La reunificación de niños migrantes con sus familias, un reto mayúsculo para la Administración Biden

Migrantes centroamericanos miran la toma de posesión de Joe Biden en un refugio en Ciudad Juárez en el norte de México.
Migrantes centroamericanos miran la toma de posesión de Joe Biden en un refugio en Ciudad Juárez en el norte de México. © Herika Martinez / AFP

Aunque el Gobierno de Joe Biden haya creado un grupo de tarea para encontrar a los padres de los cerca de 600 niños detenidos en Estados Unidos, hay retos estructurales que imposibilitan esta misión. Entre ellos, que no se tiene información completa de los niños ni de los padres y no se sabe cuál es el alcance ni los recursos que tendrá el grupo de tarea encargado de la reunificación.

Anuncios

Desde que empezó la política 'tolerancia cero' que Donald Trump implementó del 2017 al 2021, cerca de 5.500 familias fueron separadas y más de 600 niños no encuentran a sus padres. Trump tomó más de 400 decisiones relacionados con limitar la inmigración a Estados Unidos.

Por su parte, Joe Biden, en línea con lo que prometió en campaña, presentó su plan migratorio el primer día de Gobierno y firmó tres órdenes ejecutivas para revertir muchas de las políticas migratorias de la Administración pasada.

Con una de las recientes órdenes ejecutivas creó un equipo de trabajo para encontrar a los padres de estos niños que siguen en centros de detención. "Este grupo trabajará con todo el Gobierno, con actores clave, representantes de las familias afectadas, aliados en todo el hemisferio para encontrar a los padres de los niños separados por la Administración de Trump", dijo Biden.

Falta de información personal de niños y padres, uno de los principales obstáculos

Sin embargo, hay problemas estructurales y detalles sin definir sobre el equipo de tarea que podrán limitar el alcance del objetivo de reunificar a los niños con sus padres. El primero de ellos es la mala administración y la falta de información personal sobre los niños que están recluidos y los padres que fueron deportados. Según 'The Washington Post', no hay claridad sobre cuántos padres fueron deportados sin sus hijos y dónde están viviendo en este momento.

Este es "el reto más grande" que tiene el Gobierno de Biden para lograr la reunificación, dijo a France 24 Sabrina Rodríguez, reportera de inmigración para Politico.

"Cuándo primero llegaron muchos de estos niños, la Administración de Trump y los oficiales de ICE (Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de EE. UU.) y CBP (oficina de aduanas), no apuntaron la información sobre estos niños y hay muchos en el sistema que desde un principio no tienen el nombre completo o la dirección de un familiar ni tienen los nombres de los padres, entonces encontrar esa información va a ser una de las partes más difíciles", agregó Rodríguez. 

Por otro lado, abogados y activistas han resaltado que otro de los riesgos importantes es el de detención y deportación que enfrentan los padres que tratan de regresar a buscar a sus hijos en Estados Unidos.

"Hay una sospecha que hay padres que no se han reunificado con sus hijos porque temen represalias del Gobierno de Estados Unidos ya que están en situación indocumentada", dijo a France 24 Andrew Selee, presidente del Instituto de Política Migratoria en Washington, agregando que la idea es que a estos padres se les de la garantía de inmunidad de deportación o por lo menos de no reportarlos si es que se presentan por sus hijos en Estados Unidos.

Un tercer obstáculo que afronta la reunificación es la falta de claridad sobre quién va a liderar o pertenecer al grupo de tarea. Se sabe que el grupo está compuesto por oficiales de la fiscalía, del Departamento de Seguridad Nacional, del Departamento de Salud y Servicios Humanos, organismos de inteligencia y ONGs en Centroamérica y México que ya están en la tarea de buscar padres.

"Todavía no conocemos el alcance del grupo de trabajo"

Pero no se sabe bien cómo el grupo va a hacerle seguimiento a los pedidos de reparación por parte de las familias o cómo van a responder a llamados de investigación a los oficiales de la Administración pasada que diseñaron e implementaron esta política migratoria. 

Tampoco se sabe si va a ser el Gobierno de Biden el que lleve a cabo su propia búsqueda por las familias separadas y la repatriación o si eso lo tercerizarán con otras organizaciones. Además no se conoce todavía información sobre la cantidad de recursos financieros con los que contarán. “Todavía no conocemos el alcance del grupo de trabajo que formó el presidente Biden, todavía se están definiendo los parámetros”, dijo Andrew Selee a France 24.

 

Como solución a este problema inicial, varias organizaciones sociales y migratorias han recomendado que el Gobierno debe ofrecerle a los padres deportados una camino hacia la ciudadanía en EE. UU. para que estén con sus hijos, de lo contrario muchos padres creerán que sus hijos estarán mejor y más seguros si se quedan en Estados Unidos, a pesar de que se queden solos.

“Ahora se necesitan compromisos más concretos. Necesitamos soluciones específicas que incluyan la reunificación de estas personas en Estados Unidos ofreciéndoles estatus legal”, dijo Lee Gelernt, abogado del sindicato por las Libertades Civiles de América, ACLU.

“La meta de encontrar a todos los padres no es realista, creo que va a ser muy difícil hacerlo, pero bueno, lo están intentando”, afirma Rodriguez.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24