Saltar al contenido principal
Ellas hoy

La CIDH revisa el caso de 'Esperancita', la mujer que murió sin tratamiento de leucemia por estar embarazada

Rosa Almonte Hernández, madre de Rosaura Almonte, conocida también como "Esperancita" una adolescente de 16 años, que falleció en 2012 de leucemia, debido a que no recibió quimioterapia, porque estaba embarazada, marcha el 18 de diciembre de 2016, junto a cientos de personas por la Zona Colonial, de Santo Domingo (República Dominicana), contra la reciente aprobación de un nuevo Código Penal que ratifica criminalizar el aborto.
Rosa Almonte Hernández, madre de Rosaura Almonte, conocida también como "Esperancita" una adolescente de 16 años, que falleció en 2012 de leucemia, debido a que no recibió quimioterapia, porque estaba embarazada, marcha el 18 de diciembre de 2016, junto a cientos de personas por la Zona Colonial, de Santo Domingo (República Dominicana), contra la reciente aprobación de un nuevo Código Penal que ratifica criminalizar el aborto. © EFE(EPA)

Rosaura Almonte Hernández, conocida como 'Esperancita', falleció en 2012 a sus 16 años por el retraso intencionado de un tratamiento a la leucemia que padecía, por estar embarazada. La ONG Womens Link denuncia que por la falta de atención oportuna y adecuada, Rosaura no sobrevivió, aún cuando su feto tampoco tenía probabilidades de prosperar. Su madre, Rosa Hernández, lleva nueve años pidiendo justicia y ahora su lucha se reedita en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Anuncios

El 2 de julio de 2012 Rosaura Almonte ingresó a la sala de urgencias del hospital docente Semma en Santo Domingo, República Dominicana; allí se entera de dos diagnósticos: tiene leucemia linfoblástica aguda y un embarazo de 7,2 semanas.

El 3 de julio la medica tratante informa que hay signos de daño fetal y sangrado por amenaza de aborto. En consecuencia, recomienda un aborto terapéutico, para proceder a atender a Rosaura por su leucemia, pero en República Dominicana el aborto está prohibido, de modo que el caso va al Comité de Morbilidad Extrema y una junta médica decide no proceder al legrado por ser inconstitucional.

Los médicos determinan "esperar el desenlace natural del embarazo, dada la hemorragia", sabiendo que el feto no tiene posibilidades de prosperar y que la vida de Rosaura depende del tratamiento. Y es que la quimioterapia inmediata para la leucemia da a los pacientes adolescentes una esperanza de vida del 58%, de no aplicarse, la enfermedad puede ser mortal en 8 semanas.

Entendiendo que el embarazo frenaba el tratamiento de la adolescente de 16 años, se reúne el 18 de julio el Comité de Bioética del hospital y se expresa que "si una mujer embarazada presenta una condición que amerita tratamiento, las consecuencias negativas para el feto no pueden ser consideradas como un atentado a la vida".

Con aval del Ministerio de Salud, se acepta administrar quimioterapia el día siguiente, pero solo 13 días después el personal médico solicita la firma de un consentimiento informado "a sabiendas de los riesgos que conlleve, descargando de responsabilidad al hospital (...) y los médicos". 

El 16 de agosto, en el día 45 de hospitalización, con un embarazo de 13,3 semanas, comienza un sangrado abundante por la vagina y por la boca. La adolescente presenta hipotensión, e insuficiencia respiratoria. 

El 17 de agosto a la 1:30 de la madrugada se produce un aborto espontáneo y a las 8:00 am. Rosaura sufre un paro cardiorrespiratorio y se decreta su deceso. 

Desde ese día en 2012, Rosa Hernández ha pedido Justicia y una mejora en los procesos médicos de República Dominicana, donde se encuentra una de las mayores tasas de muertes de maternas de la región, pero hasta la actualidad el Estado "no ha escuchado", como denuncia.

Ahora el caso está en manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que se pronunciará sobre lo que ocurrió y determinará si hubo un tratamiento inadecuado para la joven.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.