Francia: tercer hombre detenido por el ataque registrado en una iglesia de Niza

Velas y flores cerca de la iglesia de Notre Dame en homenaje a las víctimas de un mortal ataque con cuchillo en Niza, Francia, el 30 de octubre de 2020.
Velas y flores cerca de la iglesia de Notre Dame en homenaje a las víctimas de un mortal ataque con cuchillo en Niza, Francia, el 30 de octubre de 2020. © REUTERS - Eric Gaillard

Un tercer hombre fue detenido para ser interrogado en relación con el ataque con cuchillo que se registró en una iglesia de la ciudad de Niza, en el sur del territorio francés, y que dejó tres muertos, según lo indicado este sábado por una fuente legal.

Anuncios

El hombre, de 33 años, estuvo presente durante el registro policial realizado la noche del 30 de octubre en la casa de un segundo ciudadano, que también fue detenido para ser interrogado debido a que se cree que estuvo en contacto con el atacante, según lo señalado por la fuente.

"Estamos tratando de aclarar cuál fue su papel en todo esto", agregó la fuente sobre la citada detención. 

El sospechoso del ataque perpetrado el 29 de octubre en la Basílica de Notre Dame de Niza, quien recibió un disparo y fue hospitalizado, fue identificado como un tunecino de 21 años que llegó a Europa hace poco más de un mes, de acuerdo con la información recopilada por los investigadores galos. 

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó el mortal apuñalamiento como un "ataque terrorista islamista" y anunció mayor vigilancia en las iglesias por parte de las patrullas militares, que serán reforzadas con 7.000 soldados. 

Macron señaló que la seguridad en las escuelas también aumentará

"Claramente, es Francia la que está siendo atacada", agregó el mandatario, quien prometió que el país no renunciará a sus valores.

El citado ataque se presentó en medio de un momento crecientes tensiones entre los musulmanes de muchos países por el tratamiento de las caricaturas francesas del profeta Mahoma, las cuales consideran como insultantes.

Este hecho ocurrió casi dos semanas después de que Samuel Paty, un maestro de escuela en un suburbio de París, fuera decapitado por un checheno de 18 años.

El docente decapitado, en honor a quien posteriormente se rindieron varios homenajes, uno de ellos desde la Universidad de la Sorbona, había mostrado a sus alumnos las mencionadas caricaturas en el transcurso de una clase sobre libertad de expresión.

Francia, hogar de la comunidad musulmana más grande de Europa y golpeada por una serie de ataques en los últimos años, ha defendido el derecho a publicar tales caricaturas. Entre tanto, Macron ha insistido en que el país no comprometerá sus libertades básicas de creencia y expresión.

Este artículo fue adaptado de su original en inglés.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24