Reino Unido: el Partido Laborista suspende a Jeremy Corbyn por desatender quejas de antisemitismo

Imagen del 19 de diciembre de 2019 del entonces líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn en la Cámara de los Comunes.
Imagen del 19 de diciembre de 2019 del entonces líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn en la Cámara de los Comunes. © Jessica Taylor / Parlamento del Reino Unido vía Reuters

El actual líder del partido, Keir Starmer, suspendió a su predecesor tras recibir un informe que denunciaba que durante la dirección de Corbyn el Partido Laborista recibió constantes quejas de antisemitismo que no fueron atendidas.

Anuncios

"Es un día de vergüenza para el Partido Laborista", dijo este jueves 29 de octubre el actual líder del partido británico, Keir Starmer. El político opositor acaba de suspender a su predecesor, Jeremy Corbyn, por no atender a quejas de antisemitismo dentro del partido cuando este último estaba al mando.

La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos de Inglaterra y Gales (EHRC, por sus siglas en inglés) publicó un reporte en el que detalla cómo el partido había lidiado con distintas quejas de antisemitismo dentro de sus filas. La respuesta de Corbyn al informe fue usada por el líder actual para justificar la suspensión.

Según el reporte, la administración de Corbyn estuvo marcada por quejas persistentes de antisemitismo y por su falta de respuesta a las mismas. El antiguo líder, por su parte, dice que los procesos se quedaron estancados por la  "burocracia obstructiva del partido" y que la magnitud de todo el asunto estaba siendo agrandada por motivos políticos. 

"Un antisemita ya es mucho, pero la escala del problema también ha sido dramáticamente magnificada por razones políticas por nuestros oponentes dentro y fuera del partido, así como por gran parte de los medios", aseguró Corbyn.

Starmer aceptó el informe contra Corbyn en su totalidad

Sin embargo, el sucesor de Corbyn no titubeó en suspenderlo.

"A la luz de los comentarios que hizo hoy", dijo el partido en referencia a la respuesta de Corbyn, "y por su error de no retractarse de ellos, el Partido Laborista ha suspendido a Jeremy Corbyn a la espera de una investigación".

El comunicado del partido añadió que retiraba el aval a su exlíder, de modo que Corbyn no podrá participar en las votaciones de la Cámara de los Comunes como legislador de los laboristas. Starmer dijo que aceptaba el reporte de la Comisión "en su totalidad" y que implementaría todas sus recomendaciones.

"Le hemos fallado al pueblo judío. Estoy verdaderamente apenado por todo el dolor y sufrimiento que ha sido causado", dijo Starmer y añadió que "nunca más fallaremos en atacar al antisemitismo y nunca más perderemos su confianza".

"Luego de haber presidido sobre la descendencia de un partido orgullosamente anti-racista que pasó a ser un partido que rompió con las leyes de igualdad en su tratamiento a los judíos, sus comentarios sin vergüenza de hoy mostraron que él sigue siendo parte del problema y es una obstrucción para resolver el asunto", dijo Marie van der Zyl, presidenta de la Mesa de Diputados de Judíos Británicos.

Por su parte, Corbyn dijo este jueves que el antisemitismo es "absolutamente abominable" y rechazó las acusaciones en su contra incluidas en el reporte. "Responderé firmemente a  la intervención política para suspenderme", dijo en su defensa.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24