Lloyd Austin se convierte en el primer afroamericano en dirigir el Pentágono de EE. UU.

Loyd Austin (derecha) recibió la aprobación del Senado para ser el nuevo Secretario de Defensa de Estados Unidos.
Loyd Austin (derecha) recibió la aprobación del Senado para ser el nuevo Secretario de Defensa de Estados Unidos. © Tom Brenner / Reuters

El general retirado Lloyd Austin se convirtió en el segundo integrante del gabinete del presidente Joe Biden tras ser confirmado por el Senado y en el primer afroamericano en dirigir el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Se espera que esta semana la Cámara Alta también apruebe la nominación de Janet Yellen como titular del Departamento del Tesoro.

Anuncios

Con los votos de 93 senadores a favor y dos en contra, el general retirado del Ejército estadounidense Lloyd Austin se convirtió en el nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos. Es el primer afroamericano en dirigir el Pentágono en toda la historia del país. 

Durante la votación, los legisladores de ambos partidos se mostraron complacidos con la designación de Austin. Jack Reed, integrante del Partido Demócrata y presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, destacó los desafíos que, en materia de defensa, enfrenta el país. Entre ellos destacó la pandemia y la competencia con China y Rusia.

"El general Austin es un líder excepcionalmente calificado con una larga y distinguida carrera en el Ejército de los Estados Unidos", dijo Reed. Por su parte, James Inhofe, principal republicano en el Comité de Servicios Armados del Senado, pidió el mayor respaldo para el nuevo secretario de Defensa. 

"La votación de hoy para confirmar a Austin como Secretario de Defensa envía una fuerte señal a todos los estadounidenses, a nuestros aliados y socios y, lo que es más importante, a nuestros posibles adversarios, de que el Congreso está comprometido con el fortalecimiento de la seguridad nacional", dijo Inhofe.

Lloyd Austin, un general retiredo de ejército, asumirá como el primer afroamericano en dirigir el Pentágono.
Lloyd Austin, un general retiredo de ejército, asumirá como el primer afroamericano en dirigir el Pentágono. © Greg Nash / EFE

Una excepción allana el camino de Austin al Pentágono

La designación de Austin, retirado en 2016, requirió de un paso adicional en el Congreso. El 21 de enero ambas Cámaras aprobaron con abrumadora mayoría una exención a la norma nacional que estipula siete años de espera desde el fin de la carrera militar antes poder encabezar la cartera de Defensa en el país. Una ley orientada a preservar el control civil de las Fuerzas Armadas. 

Esta es la tercera ocasión en la que el Senado hace una excepción a la ley. La primera ocurrió en 1950, para la nominación de George C. Marshall durante la Guerra de Corea; la segunda ocurrió en 2017 para  el nombramiento Jim Mattis, el general retirado de la Marina que se desempeñó como el primer jefe del Pentágono del presidente Donald Trump.

Austin expresó su compromiso tras la confirmación de su nombramiento en la Cámara Alta. "Es un honor y un privilegio servir como el 28° secretario de Defensa de nuestro país, y estoy especialmente orgulloso de ser el primer afroamericano en ocupar el cargo. A trabajar", dijo en un mensaje a través de Twitter. 

Lloyd Austin, general de larga data y hombre de confianza de Biden

Lloyd J. Austin es un graduado de West Point que tuvo una carrera de 41 años como militar del Ejército estadounidense en la que marchó a través de las barreras raciales para ascender a la élite de su componente. Se retiró en 2016, después de convertirse en el primer general afroamericano en dirigir el Comando Central de Estados Unidos.

Pero antes de dejar la carrera militar, fue vicejefe de Estado Mayor del Ejército en 2012 (siendo también el primer afrodescendiente en ocupar ese cargo) y se desempeñó como director del Estado Mayor Conjunto, una labor que le permitió obtener una visión más próxima del funcionamiento interno del Pentágono que ahora dirigirá.

Medio Oriente fue la especialidad de Austin durante gran parte de su carrera militar, particularmente cuando alcanzó rangos superiores. El ahora presidente Biden, cuando fue vicepresidente del Gobierno Obama, trabajó junto a Austin entre 2010 y 2011 con la finalidad de reducir la participación militar de Estados Unidos en Irak. Entonces Austin era el principal comandante en Bagdad. 

Con Austin, Biden busca restaurar la estabilidad en la cima del Pentágono, organismo que pasó por dos secretarios de Defensa confirmados por el Senado  y cuatro interinos durante la Administración de Trump. En diciembre, cuando Biden anunció su nominación, aseguró que "lo consideraba la persona que necesitamos en este momento" para garantizar el control civil de las fuerzas armadas.

Austin promete unir fuerzas para combatir la pandemia

En su audiencia, realizada el 19 de enero, Austin dijo que no había buscado la nominación. También aseguró estar listo para liderar el Pentágono sin aferrarse a su estatus militar y con plena conciencia de que ser un designado político y miembro del gabinete del nuevo Gobierno requiere "una perspectiva diferente". 

Ha prometido rodearse de civiles calificados. Durante su audiencia, dejó claro que acepta el enfoque de Biden para combatir la pandemia de coronavirus. "Revisaré rápidamente las contribuciones del Departamento a los esfuerzos de alivio del coronavirus, asegurándome de que estamos haciendo todo lo posible, y algo más, para ayudar a distribuir vacunas en todo el país y vacunar a nuestras tropas", dijo ante Comité de Servicios Armados del Senado.

Se comprometió a abordar el tema de la supremacía blanca y el extremismo violento en las filas del Ejército, problemas que recibieron poca atención pública de parte de su predecesor inmediato, Mark Esper. "El trabajo del Departamento de Defensa es mantener a Estados Unidos a salvo de nuestros enemigos (…) Pero no podemos hacer eso si algunos de esos enemigos se encuentran dentro de nuestras propias filas".

Respecto a otras prioridades políticas, destaca que apoya la opinión de muchos en el Congreso de que China es un desafío o el principal problema de Seguridad Nacional para Estados Unidos. 

Janet Yellen, a la espera de su confirmación como secretaria del Tesoro

Este 22 de enero los integrantes del Comité de Finanzas del Senado votaron unánimemente en respaldo de Janet Yellen, la nominada por Joe Biden para asumir el Departamento del Tesoro. 

La nominación de Yellen fue aprobada 26-0 en el Comité. Sin embargo, algunos senadores expresaron su preocupación respecto a los ambiciosos planes del presidente Joe Biden para reactivar la economía en medio de la pandemia de coronavirus. 

"Tengo fuertes desacuerdos con la Dra. Yellen en varias de sus posiciones, particularmente en el campo de la política fiscal, pero ella se ha comprometido a trabajar con nosotros", dijo el senador republicano Mike Crapo después de la votación.

Se prevé que el pleno del Senado apruebe su nombramiento como secretaria del Tesoro esta semana.

Con EFE y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24