Una nueva cepa "fuera de control" en Reino Unido pone a Europa en alerta

Países Bajos y Bélgica prohíben los vuelos con Reino Unido por la nueva variante del virus.
Países Bajos y Bélgica prohíben los vuelos con Reino Unido por la nueva variante del virus. © Marcos de Swart / EFE

Con un cierre parcial y la Navidad acercándose, el Gobierno de Reino Unido admitió que la nueva variante del coronavirus está descontrolada en el país. En una entrevista, el secretario de Salud, Matt Hancock, hizo hincapié en que un nuevo confinamiento nacional no es “inevitable”. Entre tanto, países europeos, con Alemania, Francia e Italia a la cabeza, reaccionaron al hallazgo de la nueva variante del virus suspendiendo los vuelos y trenes hacia y desde Reino Unido por temor a la propagación.

Anuncios

A dos semanas de dar por finalizado el 2020, el mundo continúa haciendo frente a la pandemia mundial provocada por el coronavirus. Mientras algunos países, como Estados Unidos, han iniciado el proceso de vacunación a la par que otras naciones se preparan para hacerlo, el aumento de casos amenaza con saturar los sistemas sanitarios.

De cara a Navidad, muchos países están haciendo frente al rebrote a través de nuevos confinamientos y restricciones. Actualmente, el virus suma más de 76 millones de casos y 1,6 millones de muertes a nivel global. 

Según la Universidad Johns Hopkins, el país más afectado sigue siendo Estados Unidos, seguido por India, Brasil, Rusia, Francia, Reino Unido y Turquía.

A continuación, las noticias más relevantes sobre la pandemia este 20 de diciembre:

  • A la vez que parte del país se confina, la nueva cepa del virus se descontrola en Inglaterra

A pesar del aumento de contagios y la propagación de una nueva cepa del virus, el secretario de Salud británico, Matt Hancock, dijo este domingo que un nuevo confinamiento nacional no era “inevitable”. El político defendió que las restricciones aplicadas en Londres y en el sureste de Inglaterra deberían ayudar a frenar la propagación.

“Una de las razones por las que trajimos movimientos de viaje estrictos al nivel 4 y pedimos a la gente que se quedase en su zona y en su casa […] es para tratar de detener la propagación de esta nueva variante”, aseguró el cabeza del departamento sanitario durante una entrevista con la BBC.

A pesar de las esperanzas puestas en las restricciones, Hancock reconoció que la nueva cepa del virus, que las pruebas mostraron como responsable del surgimiento de contagios en el sureste de Inglaterra, está “fuera de control” y llamó a la ciudadanía a tomar responsabilidad para ayudar a disminuir la curva de casos, actuando como si “tuvieran el virus”.

Una fotografía publicada por el Parlamento del Reino Unido muestra al Secretario de Salud Británico Matt Hancock haciendo una declaración sobre los nuevos niveles de Covid-19 en toda Inglaterra, en una sesión híbrida, socialmente distanciada, en la Cámara de los Comunes en Londres el 17 de diciembre de 2020.
Una fotografía publicada por el Parlamento del Reino Unido muestra al Secretario de Salud Británico Matt Hancock haciendo una declaración sobre los nuevos niveles de Covid-19 en toda Inglaterra, en una sesión híbrida, socialmente distanciada, en la Cámara de los Comunes en Londres el 17 de diciembre de 2020. © Roger Harris / AFP / UK PARLIAMENT

“La nueva variante (del virus) está fuera de control y tenemos que controlarla, y esta noticia sobre la nueva variante ha sido un final increíblemente difícil para un año francamente horrible. Y es importante que todo el mundo actúe, esencialmente actuar como si tuvieran el virus”, agregó en referencia al estado epidemiológico de la potencia anglosajona.

El gobierno recibió duras críticas por parte de la oposición a raíz de la decisión de imponer un cierre preventivo a casi 20 millones de personas menos de una semana antes de Navidad, contra lo que Hancock se defendió argumentando que el Ejecutivo tomó la decisión el sábado, tan pronto como supo que la nueva variante del virus era la responsable del repunte de contagios.

Respecto a las nuevas restricciones, el líder laborista británico, Keir Starmer, acusó al primer ministro Boris Johnson de condenar a la población a “a pagar el precio de su incompetencia” al disponer “en el último momento” de medidas más estrictas.

“Las alarmas venían sonando desde hacía semanas, pero el primer ministro eligió ignorarlas”, señaló durante una rueda de prensa a raíz de la decisión del Ejecutivo.

Hancock sugirió que las medidas más estrictas, que tienen a alrededor de un tercio de la población de Inglaterra en casa excepto por razones esenciales como el trabajo, podrían prolongarse hasta que la disponibilidad de las vacunas aumente.  

Estas medidas, muy cercanas a las festividades navideñas, acabaron con los planes de muchos británicos que tenían intenciones de viajar durante las vacaciones. Por eso, el ministro de Salud anunció que el Tesoro del país estaba estudiando la posibilidad de compensar económicamente a aquellos que han tenido que cancelar sus planes de viaje en el último momento.

Otra consecuencia del anuncio de Johnson fue el abarrotamiento de las estaciones de trenes en las últimas horas del sábado. Miles de personas se apresuraron a tratar de dejar Londres y el sureste de Inglaterra antes del inicio de las restricciones, provocando aglomeraciones e incumplimientos de la distancia social.

 

Hancock calificó el éxodo de los ciudadanos como "absolutamente irresponsable" y remarcó que "los responsables médicos dejaron absolutamente claro que la gente debería deshacer las maletas".

  • Alemania, Francia, Italia y más países europeos suspenden las conexiones con Reino Unido por temor a la nueva cepa del virus

El temor a un nuevo rebrote provocado por la nueva cepa del virus localizada en Reino Unido se extiende por Europa. A lo largo del día, varios países del continente anunciaron la interrupción de las conexiones con territorio británico, a modo de precaución.

Uno de los últimos en informarlo fue Francia. El primer ministro Jean Castex confirmó la suspensión del tránsito de personas con Reino Unido por las próximas 48 horas, a partir de la medianoche, una medida que podría extenderse.

Así, Francia siguió los pasos de Alemania, horas después de que el presidente Emmanuel Macron y la canciller Angela Merkel mantuvieran un diálogo telefónico. El Gobierno alemán suspendió todo el tráfico aéreo con Reino Unido hasta el 31 de diciembre, aunque las autoridades planean extender la medida durante enero. La medida excluye los vuelos de repatriación, postales, de carga, libres de pasajeros o con personal médico.

Esta medida podría ser aplicada por los 27 miembros de la Unión Europea, luego de la reunión de emergencia convocada para este lunes. Sebastian Fisher, portavoz de la UE, confirmó que la presidencia alemana del bloque citó a un encuentro de urgencia para definir una respuesta coordinada a la nueva variante del coronavirus.

En vistas a la situación, Italia se sumó a las restricciones de otros países del continente y limitó los viajes a Reino Unido este 20 de diciembre. Luigi Di Maio, el ministro de Exteriores italiano, anunció este domingo la medida y dijo que el gobierno lo hacía para "atender a su deber de proteger a los italianos".

En la misma línea, la República de Irlanda implementó restricciones al arribo de vuelos y ferris desde Reino Unido a partir de la medianoche y por 48 horas, una decisión que será revisada el martes. Además, aseguró estar trabajando "estrechamente" con su vecino Irlanda del Norte, perteneciente a Reino Unido.

Por su parte, el Instituto de Salud Pública de Países Bajos (RIVM) pidió a Sanidad el control de los movimientos de pasajeros con Reino Unido “tanto como sea posible” para limitar “la introducción de esta cepa de virus” en territorio neerlandés, por lo que el gabinete ha tomado la decisión cautelar de declarar la prohibición del tráfico aéreo de personas procedentes de las islas británicas.

“Una mutación infecciosa del Covid-19 está circulando en Reino Unido. Se dice que se propaga más fácil y rápidamente y que es más difícil de detectar”, explicó el Ministerio de Salud neerlandés en una declaración.

La suspensión de los vuelos entrará en vigor el domingo a las 06:00 (hora local) y durará al menos hasta el 1 de enero, dependiendo de cómo se desarrolle la situación virológica.

La noticia se difundió dos horas después de que Boris Johnson anunciara que iba a confinar Londres y parte del sureste de Inglaterra, en un intento de frenar la escalada de casos en las islas.

Por su parte, Bélgica hizo lo propio y también suspendió los vuelos y trenes a Reino Unido por temor a la importación de la nueva cepa del Covid-19. En una aparición pública, el primer ministro belga Alexander De Croo dijo al canal de televisión VRT que la medida se mantendría en vigor por al menos 24 horas.

Imagen de archivo. El Primer Ministro belga Alexander De Croo, con un tapabocas, llega el segundo día de una cumbre de la UE de dos días de duración, en Bruselas, el 16 de octubre de 2020.
Imagen de archivo. El Primer Ministro belga Alexander De Croo, con un tapabocas, llega el segundo día de una cumbre de la UE de dos días de duración, en Bruselas, el 16 de octubre de 2020. © Olivier Hostelet / AFP

El Ministerio de Salud de Austria impuso la prohibición de movilidad hacia las islas británicas este domingo, sumándose al resto de países europeos que ya lo han hecho. Del mismo modo, Bulgaria suspenderá las conexiones de viajes a partir de este domingo hasta el 31 de enero como mínimo. Las naciones europeas están aplicando estas restricciones en base a la nueva amenaza vírica, que se teme que pueda ser hasta un 70% más contagiosa que las variantes vistas anteriormente.

A lo largo de la jornada más países europeos se han unido a estas restricciones. Suiza ha suspendido vuelos con Reino Unido y Sudáfrica. Portugal limitará la entrada desde este país a nacionales lusos o con residencia en el país que presenten una PCR negativa. Las personas que no presenten dicha prueba deberán hacérsela en el aeropuerto y permanecer en aislamiento hasta que salga el resultado. 

La Organización Mundial de Salud (OMS) hizo un llamado a "reforzar controles" en Europa, por lo que el gobierno de España pidió una "respuesta coordinada" a nivel europeo sobre los vuelos al y desde el Reino Unido. 

  • Varios países cierran sus fronteras aéreas de forma parcial o total

Países de todo el mundo han empezado a cerrar sus fronteras aéreas con varios países, especialmente con Reino Unido, después de que la OMS mostrase preocupación por la nueva cepa del Covid-19 detectada en este país y que ya se ha extendido a otros países europeos. También se han detectado casos en Australia y Sudáfrica.

En Israel se ha prohibido el acceso de extranjeros procedentes de Reino Unido, si bien ya desde el inicio de la pandemia tiene vetada la entrada a turistas del exterior. Los israelíes que regresen de este país serán directamente dirigidos a hoteles gestionados por el Estado para que cumplan dos semanas de cuarentena.

Mientras tanto, el ministerio de Sanidad intenta identificar a todas las personas que hayan llegado en las dos últimas semanas desde el Reino Unido, Dinamarca o Sudáfrica, con el fin de realizarles pruebas preventivas. Israel también ha cerrado vuelos con estos dos últimos países.

Cierre de aeropuertos internacionales
Cierre de aeropuertos internacionales LEO RAMIREZ AFP/Archivos

El gobierno de Turquía, por su parte, ha suspendido temporalmente la llegada de viajeros desde Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca y Sudáfrica. El ministro de Sanidad, Fahrettin Koca, justificó la medida debido a que "la tasa de transmisión ha aumentado en el Reino Unido con la mutación del coronavirus".

En aquella misma región, Irán ha comunicado que suspende a partir de hoy los vuelos con Reino Unido por dos semanas y Arabia Saudita suspende por una semana – con posibilidad de ampliar a dos - todas las entradas al país por tierra, mar y aire. Por tanto, todos los vuelos internacionales quedan suspendidos, “salvo casos excepcionales”, según informan fuentes del ministerio de Salud a la agencia oficial de noticias Saudí (SPA).

Sin embargo, el transporte de “mercancías, productos básicos y cadenas de suministro” de países donde no haya aparecido la nueva mutación sí estarán permitidos. En la región de América Latina, El Salvador también ha suspendido vuelos con el Reino Unido.

  • La tercera cepa del virus empieza a extenderse por Europa y aparece en Sudáfrica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró preocupación por la nueva cepa del Covid-19 detectada en Reino Unido a la vez que pidió a las naciones maximizar la precaución.

“Por toda Europa, allí donde la transmisión sea alta y esté extendida, los países deben reforzar sus procedimientos de control y de prevención”, subrayó la entidad de salud mundial en referencia al surgimiento de la nueva variedad del virus.

No obstante, la variante del virus parece haberse extendido ya por algunas zonas de la Unión Europea, ya que se han detectado 9 casos en Dinamarca y uno en los Países Bajos. Además, se detectó otro en Australia.

Según declaró el catedrático de fármaco-epidemiologia de la Universidad británica de Oxford, Daniel Prieto, la situación podría ser crítica con el contagio de varias personas con la nueva cepa a lo largo de Europa desde hace varias semanas. Prieto explicó que desde hace un mes ya se hablaba en el ámbito científico de una posible mutación del virus, que sería ahora más contagioso, cambio que se habría detectado en varios países europeos.

La OMS coincidió con la visión del experto y dijo que “hay indicios preliminares de que la variante podría ser más contagiosa” y “también podría afectar a la eficacia de algunos métodos de diagnóstico”. A pesar de esto, la entidad remarcó que estos eran resultados de las investigaciones iniciales y que publicarán resultados más minuciosos próximamente.

Pero Europa no es el único continente que está experimentando la llegada de la nueva cepa del virus, además del contagio en Australia, Sudáfrica también registró infecciones de la nueva variante en los últimos días.

“Hemos convocado esta sesión informativa pública hoy para anunciar que una variante del virus SARS-COV-2, actualmente denominada Variante 501.V2, ha sido identificada por nuestros científicos genómicos aquí en Sudáfrica”, escribió  este viernes en un trino el Ministro de Salud sudafricano, Zweli Mkhize. 

En este contexto, el país africano alcanzó esta semana su récord en contagios, acercándose a un total de 900.000 casos acumulados y con más de 20.000 muertes relacionadas. Este rebrote de casos y la aparición de la mutación del virus hizo que la OMS estuviera en contacto con los investigadores sudafricanos para hacer un seguimiento del virus, según dijo la organización este viernes.

  • Polémica en España por el multitudinario concierto del cantante Raphael

El cantante español, Raphael, cumplió con su tradición de celebrar un concierto por Navidad en Madrid, acto que ni la pandemia ha podido impedir. En un contexto en el que los casos están repuntando diariamente en España, el evento fue duramente criticado por reunir a más de 4.000 personas en el Wizink Center de la capital española este sábado.

Esto pasó mientras la mayoría de comunidades autónomas del país están endureciendo las medidas de restricción de cara a los festivos y el Gobierno estatal está haciendo un llamado a la prudencia de la ciudadanía, limitando las reuniones familiares a seis personas.

El cantante Raphael, durante el concierto para celebrar 60 años de carrera, el sábado en el Wizink Center de Madrid, que será el concierto más multitudinario del país desde que estalló la pandemia de covid-19
El cantante Raphael, durante el concierto para celebrar 60 años de carrera, el sábado en el Wizink Center de Madrid, que será el concierto más multitudinario del país desde que estalló la pandemia de covid-19 © Kike Huesca / EFE

A pesar de que desde la organización del concierto aseguraron que el evento cumplía con los requisitos sanitarios y de seguridad exigidos, el clásico de Raphael se ha ganado un aluvión de críticas en redes sociales. En referencia a la polémica generada, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, salió en defensa del artista este domingo.

Aseguró que el concierto “cumple escrupulosamente las medidas” y que “las imágenes confunden” ante medios de comunicación. “Si el contagio subiera en Madrid se suspenderían estos espectáculos. Pero es en el ámbito privado donde se registran más casos”, afirmó.

Este domingo se repetirá otro concierto de Raphael para cerca de 5.000 personas, y los organizadores aseguran que se respetarán las medidas de seguridad establecidas por la Comunidad de Madrid para este tipo de espectáculos: un máximo del 40% del aforo total y la distancia de una butaca entre los grupos. De hecho, dicen que en este caso se ha optado por un aforo del 30% en un recinto con capacidad para 17.400 espectadores, dos sillas como distancia de seguridad y la realización de pruebas de antígenos al personal del WiZink.

No obstante, en España se hizo tendencia en Twitter la palabra ‘Escándalo’ por la cantidad de gente congregada en el recinto en época de pandemia, que pareció alarmante a muchos. En su defensa, el hastag #CulturaSegura reivindicó el derecho a celebrar este tipo de eventos siempre y cuando se cumpla con la normativa de seguridad para no dejar en el abandono al sector.

​​​

Con EFE, Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24