Saltar al contenido principal

Lombardía, la región donde el coronavirus sigue más fuerte que en el resto de Italia

Personas que usan mascarillas hacen fila en un laboratorio móvil que realiza pruebas de Covid-19 y Hepatitis C, después de que el gobierno introdujera nuevas medidas restrictivas debido al aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19), en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020.
Personas que usan mascarillas hacen fila en un laboratorio móvil que realiza pruebas de Covid-19 y Hepatitis C, después de que el gobierno introdujera nuevas medidas restrictivas debido al aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19), en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters
8 min

Cuando el coronavirus se desató en Italia, primero lo hizo en Lombardía y luego se expandió a otras regiones. Sin embargo, si algunas zonas del país lograron mantener a raya a la enfermedad, por lo menos en los meses de verano, a Lombardía le costó salir de la primera ola y ahora, con la segunda, es otra vez la región más afectada.

Anuncios

Esta es la radiografía más reciente de esta atormentada región del norte italiano: casi 163.000 personas se han contagiado de Covid-19 en Lombardía desde que empezó la pandemia, unas tres veces más que la cercana Piamonte (unos 59.600 casos), la segunda región con mayor número de contagios en Italia, según los datos proporcionados por las autoridades del país.

De los 163.000 casos de Lombardía, más de 17.300 personas han muerto tras ser infectadas, de las cuales unas 400 fallecieron en los últimos dos meses. Esto es, en números totales, el 45 % de todas los individuos que fallecieron en las veinte regiones italianas desde el inicio de la emergencia. 

Los contagios han retomado ahora un ritmo muy acelerado. Entre el sábado y domingo, la cifra de nuevos contagiados en Lombardía alcanzó los 5.700 casos diarios y en las últimas 24 horas se registraron 5.035 nuevos casos en la región, lo que la sitúa como el territorio más afectado de todo el país, que registró en total 21.994 nuevos casos en la última jornada.

Entre tanto, la tasa de positividad en Lombardía se disparó a un 16,81 % del total de tests efectuados, unos cuatro puntos más que el promedio nacional (12,6%). 

Personas con mascarillas hacen fila en un laboratorio móvil que realiza pruebas de COVID-19 y Hepatitis C, después de que el gobierno introdujo nuevas medidas restrictivas debido a un aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19), en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020.
Personas con mascarillas hacen fila en un laboratorio móvil que realiza pruebas de COVID-19 y Hepatitis C, después de que el gobierno introdujo nuevas medidas restrictivas debido a un aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19), en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters

La situación genera alarma entre quienes están en primera línea. Lo decía la semana pasada, por ejemplo,  Alessandro Vergallo, presidente de la Asociación de Anestesiólogos: "Si esta tendencia se mantiene, el punto de ruptura se alcanzará en 15 días, entraremos en crisis porque las dotaciones orgánicas disponibles de anestesiólogos y reanimadores ya no serán suficientes", aseguró.

Por supuesto también hay diferencias con lo vivido en marzo y abril, los meses más álgidos de la primera ola de la pandemia en Italia. Por ejemplo: Bérgamo, la ciudad lombarda que conmocionó al mundo por los camiones del Ejército que en marzo transportaban los cadáveres de fallecidos que no cabían en las morgues, ya no está en el foco.

Una persona que lleva una mascarilla pasa frente a una tienda, en la región norteña de Lombardía en Italia, después de que el Gobierno introdujera nuevas medidas restrictivas debido a un aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19), en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020.
Una persona que lleva una mascarilla pasa frente a una tienda, en la región norteña de Lombardía en Italia, después de que el Gobierno introdujera nuevas medidas restrictivas debido a un aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19), en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters

El virus se ha trasladado a Milán, ciudad que fue parcialmente afectada por el Covid-19 en el inicio de la pandemia. En concreto, según la actualización epidemiológica divulgada en el último informe semanal del Ministerio de Salud y el Instituto Superior de la Salud (ISS) de Italia el pasado 23 de octubre, la incidencia acumulada de los últimos 14 días de Lombardía es de 1.291 casos por 100.000 habitantes, siendo Milán la provincia más golpeada de la región. 

Asimismo, el Rt, el índice que mide el número de personas que contagia cada persona infectada, equivale ya a 1.64 en Lombardía, por encima de ese 1 que las autoridades sanitarias consideran como menos preocupante. 

El Gobierno regional, en la mira por falta de previsiones

En los pasados meses, el Gobierno de Lombardía, liderado por el partido ultraderechista Liga Norte, fue criticado por los recortes efectuados en años anteriores al sistema sanitario público local —que en Italia gestionan principalmente los gobiernos regionales— y sobre todo por no haber invertido suficientemente en su red de médicos de cabecera, cuyo rol es considerado crucial para el rastreo de infectados y para evitar el colapso de las urgencias.

Sin embargo, el Gobierno regional se defendió argumentando que una de las causas del alto contagio de Lombardía se debía a la vocación de esta región, que posee una industria muy desarrollada, y a su posición estratégica —también es sede de gigantescos almacenes, entre ellos el de Amazon—, por ser una importante zona para la conexión con los países del centro y norte de Europa. 

Unas argumentaciones, estas, que posteriormente también fueron avaladas por estudios que sostuvieron que en la región circularon las cepas A y B, que antes de entrar por primera vez en Italia aterrizaron en otros países europeos, como indicó un reciente análisis de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán.  

Escasez de camas de cuidados intensivos deja vulnerable a la región

Aún así, las posteriores promesas de las autoridades regionales y nacionales de reforzar el sistema sanitario público local, que en todo el país ha tenido un papel muy preponderante en la lucha contra el Covid-19, también han sido cumplidas de una manera insuficiente. 

La prueba son las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Si bien también otras regiones han registrado retrasos en el incremento de nuevas UCI, en el caso de Lombardía solo 122 de las 585 camas previstas fueron efectivamente instaladas, lo que ha elevado la capacidad de la región a 9,8 terapias intensivas por cada 100.000 habitantes (983 puestos de los cuales 113 ya ocupados, al 19 de octubre), según recientes análisis de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán. 

Este es un aumento muy alejado del de la cercana región de Véneto, que hoy tiene 16,8 camas UCI por cada 100.000 habitantes y que, paradójicamente, también es administrada como Lombardía por el mismo partido político, la Liga. 

Más aún, la Fundación Gimbe, un instituto que estudia la pandemia a través de los números, ha incluso denunciado que en la región faltan dosis de la vacuna para la gripe común, que las autoridades han recomendado para las franjas de la población más frágiles.  “Lombardía, con las provisiones actuales, alcanza una cobertura del 66,3 % de la población más expuesta por su edad, menos que el objetivo mínimo del 75 %”, ha dicho Gimbe.

Nuevas restricciones tras fracaso en los sistemas de rastreo

Por otra parte, además de la escasez de anestesiólogos, también hay carencia de rastreadores y médicos. Tanto, que Protección Civil ha anunciado que busca 2.000 profesionales para apoyar al sistema regional de Lombardía, para las tareas de rastreo, una decisión que ha sido criticada por no haber sido tomada con anterioridad. De igual manera, la propia Administración regional ha hecho saber también que quiere contratar médicos y enfermeros para que atiendan el incremento de los casos.

Sin embargo, Andrea Crisanti, uno de los virólogos que mayor fama han adquirido por haber acertado muchas de sus previsiones, ha criticado al Gobierno nacional por no haber aceptado un plan nacional que él mismo presentó en agosto y que preveía los 400.000 test diarios. “El sistema de rastreo ya se ha desintegrado cuando alcanzamos los 2.000 infectados diarios”, dijo en una entrevista con el diario italiano Il Corriere el 22 de octubre.

Un trabajador médico toma una muestra de hisopo de una persona en un laboratorio móvil que realiza pruebas de Covid-19 y Hepatitis C, después de que el Gobierno introdujo nuevas medidas restrictivas debido a un aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19) en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020.
Un trabajador médico toma una muestra de hisopo de una persona en un laboratorio móvil que realiza pruebas de Covid-19 y Hepatitis C, después de que el Gobierno introdujo nuevas medidas restrictivas debido a un aumento en el número de infecciones por coronavirus (COVID-19) en Milán, Italia, el 19 de octubre de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters

"¿Qué podemos hacer para volver a tomar el control?, lo único son las medidas restrictivas y el distanciamiento", añadió. 

Dicho y hecho, con la pandemia ya en una situación crítica, el Gobierno regional de Lombardía y el nacional decidieron volver a las medidas restrictivas. Entre otros, se han cerrado los centros comerciales en los fines de semana, se abrió un hospital de emergencia en Milán y los hospitales de la región ya están cancelando por un periodo indeterminado todas las operaciones quirúrgicas ordinarias. 

Además de ello, como en el resto del país, ha entrado en vigor un toque de queda entre las 23:00 y las 5:00 de la madrugada, se han clausurado piscinas y gimnasios y se ha establecido que las clases de los alumnos de secundaria serán principalmente virtuales, entre otras medidas tomadas en el último fin de semana en un intento de frenar los contagios. Pero la situación aún así parece muy inquietante.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.