Concluye la última jornada de acusaciones del 'impeachment' a Trump, turno para su defensa

Archivo. El edificio del Capitolio de EE. UU. el 4 de diciembre de 2020.
Archivo. El edificio del Capitolio de EE. UU. el 4 de diciembre de 2020. © Tom Brenner / Reuters

Un día después de que se revelaran impactantes imágenes inéditas del asalto al Capitolio por parte de seguidores del expresidente Trump el pasado 6 de enero, los legisladores demócratas que ejercen la acusación en el segundo 'impeachment' contra el exmandatario aseguraron tener como objetivo “que ningún funcionario en el futuro” haga lo que “hizo el presidente Trump". Tras dos días de acusaciones, se espera ahora la réplica de la defensa. 

Anuncios

Este 11 de enero los demócratas de la Cámara de Representantes llevaron a cabo su segundo y último día de alegatos en el marco del segundo juicio político contra Donald Trump. Si bien en la primera jornada de acusaciones aseguraron que el mandatario había pasado de ser el “comandante en jefe” al “instigador en jefe”, este jueves centraron sus argumentos en la conducta del presidente tras el asalto al Congreso.

Trump "difundió mentiras para incitar al ataque violento contra el Capitolio, nuestras fuerzas de seguridad y todos nosotros, y luego mintió de nuevo a su base para decirles que estaba todo bien, que todo esto era aceptable", dijo el representante demócrata Ted Lieu, durante su intervención en el Senado.

Lieu aseguró que Trump era peligroso por considerar que su conducta podría hacer pensar a otros ciudadanos que podrían “hacer lo mismo” que Trump, al considerar que es culpable de la incitación a la turba que se tomó el Capitolio. "La falta de remordimientos es un factor importante en el juicio político, porque un juicio político (...) es asegurarse de que ningún funcionario en el futuro ni ningún presidente hace exactamente lo mismo”.

El representante a la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Ted Lieu, ofrece parte del argumento de apertura de los gerentes de destitución en el juicio político del expresidente Donald Trump, acusado de incitar al ataque al Capitolio de EE. UU. Washington, EE. UU., el 10 de febrero de 2021.
El representante a la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Ted Lieu, ofrece parte del argumento de apertura de los gerentes de destitución en el juicio político del expresidente Donald Trump, acusado de incitar al ataque al Capitolio de EE. UU. Washington, EE. UU., el 10 de febrero de 2021. U.S. Senate TV via REUTERS - U.S. Senate TV

Los demócratas también aseguraron que lo ocurrido el 6 de enero había sido “la culminación de las acciones del presidente”, dijo el jefe de la bancada acusadora, Jamie Raskin, quien vinculó lo ocurrido en Washington con la irrupción de cientos de manifestantes armados en el Capitolio estatal de Michigan el 30 de abril de 2020 para protestar contra las medidas impuestas por la pandemia. Entonces Trump no condenó lo sucedido. 

Diana DeGette: "Los asaltantes actuaron para cumplir los deseos de Trump"

Este 11 de febrero, los demócratas volvieron a mostrar videos en los que se veía a la multitud de seguidores del expresidente tomando el Capitolio del país y reiteraron la responsabilidad del ahora expresidente al estimular la violencia. Diana DeGette, representante demócrata por el estado de Colorado, afirmó durante su intervención que los asaltantes actuaron bajo la presunción de que “estarían ejerciendo una orden del presidente”. 

"Quiero dar un paso atrás y mirar el 6 de enero desde una perspectiva totalmente diferente, la perspectiva de los insurrectos mismos. Sus propias declaraciones antes, durante y después del ataque dejan en claro que fue hecho para Donald Trump, siguiendo sus instrucciones, y para cumplir sus deseos. Donald Trump los había enviado allí, realmente creían que toda la intrusión era por orden del presidente”, dijo DeGette.

Bajo esta premisa, la representante sostuvo que los atacantes no esperaban ser castigados por su actuación. "El presidente les dijo que estuvieran allí. Entonces ellos realmente creyeron que no enfrentarían ningún castigo", agregó.

Videos inéditos, una evidencia que aumenta la expectativa sobre el juicio 

El 10 de febrero, durante el primer día de la presentación de argumentos, los demócratas hicieron públicos unos videos inéditos, tomados de las cámaras de seguridad, que muestran la actuación de los seguidores de Trump durante la toma del Capitolio. 

En las imágenes se observa cómo los seguidores del expresidente ingresaron de manera violenta a las instalaciones, algunos de ellos armados con diversos elementos, para recorrer los pasillos en la búsqueda de algunos políticos, entre ellos, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el entonces vicepresidente Mike Pence. 

De acuerdo con el testimonio de los demócratas, Pence sería uno de los objetivos del grupo de asaltantes al estar bajo una constante presión del presidente Donald Trump para intervenir en los resultados electorales. 

En los videos se aprecia la protección que recibió el funcionario, y su familia, cuando ingresaron los asaltantes al Capitolio. 

Aunque, según expertos, la mayoría de los integrantes del Senado (que actúan como jurados) parecen haber tomado una decisión que podría favorecer a Donald Trump, los audios y videos presentados se han convertido en una evidencia clave que podría cambiar los votos.

Sobre ello se pronunció el presidente Joe Biden, quien señaló haber visto el juicio a través de las noticias, pero espera que, con la exhibición de los videos, "algunas mentes pueden cambiar".

Para condenar a Trump, se requieren dos tercios del Senado, unos 67 votos. Actualmente, el Senado estadounidense está conformado por 50 senadores demócratas e igual número de republicanos, teniendo el voto de desempate la vicepresidenta Kamala Harris. Por eso los demócratas han apelado a las imágenes y al sentimiento para captar los votos que enjuicien al magnate por sus actuaciones del pasado 6 de enero.

Los abogados de Donald Trump tendrán su turno el próximo 12 de febrero. Hasta el momento, la defensa del exmandatario ha adelantado que sus réplicas no tomarán mucho tiempo y asegura que será "tan corta como sea posible", a pesar de que cada una de las partes cuenta con 16 horas para exponer sus alegatos. El juicio político podría concluir este mismo sábado o domingo. Estados Unidos está expectante.

Con Reuters y AP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24