EE. UU. inauguró el nuevo Congreso: ¿qué le espera al Gobierno de Joe Biden?

Una parte limitada de los miembros de la Cámara de Representantes de EE. UU. se reúne para prestar juramento como legisladores del Congreso número 117, durante su primera sesión, en Washington, EE. UU., el 3 de enero de 2021.
Una parte limitada de los miembros de la Cámara de Representantes de EE. UU. se reúne para prestar juramento como legisladores del Congreso número 117, durante su primera sesión, en Washington, EE. UU., el 3 de enero de 2021. © Reuters/Joshua Roberts

El nuevo congreso de Estados Unidos tomó posesión este 3 de enero, con los demócratas manteniendo la mayoría en la Cámara de Representantes, pero con un margen más reducido; mientras la mayoría en el Senado aún está por definirse en una segunda vuelta en Georgia, el martes, que definirá dos escaños. La pandemia, la crisis económica, la gestión del nuevo presupuesto y plan de ayudas están en la primera línea de retos que el presidente electo, Joe Biden, enfrentará en la nueva composición del Legislativo.

Anuncios

Las mayorías reducidas en cada cámara del Congreso estadounidense vislumbran enfrentamientos más reñidos para la aprobación de políticas de la nueva Administración de Joe Biden, quien tomará posesión del Ejecutivo el próximo 20 de enero.

El Congreso número 117 de Estados Unidos se reunió este domingo 3 de enero para el inicio de la nueva sesión en la que juramentó a los legisladores y votó para definir la jefatura de la Cámara de Representantes, que volvió a ganar Nancy Pelosi.

Ambas Cámaras del Legislativo abrieron al medio día como exige la ley y esta vez con estrictos protocolos por la pandemia del Covid-19. Los saludos con los codos reemplazaron los apretones de manos habituales y menos familiares se unieron a la ceremonia en el Capitolio, solo un acompañante estuvo permitido por cada legislador nuevo.

El control del Senado aún por definirse

La apertura del Senado estuvo a cargo de Mitch McConnell, un acto que podría ser el último que asume como líder de la mayoría republicana, pues el control de la Cámara Alta aún está en duda hasta la segunda vuelta de las elecciones legislativas en Georgia, este 5 de marzo, que definirán dos escaños que inclinarán la balanza de control hacia alguno de los dos partidos políticos.

"Decir que el nuevo Congreso se reúne en un momento difícil sería quedarse corto", dijo McConnell al abrir la sesión, aunque también manifestó que hay motivos para el optimismo al comenzar un nuevo año. "Enorgullezcamos al pueblo estadounidense", agregó.

El senador republicano Mitch McConnell juramenta para un nuevo período en el Congreso número 117 de Estados Unidos, ante el vicepresidente saliente, Mike Pence, mientras su esposa, la secretaria de Transporte Elaine Chao, sostiene la Biblia, en el Capitolio, en Washington D.C, EE. UU. el 3 de enero de 2021.
El senador republicano Mitch McConnell juramenta para un nuevo período en el Congreso número 117 de Estados Unidos, ante el vicepresidente saliente, Mike Pence, mientras su esposa, la secretaria de Transporte Elaine Chao, sostiene la Biblia, en el Capitolio, en Washington D.C, EE. UU. el 3 de enero de 2021. © ©Samuel Corum/Pool/Vía Reuters

Entre los recién llegados al Legislativo por parte del Partido Republicano se encuentran Marjorie Taylor Greene, de Georgia, una mujer alineada con las políticas de Donald Trump, quien ha respaldado las teorías de conspiración Q-Anon, que hablan de una alegada trama secreta organizada por un supuesto “Estado profundo” contra Trump y sus seguidores.

También está la defensora de los derechos de armas Lauren Boebert, de Colorado, quien hizo circular una carta de apoyo para mantener el derecho de los legisladores a portar armas de fuego en el Capitolio.

Los demócratas reforzaron sus filas con recién llegados alineados con políticas más liberales. La fragmentación al interior de las filas de este partido representa una encrucijada para Biden.

Pelosi es reelegida como presidenta de la Cámara de Representantes

Ostentar la mayoría en las dos cámaras del Congreso es fundamental para la aprobación de las iniciativas de ley de cualquier presidente, más aún cuando Biden tiene en el tintero la posible derogación de algunas de las medidas tomadas por el Gobierno saliente.

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, empuña el mazo, tras ser reelegida en el cargo y prepararse para el juramento de los representantes del nuevo Congreso, en Washington, EE. UU., el 3 de enero de 2021.
La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, empuña el mazo, tras ser reelegida en el cargo y prepararse para el juramento de los representantes del nuevo Congreso, en Washington, EE. UU., el 3 de enero de 2021. © Erin Scott/ Pool/Vía Reuters

Este domingo los demócratas lograron mantener la presidencia de la Cámara Baja, con la victoria de Nancy Pelosi que alcanzó 216 votos frente a 209 de MacCarthy.

Sin embargo, su reelección fue desafiante para los progresistas, pues aunque conservan la mayoría en esta cámara la mantienen con el margen más estrecho en 20 años, tras los resultados que obtuvieron en las elecciones del pasado noviembre: 222 a 212.

Además, esta votación reflejó la fragmentación al interior de las filas del propio partido político del nuevo presidente. Cinco demócratas optaron por no apoyarla: dos votaron por legisladores que no se postulaban, mientras que otros tres simplemente votaron "presente", en lugar de respaldarla directamente.

Previo a la votación, la representante demócrata Elissa Slotkin, del estado Michigan, dijo que votaría "presente" en lugar de apoyar a Pelosi. "No es personal. No es malicioso. Simplemente representa un sentimiento en mi distrito (…) Necesitamos una cosecha diferente (de líderes) que represente una franja más amplia del país", afirmó.

La mayoría del Senado se definirá con las elecciones de Georgia el martes

El control del Senado sigue en disputa a 17 días de que Biden asuma el mandato. Tanto el presidente electo como el mandatario saliente, Donald Trump, harán campaña este lunes en Georgia para la segunda vuelta de elecciones por el Senado, que se llevará a cabo este martes.

Archivo-Vista del Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos, en Washington D.C., EE. UU., el 29 de diciembre de 2020.
Archivo-Vista del Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos, en Washington D.C., EE. UU., el 29 de diciembre de 2020. © AP/Pablo Martínez

Los comicios definirán qué partido político dominará la Cámara Alta, al menos por los dos próximos años antes de que se lleven a cabo las elecciones de medio término, bajo el nuevo Gobierno.

Los republicanos tienen ahora asegurados 50 escaños en el Senado, los demócratas 46, más dos de independientes, y necesitan ganar otros dos escaños que están en juego en Georgia.

Una victoria republicana de uno o de los dos escaños que otorgará Georgia el martes consolidaría la mayoría republicana encabezada hasta ahora por Mitch McConnell.

Pero si los demócratas ganan los dos escaños, habrá un empate de 50 a 50 y entonces la vicepresidenta electa, Kamala Harris, tendrá en sus manos el desempate una vez que juramente para su cargo el 20 de enero.

Los retos de Joe Biden con el nuevo Congreso

Una de los asuntos urgentes es el manejo del presupuesto federal hasta 2021, que incluye el plan de ayudas económicas por la pandemia del Covid-19. Aunque el Congreso promulgó, y Trump finalmente firmó, el paquete de ayuda, por 900 mil millones de dólares a finales del mes pasado, Biden y muchos demócratas dicen que consideran esa medida como un pago inicial, pues consideran que se necesita más dinero para reforzar los esfuerzos para vacunar al público, frenar el virus y restaurar los empleos y negocios perdidos por la pandemia.

En esta foto de archivo tomada el 24 de noviembre de 2020 el presidente electo de los EE.UU. Joe Biden habla durante un evento de anuncio del gabinete en Wilmington, Delaware. La victoria del presidente electo Joe Biden en Arizona se concretó el 30 de noviembre de 2020, consolidando aún más su triunfo incluso cuando Donald Trump sigue haciendo afirmaciones infundadas de fraude electoral.
En esta foto de archivo tomada el 24 de noviembre de 2020 el presidente electo de los EE.UU. Joe Biden habla durante un evento de anuncio del gabinete en Wilmington, Delaware. La victoria del presidente electo Joe Biden en Arizona se concretó el 30 de noviembre de 2020, consolidando aún más su triunfo incluso cuando Donald Trump sigue haciendo afirmaciones infundadas de fraude electoral. © Chandan Khanna / AFP

Bajo la Administración entrante también estará el desafío de aceleración del programa de vacunación contra el nuevo coronavirus, pues este enfrenta críticas por sus retrasos.

La Administración Trump había previsto que 20 millones de personas estarían vacunadas antes de terminar 2020, pero hasta el 28 de diciembre de 2020, solo 2,1 millones de residentes habían sido inmunizados, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), citados por Reuters.

Archivo-Trabajadores de la salud reciben la vacuna contra el Covid-19 en Long Island Jewish Medical Center en New Hyde Park, Nueva York, Estados Unidos, el 14 de diciembre de 2020.
Archivo-Trabajadores de la salud reciben la vacuna contra el Covid-19 en Long Island Jewish Medical Center en New Hyde Park, Nueva York, Estados Unidos, el 14 de diciembre de 2020. © Brendan Mcdermid / Reuters

Las prioridades de Biden también incluyen mantener la Ley de Cobertura de Salud Asequible, conocida como Obama Care, que los republicanos han prometido derogar varias veces. También se propone defender políticas a favor del medio ambiente, tras un Gobierno que dio prioridad al impulso de la economía con la industria de combustibles fósiles o el fracking.

Guiar dichas legislaciones a través de la Cámara será un desafío para Pelosi porque la estrecha mayoría de su partido significa que solo un puñado de desertores podría ser fatal para sus propósitos.

Además, la cooperación con los republicanos podría resultar más difícil, ya que muchos conservadores continúan demostrando lealtad al divisivo Trump, respaldando sus afirmaciones infundadas de que su derrota en la reelección estuvo contaminada por el fraude, algo que ya ha sido descartado por los tribunales de los distintos estados donde Trump y su equipo entablaron demandas.

El Congreso se reunirá el próximo miércoles 6 de enero para ratificar de forma oficial la victoria de Biden sobre Trump. Aunque republicanos de la Cámara y el Senado dicen que cuestionarán la validez de algunos de esos votos, sus esfuerzos seguramente fracasarán.

Con AP, Reuters y medios locales

 

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24