Biden condena el caos en Washington: "No son protestas, es insurrección"

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, se dirige a las protestas que tienen lugar en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington y sus alrededores mientras el Congreso de los Estados Unidos celebra una sesión conjunta para certificar los resultados de las elecciones de 2020, en una conferencia de prensa en su sede de transición en Wilmington, Delaware, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021.
El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, se dirige a las protestas que tienen lugar en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington y sus alrededores mientras el Congreso de los Estados Unidos celebra una sesión conjunta para certificar los resultados de las elecciones de 2020, en una conferencia de prensa en su sede de transición en Wilmington, Delaware, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021. © Kevin Lamarque / Reuters

Tras los disturbios en el Capitolio estadounidense durante la certificación de los resultados del voto electoral, el presidente electo Joe Biden denunció el "ataque sin precedentes" a la democracia estadounidense y llamó a los partidarios de Trump a detener los altercados. "Las palabras de un presidente importan", dijo en clara alusión al magnate. 

Anuncios

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se dirigió este miércoles 6 de enero al país tras los hechos sin precedentes registrados en el Capitolio, donde decenas de manifestantes pro-Trump irrumpieron a varias zonas protegidas, forzando a un receso de emergencia en ambas cámaras, donde se debatía la certificación de los resultados electorales. 

Tras graves disturbios, en los que varias personas entre manifestantes y policías resultaron heridas, el demócrata aseguró que la democracia del país "está bajo un ataque sin precedentes” y agregó que los actos violentos no son protestas de ciudadanos con derecho a demostrar sus desacuerdos sino "insurrección".

Biden exigió que Trump llamara a sus partidarios a poner fin a los altercados vividos cuando una masa enfurecida irrumpió en el Capitolio, retrasando la certificación formal de las elecciones de 2020 y sumiendo a la ciudad en el caos.

Dijo que el republicano debería "dar un paso adelante" y exigir a sus partidarios que pongan fin al "asedio" del edificio, que ha obligado a la evacuación de varias oficinas y representantes que se encontraban en su interior durante la sesión. 

"Hago un llamamiento al presidente Trump para que salga ahora en la televisión nacional para cumplir su juramento y defender la Constitución y exigir el fin de este asedio", dijo Biden en una breve intervención desde Wilmington, Delaware.

El demócrata denunció la negativa de Trump a aceptar la derrota electoral e insinuó que, con sus discurso y retórica furiosa, él era el culpable de la violencia que se está viviendo en la capital. Biden dijo que las palabras de un presidente "pueden incitar", en una clara alusión al magnate y a los disturbios causados por sus simpatizantes. 

"Esto no es disenso. Es desorden. Es caos. Está al borde de la sedición y debe terminar ahora", añadió.

Trump pide a sus partidarios regresar a casa, pero insiste en la tesis del "fraude" 

Minutos después de la intervención de Biden, Trump publicó un vídeo de un minuto en sus redes sociales instando finalmente a los manifestantes a "volver a casa", a pesar de persistir en sus acusaciones de fraude en las elecciones y asegurar que simpatizaba con los causantes de los altercados debido a que "las elecciones han sido robadas". 

El republicano también hizo hincapié en respetar a las fuerzas de la seguridad, diciendo que los vestidos de "azul" eran partidarios de su causa y que debían defenderlos. Pero algunos de los asistentes a la manifestación se resistieron a seguir las indicaciones del presidente y siguieron ondeando banderas con escritos de "Trump" desde las inmediaciones del Capitolio. 

Los violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes pro-Trump dibujan al país que va a dirigir Joe Biden como cabeza del Ejecutivo, profundamente polarizado tras la campaña de supuesto fraude impulsada por Trump. Durante su intervención, Biden remarcó que los sucesos del 6 de enero son "un recordatorio, uno doloroso, de que la democracia es frágil."

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24