Cadena perpetua al autor del ataque antisemita en la sinagoga de Halle

Stephan Balliet, acusado de matar a tiros a dos personas después de un intento de asalto a sinagoga en Halle, antes del inicio del juicio en el tribunal de distrito de Magdeburgo, Alemania, el 21 de diciembre de 2020.
Stephan Balliet, acusado de matar a tiros a dos personas después de un intento de asalto a sinagoga en Halle, antes del inicio del juicio en el tribunal de distrito de Magdeburgo, Alemania, el 21 de diciembre de 2020. © Hendrik Schmidt / Reuters

El Tribunal Regional Superior de Naumburg halló responsable al ciudadano alemán Stephan Balliet por el ataque contra la sinagoga de Halle, en el este de Alemania, ocurrido en 2019 y que dejó dos personas muertas. El hombre, de 28 años, fue sentenciado a cadena perpetua por cargos de asesinato.

Anuncios

El ataque contra la sinagoga de Halle, este Alemania, el 9 de octubre de 2019, fue un hecho que consternó a la comunidad judía por el creciente antisemitismo en el país. El atacante, identificado como Stephan Balliet, para entonces de 27 años, transmitió el tiroteo en directo por Internet e intentó matar a la mayor cantidad de personas posible, según informó la Policía.

Sin embargo, la mala puntería del joven fuertemente armado y su frustrado intento por irrumpir en el recinto con cerca de 50 personas en su interior, evitó que el saldo de víctimas mortales fuera mayor. Aunque disparó contra la cerradura de una de las puertas de la sinagoga, no logró entrar debido a que esta había sido asegurada desde el interior. Entonces disparó frente al lugar, donde mató a dos personas, según indicaron las autoridades.

Archivo-El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, asiste a una ceremonia en honor a las víctimas del ataque contra la sinagoga de Halle, en el primer aniversario de lo ocurrido. El 9 de octubre de 2020.
Archivo-El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, asiste a una ceremonia en honor a las víctimas del ataque contra la sinagoga de Halle, en el primer aniversario de lo ocurrido. El 9 de octubre de 2020. © AFP/Ronny Hartmann

El hecho se produjo durante la celebración del Yom Kipur, la fiesta más importante del año judío. Posteriormente, el atacante confesó una motivación antisemita y se comprobó sus tendencias de extrema derecha.

Ahora, cerca de un año y dos meses después, Balliet, con 28 años de edad, fue condenado a cadena perpetua. Este 21 de diciembre, el Tribunal Regional Superior de Naumburg lo declaró culpable de asesinato e intento de asesinato.

El fallo establece que el atacante estuvo y está en pleno uso de sus facultades mentales, a diferencia de lo que argumentaba la defensa, y que es un “peligro para la sociedad”.

El proceso judicial, que se retrasó por seis meses, contó con 79 testigos. Un total de 45 supervivientes y allegados de los fallecidos participaron en la acusación, representados por 23 abogados. 

Las autoridades alemanas retiran al atacante la opción de libertad condicionada durante la condena

Aunque en efecto en Alemania la sentencia de cadena perpetua es indefinida, una vez el acusado cumpla 15 años de prisión puede optar por tener libertad condicional para el resto de su condena. Pero en la sentencia contra Stephan Balliet, los jueces se aseguraron de incluir una disposición para la detención preventiva que le niega esa posibilidad, con el fin de proteger al público de un criminal peligroso.

Los crímenes antisemitas son particularmente sensibles en Alemania debido a la historia del Holocausto judío.

El número de ataques con esta motivación aumentó en un 13% el año pasado, según indicó el ministro del Interior en mayo.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24