Muere Sheldon Adelson, magnate del juego y mecenas de Trump y Netanyahu

En esta foto de archivo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (izq.), participan en un evento en el ala este en la Casa Blanca con el fundador, presidente y director ejecutivo de Las Vegas Sands, Sheldon Adelson (centro) y su esposa Miriam Ochsorn, en enero 28 de febrero de 2020 en Washington, DC.
En esta foto de archivo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (izq.), participan en un evento en el ala este en la Casa Blanca con el fundador, presidente y director ejecutivo de Las Vegas Sands, Sheldon Adelson (centro) y su esposa Miriam Ochsorn, en enero 28 de febrero de 2020 en Washington, DC. AFP - ALEX WONG

Sheldon Adelson se hizo famoso por sus complejos hoteleros que albergaban casinos en Estados Unidos, Macao o Singapur, lo que revolucionó la industria. Su millonario apoyo a políticos y causas estadounidenses e israelíes lo hicieron un codiciado bastión de los conservadores.

Anuncios

El fundador del grupo de casinos Las Vegas Sands, el estadounidense Sheldon Adelson, murió en la madrugada del 12 de enero a sus 87 años debido a un cáncer. 

Conocido en política como un “creador de reyes”, era uno de los apoyos financieros del Partido Republicano y fiel partidario de Donald Trump, así como del primer ministro Israelí Benjamin Netanyahu.

A través de un comunicado, la empresa destacó el aspecto “visionario” de Adelson, que además es propietarios de varios complejos turísticos o resorts como los Strip de Las Vegas (The Venetian y The Palazzo) así como casinos en Macao, China y Singapur.

“Los complejos turísticos integrados de Sheldon Adelson transformaron el sector, cambiaron la trayectoria de la empresa e hicieron repensar el turismo”, dice el texto donde se añade que el legado del magnate estadounidense en la industria turística será “eterno”.

Adelson aportó varios millones a la campaña de Donald Trump. En Israel no fue menos: su generosidad benefició al primer ministro Netanyahu a través del periódico gratuito 'Israel Hayom', que Adelson fundó en el 2007 y que es uno de los más leídos en el país.

El premier destacó en Twitter que Adelson fue "un amigo increíble" y un "campeón del pueblo judío".

El comunicado explica que Adelson será enterrado en Israel. Además, una ceremonia conmemorativa tendrá lugar en Las Vegas “en fecha posterior”, señaló el grupo Sands.

Revolucionario de la industria hotelera

Sheldon Adelson, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos, nació en una familia de ascendencia judía-ucraniana. Como muchos millonarios americanos, nunca fue a la escuela y se hizo en la calle, vendiendo periódicos desde los 12 años.

Corredor de préstamos y asesor de inversiones, su primer gran acierto lo dio en 1979, cuando junto a sus socios creó y desarrolló el programa informático COMDEX, que se volvió líder en el mundo y que vendió en 1995 por 860 millones de dólares.

En 1988, adquirió el hotel casino Sands en Las Vegas con un grupo de socios. Al año siguiente, agregó un centro de convenciones y exposiciones.

Durante su luna de miel en Venecia, en 1991, tuvo la idea de construir un gigantesco y moderno hotel-casino reproduciendo los edificios y canales de Venecia en Las Vegas, el famoso The Venetian.

Sands revolucionó la industria hotelera de Las Vegas, orientándola tanto hacia el entretenimiento y las convenciones como hacia los juegos de azar. En 2003, agregó una torre con 1013 suites e invirtió en más casinos en Macao y Singapur.

En el 2007, Adelson intentó sin éxito ser propietario de uno de los principales periódicos de Israel, 'Maariv', y aunque en un primer momento renunció a la idea de la lanzar un periódico gratuito que le hiciera competencia, el proyecto vería la luz más tarde como 'Israel Hayom'.

Durante la crisis de las sub-primes en 2008 y 2009, estuvo a punto de declararse en bancarrota al perder el 93% de su fortuna. Pero se recuperó gracias a inversiones en Asia, aunque varias demandas lo opusieron a intermediarios chinos. En el 2016, su grupo debió pagar una multa de 9 millones de dólares al admitir haber pagado sobornos a líderes extranjeros.

De origen demócrata, pero convencido republicano

Aunque provenía de familia demócrata, Adelson era un firme partidario del Partido Republicano. Sus temas predilectos eran Israel, los impuestos y la lucha contra las drogas.

En el conflicto palestino-israelí era opuesto a una solución a dos Estados y abogaba por la anexión de los territorios palestinos ocupados.

Rompió con AIPAC, el lobby pro-israelí estadounidense, por su apoyo a un plan para ayudar a los palestinos, "un pueblo que no existe", según dijo en varias ocasiones.

La muerte de su hijo Mitchell por sobredosis en 2016 lo llevó a oponerse a la legalización del cannabis.

En las elecciones del 2012, Adelson apoyó a Newt Gingrich durante las primarias republicanas, y luego, tras su retiro, dio más de 60 millones de dólares a la campaña de Mitt Romney.

Su empresa Las Vegas Sands fue víctima de un ciberataque en el 2013, tras sus intenciones declaradas de enviar misiles nucleares "al centro de Teherán" para luchar contra las ambiciones iraníes para adquirir armas nucleares.

En el 2015, compró 'Las Vegas Review-Journal' para influir aún más en los asuntos políticos.

De cara a las elecciones de 2016, varios republicanos participaron en sus conferencias con el objetivo de ganar su apoyo. Finalmente entregó su sostén personal y financiero (25 millones durante su campaña y 5 millones en su ceremonia de toma de posesión) a Donald Trump en mayo de 2016. Adelson influyó de manera importante en la decisión de Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén.

Fue además un importante filántropo de las fundaciones de apoyo a los judíos de Estados Unidos. En 2017 pagó 20 millones de dólares a la colonia israelí de Ariel, al sur de Nablus, en Cisjordania. Desde entonces, la escuela de medicina del asentamiento lleva el nombre de Adelson y su esposa Miriam Ochsorn.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24