Estados Unidos admite que no cumplirá la meta de vacunación prevista para el 4 de julio

La enfermera Dorothy Austin distribuye una vacuna contra el Covid-19 a un residente de Detroit, Michigan, EE. UU., el 21 de junio de 2021. REUTERS / Emily Elconin
La enfermera Dorothy Austin distribuye una vacuna contra el Covid-19 a un residente de Detroit, Michigan, EE. UU., el 21 de junio de 2021. REUTERS / Emily Elconin REUTERS - EMILY ELCONIN

La Administración Joe Biden se había puesto el objetivo de vacunar con al menos una dosis al 70% de los ciudadanos mayores de 18 años para el Día de la Independencia. Pero esta celebración no será al final su gran día contra el coronavirus debido, entre otros, a una reticencia de los jóvenes. No obstante, 15 de 50 estados ya cuentan con el 70% de los adultos inoculados. Nueva York es uno de ellos.

Anuncios

Seis meses después de que Estados Unidos iniciara su campaña de vacunación contra el Covid-19, el país puede decir que a más del 65% de su población mayor de 18 años ya se le ha aplicado al menos la primera dosis. Y que casi un 56% de ese mismo grupo está completamente inmunizado.

Sin embargo, la meta del Gobierno del presidente Joe Biden es más ambiciosa. A comienzos de mayo, el mandatario se había propuesto que para la festividad del Día de la Independencia del 4 de julio –en menos de dos semanas–, siete de cada diez mayores de 18 años tuviera al menos la primera dosis.

La meta parecía alcanzable, teniendo en cuenta que el programa de vacunación en Estados Unidos avanza a un ritmo de 850.000 dosis diarias, según datos de las autoridades sanitarias. Una cifra que incluye a los niños y a los adolescentes de 12 años o más.

Pero es el grupo de 18 a 26 años el que tiene los niveles más bajos de vacunación. El asesor principal de Covid-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, explicó que "muchos estadounidenses más jóvenes han sentido que el Covid-19 no es algo que los afecte y han estado menos ansiosos por recibir la vacuna".

France 24
France 24 © France 24

Un estudio publicado el lunes 21 de junio por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) apunta que es menos probable que los jóvenes se vacunen contra la enfermedad en Estados Unidos que las personas mayores.

De acuerdo una encuesta desarrollada entre marzo y mayo, el 23,2% de los ciudadanos de entre 18 y 39 años dijo que probablemente se vacunaría o que no estaba seguro, mientras que el 24,9% contestó que posiblemente no se inocularía o que no lo haría en absoluto.

Hasta este 22 de junio, la nación estadounidense ha vacunado al 70% de los adultos mayores de 30 años, según Zients. Asimismo, 15 de los 50 estados –además de Washington D.C.–, han administrado al menos una vacuna al 70% de sus adultos mayores de 18 años.

La cifra nacional de vacunación, a partir de los 12 años, llega a 177,3 millones para una sola dosis y a 150 millones para la vacunación completa.

La Administración Biden cree que, en el mejor de los casos, para el cuatro de julio habrá recibido la primera inmunización el 70% de quienes tengan más de 27 años, no 18. "Se necesitarán unas semanas extra" para cumplir ese objetivo, confirmó el asesor de la Casa Blanca.

La variante Delta es la que más preocupa a las autoridades

La propia Casa Blanca cree que la mayor amenaza en sus esfuerzos para erradicar el Covid-19 es la nueva variante Delta que apareció por primera vez en India, de acuerdo a Anthony Fauci, experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos.

En ese sentido, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, puntualizó que esa variante "representa una serie de mutaciones que podrían llevar a otras futuras que esquiven la vacuna".

"Es por eso que es tan importante vacunarse ahora para acabar con la cadena de infección, la cadena de mutaciones que podría llevar a una variante más peligrosa", agregó.

En uno de los países con la campaña de vacunación más exitosa, los desequilibrios raciales en las tasas de vacunación, la variante Delta y el desafío de convencer a los adultos jóvenes de que deben protegerse con la vacuna, siguen siendo los principales obstáculos.

En paralelo, la nación, ante el miedo de perder dosis ya fabricadas, lleva días repartiendo vacunas a países como Taiwán –2,5 millones de Moderna pese al conflicto que supone con China–, Argentina –más de 1,1 millones de dosis de AstraZeneca/Oxford–, así como México –con 100.000 inyecciones–.

Con EFE, Reuters, AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24