Washington, en alerta máxima tras irrupción de manifestantes al Capitolio

Los manifestantes ingresan a la Cámara del Senado el 6 de enero de 2021 en Washington, DC. El Congreso celebraba una sesión conjunta hoy para ratificar la victoria del presidente electo Joe Biden sobre el presidente Donald Trump.
Los manifestantes ingresan a la Cámara del Senado el 6 de enero de 2021 en Washington, DC. El Congreso celebraba una sesión conjunta hoy para ratificar la victoria del presidente electo Joe Biden sobre el presidente Donald Trump. AFP - WIN MCNAMEE

Estados Unidos vive una jornada inédita. Mientras se realizaba la sesión para ratificar los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre, un grupo de seguidores pro-Trump irrumpió en el Congreso. La sesión fue interrumpida y los altos funcionarios fueron llevados a un lugar seguro. La alcaldesa Muriel Bowser declaró el toque de queda en la capital estadounidense mientras la Guardia Nacional era desplegada para tomar control de la situación. 

Anuncios

Los ojos del mundo estaban atentos a la sesión del Congreso estadounidense que este miércoles 6 de enero ratificaría la victoria de Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Sin embargo, pasados algunos minutos y mientras los legisladores exponían sus argumentos, un grupo de personas logró ingresar al edificio, lo que puso en alerta a las autoridades.  

Minutos antes del caótico desenlace, el vicepresidente Mike Pence rechazó las presiones del saliente mandatario Donald Trump, quien le había insistido en las últimas horas que negara la certificación de la victoria de Joe Biden en los comicios presidenciales, realizado en noviembre pasado. 

En una carta publicada al mismo tiempo en que se dio inició a la sesión especial del Congreso, el vicepresidente Pence expresó que no cree que “los Padres Fundadores hayan buscado darle autoridad unilateral al vicepresidente para decidir qué votos electorales deberían ser contados durante la Sesión Conjunta del Congreso, y ningún vicepresidente ha hecho uso de esa autoridad”. 

Tras conocerse esta misiva, el mandatario estadounidense no dudó en arremeter contra su vicepresidente: “Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución (...) ¡Estados Unidos exige la verdad!".

Minutos después, manifestantes que se encontraban a las afueras del Capitolio y tras algunos choques con las autoridades apostadas a las entradas del Congreso, irrumpieron en el recinto. Inmediatamente se ordenó un receso de emergencia y se pidió la evacuación de los legisladores presentes. El vicepresidente Mike Pence fue trasladado a un lugar seguro, desde donde usó su cuenta en la red social Twitter para rechazar la situación en el Congreso, "este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado." insistió.

Los manifestantes rompieron ventanas y las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos en la escalinata del Legislativo, pero aún así, decenas de personas consiguieron entrar a los salones de plenos de la Cámara de Representantes y del Senado.

Partidarios del presidente de EE. UU., Donald Trump, se manifiestan en el segundo piso del Capitolio de los Estados Unidos cerca de la entrada del Senado después de romper las defensas de seguridad, en Washington, EE. UU., el 6 de enero de 2021.
Partidarios del presidente de EE. UU., Donald Trump, se manifiestan en el segundo piso del Capitolio de los Estados Unidos cerca de la entrada del Senado después de romper las defensas de seguridad, en Washington, EE. UU., el 6 de enero de 2021. © REUTERS / Mike Theiler

Luego el presidente Trump volvió a recurrir a las redes sociales, pero en esta ocasión rebajó el tono de su discurso y urgió a sus simpatizantes mantener la paz. 

Algunos legisladores calificaron el hecho como un ataque a Estados Unidos, incluso hay quienes lo denominaron como un intento de "golpe de Estado".

El presidente electo Joe Biden ofreció un discurso, y aseguró que la democracia del país "está bajo un ataque sin precedentes" que "roza la sedición, y debe acabar ahora".

Biden exhortó a Trump para que ayudara a controlar la tensa situación en el Congreso. "Solicito al presidente Trump salir en televisión nacional ahora y cumplir con su juramento, defender la Constitución y exigir el fin de este asedio", dijo Biden desde Wilmington, Delaware.

El Jefe de Estado, respondió publicando un video en sus redes sociales donde pidió a sus seguidores regresar a sus hogares, no sin antes insistir en que entendía la rabia de los manifestantes por el supuesto "fraude" en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. 

La Guardia Nacional y otras fuerzas federales fueron desplegadas en Washington para intentar contener la situación, sin precedentes en la historia de Estados Unidos. 

Reportes de la prensa estadounidense señalan que al menos una persona fue herida de bala en el asalto al Congreso, según confirmaron fuentes de los servicios de emergencia. Aún no está claro quién fue el responsable de los disparos que habrían herido a la mujer y cómo fueron los hechos.

 

Noticia en desarrollo...

Con AP, Reuters y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24