemas

Donald Trump no usó la palabra “transición” y tampoco dijo que Joe Biden había ganado. Pero, en su mensaje en Twitter publicado este lunes, el presidente saliente, que se niega a admitir su derrota en las elecciones presidenciales estadounidenses, recomendó a Emily Murphy de la GSA organizar el traspaso entre la administración Trump y la futura administración del demócrata Joe Biden.

El magnate asegura que hubo fraude electoral generalizado en las elecciones del 3 de noviembre, sin ni siquiera proporcionar pruebas de ello. Aunque se niega a reconocer la victoria de Biden, su anuncio de este lunes fue lo más cerca que estuvo de admitir la derrota.

La decisión proporciona “a la próxima administración los recursos y el apoyo necesarios para implementar una transferencia de poder pacífica y sin problemas”, dijo Yohannes Abraham, líder del equipo de Biden, en un comunicado.

El equipo de transición del presidente electo anunció además que en “los próximos días” empezará reuniones con los funcionarios del Gobierno de Trump para hacer efectiva la transferencia de poder.

“En los próximos días, los funcionarios de transición comenzarán a reunirse con funcionarios federales para discutir la respuesta a la pandemia y tener información detallada de nuestros intereses de seguridad nacional”, agregó Abraham en el comunicado.

El silencio de la GSA en las últimas tres semanas impedía a Biden acceder a los fondos, las instalaciones y la información secreta de defensa necesaria para empezar a trabajar antes de su llegada al poder el próximo 20 de enero. Al demócrata lo preocupaba además la falta de coordinación con respecto a la pandemia de Covid-19, en un momento en que Estados Unidos se prepara para organizar la entrega de vacunas contra el virus.

Trump se queda sin recursos para revertir las elecciones presidenciales

En una carta dirigida a Biden, la administradora de la GSA, Emily Murphy, le dijo que a partir de este lunes, 23 de noviembre, tendría acceso a recursos que le habían sido negados debido a los desafíos legales que buscan anular su victoria en las elecciones presidenciales.

Esto significa que el equipo demócrata tendrá fondos federales y un espacio oficial para llevar a cabo su transición hasta que Biden asuma el cargo el 20 de enero. Además, él junto a la vicepresidenta electa Kamala Harris, recibirán informes periódicos sobre temas de seguridad nacional.

Trump cedió el mismo día en que Biden reveló los nombres de varios exfuncionarios de la Administración Obama, que ocuparían puestos clave en seguridad nacional y política exterior durante su gobierno, esto, si es que son confirmados por el Senado.

Antony Blinken pasaría a ser el secretario de Estado, Alejandro Mayorkas estaría a la cabeza del Departamento de Seguridad Nacional, John Kerry, exsecretario de Estado de Obama, será el delegado especial para el clima, Avril Haines sería directora de Inteligencia Nacional, la afroamericana Linda Thomas-Greenfield sería la embajadora ante la ONU y Jake Sullivan ocuparía el cargo de consejero de Seguridad Nacional.

Además, el anuncio este 23 de noviembre de la junta electoral de Michigan, impulsó aún más la ya evidente victoria de Biden en los comicios presidenciales. El demócrata se llevó los 16 votos electorales del estado, pese a las presiones de Trump para que se retrasara el proceso.

Con Reuters, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.