Biden promete que todos los adultos de EE. UU. tendrán vacunas para finales de mayo

El presidente de EE. UU., Joe Biden, habla sobre la respuesta a la pandemia de Covid-19 en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 2 de marzo de 2021.
El presidente de EE. UU., Joe Biden, habla sobre la respuesta a la pandemia de Covid-19 en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 2 de marzo de 2021. © Kevin Lamarque / Reuters

El pronóstico del presidente estadounidense Joe Biden se anunció junto a un acuerdo a través del cual la farmacéutica Merck & Co Inc. ayudará a Johnson & Johnson para acelerar la producción de su vacuna. De esta manera, el país comenzará a usar tres antídotos para combatir la pandemia y cumplir objetivo del Gobierno de entregar 100 millones de dosis durante los primeros 100 días de su administración.

Anuncios

Una meta ambiciosa para la Administración del demócrata Joe Biden. El presidente de Estados Unidos se mostró optimista al anunciar este 2 de marzo que su Gobierno se encamina a conseguir las suficientes vacunas contra el Covid-19 para inocular a todos los adultos del país para finales mayo, dos meses antes de lo que estaba planeado.

El aumento en el suministro de las dosis se debe a un acuerdo negociado por el Gobierno para que la farmacéutica Merck & Co Inc. ayude a la empresa Johnson & Johnson (J&J) a acelerar la producción de su vacuna, luego de un retraso en su fabricación.

De acuerdo con el contrato, J&J debía entregar 12 millones de dosis para finales de febrero, pero el pasado sábado, cuando se autorizó su uso en Estados Unidos, solo tenía listas cuatro millones de dosis para enviarse.

Para incrementar la producción Biden dijo que había invocado la Ley de Producción de Defensa, creada para épocas de guerra y a través de la cual se busca “acelerar los materiales críticos en la producción de vacunas, como equipos, maquinaria y suministros”. Por medio de ella se equiparán “dos instalaciones de Merck con los estándares necesarios para fabricar de manera segura la vacuna J&J”, agregó el mandatario.

Estados Unidos ya aplica tres vacunas

Merck también se había encaminado a fabricar su propia vacuna, pero se retiró de la carrera en enero de este año al reconocer que los resultados no habían mostrado la eficacia necesaria para combatir el Covid-19.

La vacuna de J&J es la tercera aprobada en Estados Unidos, junto a la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y la de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech. A diferencias de estos, el antídoto de J&J funciona con una sola dosis y no requiere altos niveles de refrigeración, lo que facilita enormemente su distribución y acelera la campaña de inmunización.

Con estas tres vacunas, Joe Biden confía en que alcanzaría su objetivo de entregar 100 millones de dosis durante los primeros 100 días en el cargo, una promesa que realizó al llegar a la Casa Blanca. “Llegamos a la mitad de ese objetivo en 37 días y estoy seguro de que llegaré hasta el final".

El presidente ordenó a todos los estados del país dar prioridad a todos los maestros en el proceso de vacunación para que los menores puedan regresar pronto a la escuela. Agregó que más de 30 estados ya habían tomado medidas de este tipo e instó abordar la educación presencial “como el servicio esencial que es”.

“Queremos que cada educador, miembro del personal de la escuela, trabajador de cuidado infantil reciba al menos una vacuna para fines del mes de marzo” dijo a la prensa. Para garantizar este proceso el mandatario anunció un programa para que quienes trabajen en este sector, puedan aplicar para recibir la vacuna en la farmacia más cercana.

Biden dijo que espera que la vida vuelva a la normalidad el próximo año, pero reconoció que aún hay mucho por hacer y pidió a los ciudadanos no bajar la guardia.

Con AP y Reuter

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24