Estados Unidos supera los diez millones de contagios de Covid-19

La coordinadora de investigación de la Universidad de Washington, Rhoshni Prabhu, sostiene un hisopo después de tomarle la prueba de Covid-19 a un pasajero en Seattle, Washington, Estados Unidos, el 23 de octubre de 2020.
La coordinadora de investigación de la Universidad de Washington, Rhoshni Prabhu, sostiene un hisopo después de tomarle la prueba de Covid-19 a un pasajero en Seattle, Washington, Estados Unidos, el 23 de octubre de 2020. © Elaine Thompson / AP

El país norteamericano es el primero del mundo en alcanzar esa cifra y actualmente atraviesa su tercera ola del brote. Por otro lado, Portugal entró en su segundo estado de emergencia, que incluye un toque de queda nocturno para el 70 % de la población; mientras que Hungría y Rumania también imponen nuevas restricciones.

Anuncios

Desde que Europa comenzara a reportar sus primeros casos de Covid-19 el pasado enero, el continente atraviesa por su segunda ola del virus y la reimposición de restricciones se extiende por diversos países.

A nivel global, el número de contagios se ubica en 50.523.502 y las muertes ascendieron a 1.258.109, de acuerdo con el conteo independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Portugal encabeza este lunes la lista de las naciones que introducen nuevas medidas, con su segundo estado de alarma, mientras Hungría impone un nuevo confinamiento parcial y Rumania ordena el cierre de escuelas y un toque de queda nocturno. Francia, Alemania y España ya han aplicado nuevas restricciones en las últimas semanas.

A continuación, las principales noticias sobre el Covid-19 en el mundo este 9 de noviembre:  

  • Estados Unidos es el primer país en registrar más de diez millones de contagios

El virus se sigue propagando en el país norteamericano. En los últimos diez días, la nación contabilizó más de un millón de casos, con lo que alcanzó su tasa más alta de infección. El promedio de diagnósticos positivos cada día durante la última semana fue de más de 100.000 contagios en cada jornada. Esto es más que el promedio combinado de India y Francia, los dos países con más infectados en Asia y Europa, respectivamente.

El incremento de los contagios en Estados Unidos contribuyó a que el país superara este lunes los diez millones de diagnósticos positivos desde que comenzó la pandemia. Allí, de las personas que contrajeron el virus, 237.860 murieron, lo que representa una quinta parte de todos los fallecidos a causa del brote en el mundo. Por estas cifras, Estados Unidos es el país con más personas infectadas y muertas, por encima de naciones también altamente pobladas como India, Brasil y Rusia.

Los trabajadores médicos dirigen el tráfico en el sitio de prueba  de la Universidad de Texas-El Paso para detectar el Covid-19 en El Paso, Texas, Estados Unidos, el 9 de noviembre de 2020.
Los trabajadores médicos dirigen el tráfico en el sitio de prueba de la Universidad de Texas-El Paso para detectar el Covid-19 en El Paso, Texas, Estados Unidos, el 9 de noviembre de 2020. © Jorge Salgado / Reuters

El golpe de la pandemia ha sido tan fuerte que durante la campaña presidencial de Donald Trump y Joe Biden se convirtió en uno de los temas centrales del debate. Ahora que Biden es el mandatario electo, reiteró que la lucha contra el Covid-19 será una prioridad durante su mandato, que comienza a partir de enero del próximo año. 

Así lo aseguró el demócrata desde Wilmington, Delaware, en las declaraciones en las que anunció un equipo de trabajo conformado por 13 personas para diseñar un plan contra la pandemia. La fuerza de tarea estará liderada por el exresponsable de la salud pública Vivek Murthy, el excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) David Kessler y la experta en equidad sanitaria de la Universidad de Yale, Marcella Nunez-Smith.

  • Portugal comenzó su segundo estado de emergencia, tras empeoramiento en las cifras de contagios 

Portugal despertó este lunes con un nuevo estado de emergencia. Algunos dieron la bienvenida a las nuevas restricciones para tratar de mitigar la expansión del Covid-19, pero otros lo rechazaron y responsabilizaron al Gobierno de lo que consideran una respuesta tardía, con medidas que califican de confusas o inadecuadas.

El Estado de emergencia tendrá un periodo inicial de validez de 15 días y se puede prorrogar de manera indefinida en períodos de dos semanas. Entre las medidas que implica el estado de emergencia está la entrada en vigor de un toque de queda para 121 localidades, un 70 % de la población de la región, que incluye a los ciudadanos de Lisboa y Oporto.

Estos lugares ya se encuentran en confinamiento parcial desde el pasado miércoles, por su elevada incidencia del nuevo coronavirus, con 240 casos por cada 100.000 habitantes. Además, las personas tampoco podrán salir de casa entre las 13:00 y las 5:00 durante los próximos dos fines de semana.

"Será difícil porque ya pasamos meses en casa" (…) pero, ¿qué podemos hacer? Si las nuevas reglas ayudan a salvar algunas vidas, creo que esto es positivo", dijo María Tomás, propietaria de un restaurante en Lisboa.

Sin embargo, en el centro de Oporto, decenas de trabajadores de restaurantes se manifestaron contra las medidas que, según dijeron, están “matando al sector”.

"Estas medidas se hicieron muy mal porque deberían haberse implementado hace mucho tiempo" (…) "no tengo ninguna esperanza", afirmó Carlos Alves, de 69 años.

Los restaurantes tienen que cerrar a las 22.30 durante los días de semana y durante los próximos dos fines de semana, solo se les permitirá brindar servicios de comida para llevar después de las 13:00.

01:20

El Gobierno defiende que este estado de emergencia es menos restrictivo que el que estuvo en vigor entre el 19 de marzo y el 2 de mayo, durante la primera ola. 

Portugal, con un poco más de diez millones de habitantes, ha registrado un nivel comparativamente bajo frente a otras naciones, con 179.324 casos y 2.896 muertes acumuladas, pero el sábado presentó 6.640 nuevos contagios, la cifra diaria más alta desde que la pandemia llegó a este territorio, aunque las pruebas para detectar el virus también han aumentado.

  • Un "gran día para la humanidad": BioNTech señala que su vacuna funciona en un 90 %

"Hoy es un gran día para la ciencia y la humanidad", dijo Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de la farmacéutica estadounidense Pfizer, luego de que su firma y su socio alemán BioNTech informaran que la vacuna que desarrollan en conjunto tuvo una efectividad de más del 90 %, según los resultados de las pruebas iniciales.

Archivo- Imagen de referencia, una enfermera se prepara para inyectar a un voluntario la vacuna rusa Sputnik V, en una clínica de Moscú, en Rusia, el 10 de septiembre de 2020.
Archivo- Imagen de referencia, una enfermera se prepara para inyectar a un voluntario la vacuna rusa Sputnik V, en una clínica de Moscú, en Rusia, el 10 de septiembre de 2020. © Natalia Kolesnikova / AFP

 

Una gran victoria en la lucha contra la pandemia del Covid-19 que ha matado a más de un millón de personas y ha golpeado la economía mundial. Sin embargo, las aplicaciones masivas de la vacuna no podrían ocurrir este año, pues primero necesita una aprobación regulatoria.

Pfizer y BioNTech indicaron que hasta ahora no han encontrado problemas de seguridad serios y que esperaban solicitar la autorización de Estados Unidos este mes para el uso de emergencia de la vacuna, lo que plantea la posibilidad de una decisión regulatoria para diciembre y una primera fase de vacunación para personas con mayores riesgos de salud.

En caso de lograr la aprobación, las empresas estiman que pueden distribuir hasta 50 millones de dosis este año, suficientes para proteger a 25 millones de personas, y luego producir hasta 1.300 millones de dosis en 2021.

"Estamos alcanzando este hito crítico en nuestro programa de desarrollo de vacunas en un momento en el que el mundo más lo necesita, con tasas de infección que establecen nuevos récords, hospitales que se acercan al exceso de capacidad y economías que luchan por reabrir", concluyó Bourla.

  • En su segundo confinamiento en parte del país, Italia registra más de 25.000 nuevos contagios

El Ministerio de Salud informó que el país registró 25.271 nuevos casos en las últimas 24 horas. Las autoridades sanitarias resaltaron que se trata de una cifra mucho menor al promedio de 40.000 casos diarios reportados durante las últimas semanas.

Dos hombres caminan por la vacía Piazza di Spagna, tras la imposición de un toque de queda a partir de las 10 p.m. hasta las 5 a.m., como parte de medidas más estrictas para abordar la propagación del Covid-19, en Roma, Italia, el 6 de noviembre de 2020.
Dos hombres caminan por la vacía Piazza di Spagna, tras la imposición de un toque de queda a partir de las 10 p.m. hasta las 5 a.m., como parte de medidas más estrictas para abordar la propagación del Covid-19, en Roma, Italia, el 6 de noviembre de 2020. © Reuters/Remo Casilli

En el último día murieron 331 personas por el virus, lo que también muestra una pequeña reducción con respecto a los más de 400 decesos diarios en las últimas tres jornadas. Hasta el momento, Italia presenta 960.373 casos y 41.750 fallecimientos acumulados desde que inició la crisis sanitaria.

Desde el pasado 6 de noviembre, en el norte de Italia, las regiones de Lombardía, Piamonte y el Valle de Aosta, además de la sureña Calabria viven un segundo confinamiento, aunque menos estricto que el de la primavera. Sus habitantes no pueden abandonar sus regiones o salir de casa, excepto para ir a trabajar, comprar artículos de necesidad o por motivos de salud y emergencias.

El presidente de la Federación Nacional del Colegio de Médicos (Fnomceo), Filippo Anelli, pidió al Gobierno que el aislamiento se extienda a todo el país, debido a que en las próximas semanas se prevé una superación en el número de pacientes frente a la capacidad hospitalaria. "Si se consideran los datos de esta semana como una tendencia típica y si los proyectamos sin prever mayores incrementos, la situación en un mes será dramática y por lo tanto debemos recurrir a un cierre total inmediato", señaló.

  • Hungría impone confinamiento parcial y toque de queda

Este lunes, el Gobierno húngaro anunció que desde el miércoles el país comenzará un nuevo aislamiento parcial, para tratar de evitar una saturación de pacientes en los hospitales.

Además, habrá toque de queda desde las 22:00 y las 5:00, con excepción de casos justificados, y los restaurantes, sitios culturales y los gimnasios deberán estar cerrados. Los hoteles solo podrán admitir a viajeros de negocios y el número de personas en encuentros familiares no debe ser superior a diez.

"Si el número de contagios sigue aumentando en este ritmo, nuestros médicos, enfermeros y hospitales no podrán con el peso de la situación", advirtió el primer ministro, Viktor Orbán, a través de un vídeo en su cuenta de Facebook.

Estas medidas serán aplicadas durante al menos 30 días. Desde el inicio de la pandemia, este país ha reportado 114.778 personas que han contraído el virus y 2.493 fallecidos, según la Universidad Johns Hopkins.

  • Rumania ordena el cierre de escuelas e inicia toque de queda nocturno

Rumania también comienza desde hoy una serie de nuevas restricciones por la segunda ola del virus. Entre ellas está el uso obligatorio de mascarillas, el cierre de todos los centros educativos y un toque de queda cada noche desde las 23:00 hasta las 5:00.

Archivo-Un trabajador de ambulancia con equipo de seguridad y máscara pasa por una rutina de desinfección, en Bucarest, Rumania, el 1 de noviembre de 2020.
Archivo-Un trabajador de ambulancia con equipo de seguridad y máscara pasa por una rutina de desinfección, en Bucarest, Rumania, el 1 de noviembre de 2020. © Inquam /Octav Ganea/Vía Reuters

El objetivo principal es evitar las fiestas privadas, pues las autoridades afirman que son la causa principal del repunte de casos en el país.

"Los adolescentes, y no solo en nuestro país, sino en muchos países europeos, según nos dicen los estudios que se han hecho, son 'contagiadores' del virus, porque ellos no desarrollan formas graves, la mayoría son asintomáticos, no presentan síntomas visibles y, con todo, transmiten el virus", dijo el primer ministro rumano, Ludovic Orban.

Estas decisiones enfrentan el rechazo de cientos de personas que el domingo salieron a protestar en Bucarest, la capital, y otras ciudades. 

"Nos enfrentamos, desde hace un mes, a un incremento del número de contagios, un incremento preocupante que nos ha llevado a tomar estas medidas", agregó Orban.

Hasta el momento, un total de 7.789 personas han fallecido por Covid-19 en este país con cerca de 19 millones de habitantes y la incidencia de la enfermedad en los últimos 14 dias se sitúa en 469,8 nuevos contagios y 7,6 muertes por cada 100.000 residentes.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24