Pelosi urge a aprobar modificaciones al presupuesto de ayudas, tras amenazas de Trump de vetarlo

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se dirige a la prensa sobre las negociaciones para la aprobación del paquete de ayudas ante la crisis económica para los estadounidense, por el Covid-19. En Washington, EE. UU., el 21 de diciembre de 2020.
La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se dirige a la prensa sobre las negociaciones para la aprobación del paquete de ayudas ante la crisis económica para los estadounidense, por el Covid-19. En Washington, EE. UU., el 21 de diciembre de 2020. © Reuters/Ken Cedeno

Este miércoles, la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, urgió a todo el Congreso a aprobar un aumento en el pago de ayudas a individuos, en el paquete de alivios por el Covid-19, luego de que Trump lo exigiera como condición para no vetar el proyecto de ley. El alza a los pagos directos ya había sido solicitada por los demócratas. Sin embargo, los republicanos consideran que la medida sería muy costosa.

Anuncios

Demócratas y republicanos deberán superar nuevamente las diferencias en torno a un paquete de ayudas por el Covid-19, de 900.000 millones de dólares, y evitar así un cierre de Gobierno, pues el plan está vinculado a un presupuesto general de 1.4 billones de dólares para financiar las agencias gubernamentales hasta septiembre de 2021.

La puja entre las dos bancadas políticas se centra ahora en el aumento a 2.000 dólares en los pagos directos a individuos y no por 600 dólares, como estaba planteado inicialmente.

El nuevo reto se produce luego de que el martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con vetar el paquete de ayudas, que ya había sido avalado en el Congreso el lunes en la noche, por considerar los mencionados pagos “ridículamente bajos”. El mandatario pidió aumentar los desembolsos directos para la mayoría de los estadounidenses a 2.000 dólares para individuos y 4.000 para parejas.

Paradójicamente, esta vez los demócratas acuerdan con Trump, pero no los republicanos. La bancada progresista ya había pedido entregas de dinero por un valor mayor para los estadounidenses en aprietos económicos, tras los estragos que ha dejado la pandemia; mientras que los conservadores consideran que sería una medida muy costosa.

Este miércoles, la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, urgió tanto al mandatario como a sus colegas de ambas bancadas políticas a respaldar un incremento en los desembolsos para los estadounidenses que ganan menos de 75.000 dólares al año.

"¡Señor presidente, firme el proyecto de ley para mantener abierto el gobierno! ¡Urja a McConnell y a McCarthy a que estén de acuerdo con la solicitud de consentimiento unánime demócrata para pagos directos por $ 2.000! ¡Esto se puede hacer antes del mediodía de la víspera de Navidad!", publicó la legisladora en su cuenta de Twitter, quien además envió una carta al Congreso con la misma petición.

Tras la amenaza de Trump, Pelosi desafió a satisfacer la demanda de pagos directos mucho más altos y dijo que pedirá que la propuesta sea votada este jueves. Pero para asegurar su eventual éxito, aclaró que ofrecería un procedimiento que permite que solo un legislador bloquee la votación.

14 millones de estadounidenses podrían perder ingresos después de Navidad

La aprobación de esta iniciativa se hace aún más urgente cuando aproximadamente 14.1 millones de personas en el país que están recibiendo beneficios por desempleo, a través de programas aprobados durante la pandemia, podrían perderlos cuando estos expiren el próximo 26 de diciembre, según información del Departamento de Trabajo.

El proyecto de ley amplía hasta mediados de marzo dos programas que apoyan a los independientes y a los desempleados. También incluye 300 dólares adicionales por semana en ayuda para los 20.3 millones de personas que reciben beneficios por paro.

Decenas de personas hacen fila para recibir una bolsa de almuerzo, en medio de los efectos de la crisis causada por la pandemia del Covid-19. En Queens, Nueva York, EE. UU., el 22 de diciembre de 2020.
Decenas de personas hacen fila para recibir una bolsa de almuerzo, en medio de los efectos de la crisis causada por la pandemia del Covid-19. En Queens, Nueva York, EE. UU., el 22 de diciembre de 2020. © Reuters/Carlo Allegri

Dejar que el proyecto de ley caduque equivaldría a un corte repentino en la entrega de recursos para los hogares por parte del Gobierno, luego de que ya vieran reducirse drásticamente los beneficios por desempleo durante el verano, cuando expiró un suplemento semanal de 600 dólares.

Actualmente, los hogares estadounidenses de bajos ingresos, que ganan entre 12.000 y $ 30.000 dólares al año se encuentran con sus ahorros agotados, según halló un estudio del Instituto JPMorgan Chase, publicado a principios de este mes.

El respaldo de efectivo ha desaparecido casi por completo para esos hogares, lo que aumenta el riesgo de que se atrasen más en los pagos de la vivienda y muchos quedan en riesgo de desalojo, según mostró la misma investigación.

Aproximadamente 40 millones de personas podrían enfrentar el desalojo en los próximos meses, según una investigación del Instituto Aspen. Deben alrededor de 70 mil millones en rentas y servicios públicos, según estima el economista jefe de Moody's Analytics, Mark Zandi.

En este sentido la aprobación de la iniciativa de ley también representaría un alivio, pues extiende una moratoria sobre los desalojos hasta finales de enero y que actualmente vence el 31 de diciembre. Además, proporciona 25 mil millones de dólares en asistencias de emergencia para alquileres.

El Congreso aún prepara el texto final del proyecto de ley de más de 5.000 páginas y no se espera que se envíe a la Casa Blanca para la firma de Trump antes del jueves o viernes.

Con AP y Reuters

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24