"Es un paso adelante": Biden tras veredicto por el asesinato de George Floyd

El presidente estadounidense Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris se pronuncian tras el veredicto del jurado contra el exagente de policía Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd. Washington D.C., EE. UU. 20 de abril de 2021.
El presidente estadounidense Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris se pronuncian tras el veredicto del jurado contra el exagente de policía Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd. Washington D.C., EE. UU. 20 de abril de 2021. © Tom Brenner/ Reuters

El exoficial de policía de Minneapolis fue declarado culpable de todos los cargos por el asesinato de George Floyd y en las calles hubo gritos de júbilo y más llamados de Justicia. El presidente Biden respalda una reforma policial, en curso en el Congreso, y en las calles hay expectativa por los juicios que vienen. Mientras el país se enfocaba en el veredicto, la policía mató a una niña afroamericana de 16 años en Ohio.

Anuncios

El exagente de policía Derek Chauvin podría enfrentar hasta 40 años de prisión tras haber sido declarado culpable del asesinato del afroamericano George Floyd por el jurado en Minneapolis, Minnesota. Pero para conocer la condena definitiva primero hay que esperar la sentencia del juez y superar la apelación que seguramente presentará la defensa del exoficial.

Por eso para el fiscal general del estado de Minnesota, Keith Ellison, el veredicto que declaró culpable a Chauvin de asesinato en segundo y tercer grado y homicidio involuntario, es un “primer paso hacia la Justicia”. Para él, este debería ser un punto de partida hacia una reforma policial. “Tenemos que usar este veredicto como un punto de inflexión”, dijo el fiscal, y no es el único que lo ve en ese sentido.

El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris vieron el veredicto desde la Casa Blanca, hablaron con la familia Floyd y se dirigieron al país. “Fue un asesinato a plena a luz del día”, dijo Biden, “y rasgó las vendas para que todo el mundo viera el racismo sistémico (...) que es una mancha en el alma de nuestra nación, la rodilla en el cuello de la Justicia para los afroamericanos”. 

El mandatario adelantó que la vicepresidenta Kamala Harris ayudó a redactar la Ley George Floyd para la Justicia Policial, que está en curso en el Congreso y ya superó el debate en la Cámara de Representantes. Biden la describió como una “legislación para abordar la mala conducta sistémica en los departamentos de policía, para restablecer la confianza entre las fuerzas del orden y las personas a las que se les ha confiado el servicio y la protección”.

"Un jurado en Minnesota encontró al exoficial de policía Derek Chauvin culpable de asesinar a George Floyd. El veredicto es un paso hacia adelante", dijo el presidente en sus redes sociales, "y aunque nada podrá traer de vuelta a George Floyd, este puede ser un gran paso en la marcha hacia la Justicia en Estados Unidos".

En su discurso, Biden aprovechó para ejercer presión para que la bancada republicana confirme a Vanita Gupta y Kristen Clarke en dos cargos estratégicos alrededor de esta materia en el Departamento de Justicia. Biden las describió como “abogadas eminentemente calificadas y muy respetadas que han pasado toda su carrera luchando por promover la equidad racial y la Justicia”. Según el presidente, Gupta y Clarke “tienen la experiencia y la habilidad necesarias para promover las prioridades de nuestra Administración para erradicar la policía inconstitucional y reformar nuestro sistema de Justicia penal”.

La muerte de una menor afroamericana en Ohio a manos de la policía vuelve a encender la indignación

El veredicto contra Chauvin trajo cierto alivio en Minneapolis, donde cientos se congregaron en el sitio donde ocurrió el crimen, rebautizado por la ciudad como 'Plaza George Floyd'. “Podemos respirar de nuevo”, dijo el hermano de Floyd, Philonise, en declaraciones a la prensa y añadió: “Tenemos que protestar porque este parece un ciclo de nunca acabar”.

En las calles de la ciudad, el veredicto contra el asesino de Floyd fue un motivo para pedir Justicia en el caso de Daunte Wright, un joven afroamericano que murió tras un disparo a quemarropa propinado por una uniformada el pasado 11 de abril, a pocos kilómetros de donde ocurrió el crimen contra Floyd. Kimberly Potter, que entregó su placa, está acusada de homicidio involuntario en esa causa. 

Y en la noche del martes 20 de abril, mientras el país procesaba el veredicto contra Chauvin, un nuevo movimiento de protestas se desataba en Columbus, Ohio. Una menor afroamericana amenazó a dos mujeres con un cuchillo en esa ciudad y la policía abrió fuego. La niña, identificada por su familia como Ma'Khia Bryant, tenía 16 años y murió en la escena.

Manifestantes en Columbus, Ohio, EE. UU., salen a las calles tras la muerte a manos de la policía de una menor de edad afroamericana identificada como Ma'Khia Bryant, el 20 de abril de 2021.
Manifestantes en Columbus, Ohio, EE. UU., salen a las calles tras la muerte a manos de la policía de una menor de edad afroamericana identificada como Ma'Khia Bryant, el 20 de abril de 2021. © Alisha Jucevic/ Reuters

El jefe del departamento de policía de la ciudad dijo que hizo público el video de los eventos en aras de la “transparencia”. El oficial que abrió fuego no fue identificado, pero el video indica que es blanco. El jefe dijo que "lo sacarían de las calles" a la espera de una investigación.

Cuando el video se hizo público, la televisión local mostró una creciente multitud de manifestantes en las calles de la ciudad después del anochecer, enfrentándose a una pequeña fila de oficiales de policía en bicicletas. Los primeros reportes indicaron que se trataba de protestas pacíficas.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24