EE. UU.: el estado de Georgia se alista para una batalla por el control del Senado

Partidarios demócratas impulsan a los candidatos del partido al Senado por el estado de Georgia, Jon Ossoff y el reverendo Rafael Warnock.
Partidarios demócratas impulsan a los candidatos del partido al Senado por el estado de Georgia, Jon Ossoff y el reverendo Rafael Warnock. © Erik S. Lesser / EFE

El estado de Georgia, ubicado al sur de Estados Unidos, celebrará la segunda vuelta de las elecciones al Senado el 5 de enero. Un proceso que acapara la atención porque determinará si el presidente electo Joe Biden contará con la mayoría suficiente en la Cámara Alta para llevar adelante su propuesta gubernamental. 

Anuncios

Durante las elecciones del pasado 3 de noviembre, Estados Unidos, además de elegir a un presidente, escogió a 34 miembros del Senado, es decir, un tercio de la Cámara Alta. 

El estado de Georgia fue el único celebró comicios para decidir a sus dos senadores en dicho proceso por el vencimiento de mandato, en un caso, y por el abandono del escaño debido a los problemas de salud del senador Johhny Isakson, en el otro. 

La definición de la dos bancas en disputa pasó a una segunda vuelta, luego de que los candidatos republicanos (David Perdue y Kelly Loeffler) no lograran el 50% requerido para lograr la victoria en el primer turno.

La opinión pública, con la mirada puesta en Georgia

Joe Biden logró romper con un dominio republicano en el estado de Georgia al ser el primer aspirante del Partido Demócrata que logra triunfar en allí desde 1992. Para los candidatos demócratas al Senado, John Ossoff y Raphael Warnock, es imprescindible consolidar dicho triunfo en el proceso del 5 de enero.

Donald Trump, como presidente estadounidense, gozó del respaldo de la mayoría del Senado dominado por los republicanos, que ostentaban 52 de los 100 escaños. 

En la actualidad, y a falta de dos escaños para elegir, el Partido Republicano cuenta con 50 senadores por 48 de los demócratas. De lograr este último partido la victoria, la Cámara Alta estaría empatada con 50 senadores por bando, dejando a la vicepresidenta electa Kamala Harris con la posibilidad de romper el desempate, tal como lo indica la Constitución. Esto le permitiría a los demócratas asegurar el control del Congreso, dado que ya cuentan con la mayoría en la Cámara de Representantes.

Por otro lado, los demócratas no han tenido un senador por el estado de Georgia desde que Zell Miller abandonó el cargo en 2005. Desde la fecha, los republicanos han ganado la gobernación y han controlado las dos cámaras en la legislatura estatal. 

Biden, Harris y Michelle Obama se involucran en la campaña de Georgia

Ante la importancia que ha tomado la segunda vuelta en Georgia, los demócratas liderados por Joe Biden se han sumado a la campaña por la elección de sus aspirantes al Senado.

Durante un encuentro en la ciudad de Columbus, al oeste del estado, Kamala Harris indicó a sus seguidores que el “2020 no termina hasta el 5 de enero". "Ahí es cuando terminará este año, ahí es cuando haremos esto”, refiriéndose a la consolidación del triunfo demócrata en las presidenciales.

Adicionalmente, Michelle Obama tiene previsto participar de una campaña virtual en el estado el próximo 3 de enero con la finalidad de movilizar a los electores. 

De acuerdo con la publicación británica 'The Guardian', los aspirantes demócratas ya superaron a sus rivales en un renglón de la campaña, el de la financiación. Según el medio, Jon Ossoff habría recaudado unos 106 millones de dólares al tiempo que Raphael Warnock, sumó cerca de 103 millones de dólares más. 

En cuanto a la campaña, la referida publicación señala que los demócratas se han enfocado en las transacciones bursátiles de sus rivales y el respaldo dado a Donald Trump. 

Los republicanos, que han contado con el apoyo de Trump y su hija Ivanka, se han centrado en Warnock (pastor afroamericano de la Iglesia Bautista Ebenezer en Atlanta), a quien definen como un “liberal radical”. Una situación que generó reacciones de un grupo de pastores afrodescendientes, que califican la retórica contra Warnock como “un ataque amplio contra la Iglesia afro y las tradiciones religiosas que defienden”.

La Cámara Alta en Estados Unidos tiene potestad de aprobar nuevas leyes, que requieren de la mayoría en ambas cámaras. Asimismo, tiene la última palabra sobre nombramientos de integrantes del gabinete presidencial, jueces del Tribunal Supremo y tribunales federales. 

También ejerce como jurado si el presidente es sometido a un juicio político, como ocurrió con Donald Trump, que resultó exonerado por la mayoría republicana en el Senado en febrero. 

Con Agencias y medios estadounidenses

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24