Estados Unidos y Rusia prorrogan el tratado de desarme nuclear New START

En esta fotografía de archivo del 10 de marzo de 2011, el entonces vicepresidente Joe Biden, a la izquierda, le da la mano al primer ministro ruso Vladimir Putin en Moscú, Rusia.
En esta fotografía de archivo del 10 de marzo de 2011, el entonces vicepresidente Joe Biden, a la izquierda, le da la mano al primer ministro ruso Vladimir Putin en Moscú, Rusia. AP - Alexander Zemlianichenko

Dos días antes de que el pacto expirara, la Administración del presidente Joe Biden se unió a Rusia para extender el acuerdo, el último restante entre los dos países que limita la capacidad de ambas potencias de desarrollar armas nucleares. Washington reivindicó la importancia del tratado “en tiempos de tensión”.

Anuncios

Este miércoles, Estados Unidos renovó por cinco años el tratado de armas nucleares New START, que limita el número de armas estratégicas entre ambos países y que estaba programado para expirar el próximo viernes 5 de febrero. El nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, acordó con su homólogo ruso, Vladimir Putin, mantener vivo el acuerdo.

"La prórroga del tratado New START garantiza que tengamos límites verificables para los misiles balísticos intercontinentales, los SLBM -misiles balísticos lanzados desde submarinos- y los bombarderos pesados rusos hasta el 5 de febrero de 2026", dijo el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken tras el anuncio de la prórroga.

Alcanzado en 2010 por la Administración de Barack Obama y firmado por el demócrata junto al entonces presidente ruso Dimitry Medvedev, New START limita el número de armas nucleares estratégicas, con un máximo de 1.550 cabezas nucleares y 700 sistemas balísticos para cada una de las dos principales potencias atómicas tanto en tierra, mar y aire. 

El tratado nuclear New START entre Rusia y EE. UU. ha sido prorrogado.
El tratado nuclear New START entre Rusia y EE. UU. ha sido prorrogado. Kirill KUDRYAVTSEV AFP/File

Casi desde su toma de posesión, Biden había comunicado a Moscú su disposición a extender el pacto. Ahora, tras confirmarse la noticia, su Administración asegura que Washington utilizará la prórroga del acuerdo para vigilar y mantener al límite el programa nuclear de la potencia europea. 

Blinken: 'Especialmente en tiempos de tensión, los límites de las armas nucleares son de vital importancia'

La extensión del acuerdo se firmó en medio del clima de tensión entre Washington y Moscú, incrementado en la última semana por el encarcelamiento del opositor Alexéi Navalny y por los señalamientos al Kremlin de atacar masivamente a agencias federales estadounidenses. Sin embargo, Blinken reivindicó la importancia del pacto. 

“Especialmente en tiempos de tensión, los límites verificables de las armas nucleares de alcance intercontinental de Rusia son de vital importancia. La extensión del New START hace que EE. UU., sus aliados y socios y el mundo sean más seguros. (...) Una competencia nuclear sin restricciones nos pondría en peligro a todos", aseguró el alto funcionario.

Se trata del último acuerdo de desarme que queda vigente entre ambas potencias nucleares después de que la Administración de Donald Trump se retirara de otros dos acuerdos similares. Aunque el Gobierno del republicano intentó darle un impulso a final de mandato, Rusia rechazó los términos de renovación planteados. 

No obstante, tras la llegada de Biden a la Casa Blanca, las dos Cámaras del Parlamento ruso votaron el pasado 27 de enero a favor de la extensión. Lo hicieron un día después de que el Kremlin informara que los presidentes de ambos países firmantes habían acordado prorrogar el acuerdo. La extensión no requiere la aprobación formal del Congreso estadounidense.

En esta foto proporcionada por la Duma Estatal, los diputados asisten a una sesión en la Duma Estatal, la Cámara Baja del Parlamento ruso en Moscú, Rusia, el miércoles 27 de enero de 2021. Ambas cámaras del parlamento votaron unánimemente el miércoles para extender el nuevo tratado New START
En esta foto proporcionada por la Duma Estatal, los diputados asisten a una sesión en la Duma Estatal, la Cámara Baja del Parlamento ruso en Moscú, Rusia, el miércoles 27 de enero de 2021. Ambas cámaras del parlamento votaron unánimemente el miércoles para extender el nuevo tratado New START © Asamblea Federal de la Federación de Rusia vía AP

La Unión Europea, la OTAN y la ONU dan la bienvenida a la extensión del New START

Tras la noticia, la Unión Europea celebró la prórroga: "La UE otorga la mayor importancia al tratado New START y considera que es una contribución crucial a la seguridad internacional y europea", dijo el alto representante para la Política Exterior del bloque, Josep Borrell, en una declaración a nombre de los países miembros.

Las 27 naciones de la Unión Europea consideraron que el tratado incrementa la predictibilidad y la confianza mutua entre Estados Unidos y Rusia, y que esto limita la competición estratégica entre “los dos estados nucleares que poseen el mayor arsenal nuclear”. Subrayaron también que ambos tienen una alta responsabilidad “en el campo de desarme nuclear”.

En la misma línea se expresó la OTAN, que dijo apoyar completamente la medida: “Los aliados de la OTAN creen que el tratado Nuevo START contribuye a la estabilidad internacional, y los aliados expresan de nuevo su fuerte apoyo a su implementación continuada y a un diálogo temprano y activo sobre los modos de mejorar su estabilidad".

Asimismo, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dio la bienvenida a la extensión, según informó el portavoz de la Organización, Stephane Dujarric, quien dijo que el punto en común para la prórroga "es un primer paso para revitalizar el régimen de control de armas nucleares". 

La Casa Blanca pide la liberación de estadounidenses detenidos en Rusia

Tras la extensión del tratado, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, pidió este miércoles la pronta liberación de ciudadanos estadounidenses detenidos en Rusia e indicó que hacerlo daría muestras de que el Kremlin "está dispuesto a mover problemas irresolubles del pasado dentro de la relación bilateral".

En julio del pasado año, la Justicia rusa sentenció al exmarine estadounidense Trevor Reed a nueve años de prisión tras ser acusado de poner en peligro la vida de dos agentes de Policía rusos. Otro exmarine, Paul Whelan, fue condenado por espionaje a 16 años de cárcel. 

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24