Crece la tensión entre Rusia y la UE por el presunto envenenamiento a Navalny

El líder opositor ruso, Alexéi Navalny, volvió a responsabilizar al Gobierno ruso de su presunto envenenamiento y calificó el hecho como una amenaza de cara a las parlamentarias.
El líder opositor ruso, Alexéi Navalny, volvió a responsabilizar al Gobierno ruso de su presunto envenenamiento y calificó el hecho como una amenaza de cara a las parlamentarias. © YOUTUBE - VDUD / Reuters

El Kremlin dio a conocer una nueva lista de funcionarios de la Unión Europea vetados en el país. Esto en respuesta a las sanciones impuestas contra la nación por parte del bloque, en rechazo al supuesto ataque con Novichok contra el líder opositor Alexéi Navalny el pasado 20 de agosto.

Anuncios

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia anunció este martes que, en respuesta a las acciones "de confrontación" de la Unión Europea, ha "decidido ampliar la lista de representantes de los estados e instituciones miembros del bloque, a quienes se les negará la entrada a la Federación de Rusia".

Las contra-sanciones se anunciaron después de que Moscú convocara a altos diplomáticos de Alemania, Francia y Suecia, donde los laboratorios concluyeron que Navalny había sido envenenado con el agente nervioso NoviChok. El 20 de agosto pasado, Navalny colapsó en un avión en el que viajaba desde la ciudad rusa de Tomsk, hacia la capital. 

Tras la crisis, el líder fue trasladado a Alemania para recibir tratamiento médico. Allí permaneció varios días en estado de coma y luego en un proceso de recuperación que duró varias semanas. Autoridades alemanas de salud certificaron que el líder fue envenenado con el agente nervioso Novichok en un intento de asesinarlo, una afirmación respaldada por muchas naciones occidentales.

Desde entonces se han generado tensiones diplomáticas entre el Kremlin y varias naciones europeas que han impuesto sanciones contra Rusia por considerar que el gobierno del país intentó acabar con la vida del líder opositor.

Y es que Alexéi Navalny es uno de los críticos más abiertos contra el gobierno del presidente ruso Vladimir Putin, el cual ha negado cualquier relación con el envenenamiento.

Las tensiones escalaron después de que Navalny asegurara, este lunes, que logró engañar a un agente secreto que trabaja para el gobierno ruso, el cual habría revelado detalles del supuesto plan fallido para matarlo. 

El archienemigo del Kremlin publicó en su blog personal, este lunes 21 de diciembre, una presunta grabación telefónica con el agente Konstantin Koudriavtsev. Se trata de un experto en armas químicas del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB),  quién habría revelado que el veneno que se utilizó contra Navalny se depositó dentro de su ropa interior.

"El video con esta conversación telefónica es una falsificación", aseguró el FSB en un comunicado citado por agencias de noticias rusas. Agregó que esta "supuesta investigación" constituyó "una provocación planificada" que no habría sido posible "sin el apoyo técnico y organizativo de los servicios especiales extranjeros”.

Este martes también reaccionó el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, quien sostuvo que “el paciente sufre claramente un delirio de persecución y (...) ciertos síntomas de megalomanía".

Sin aportar ninguna prueba sobre la identidad de su interlocutor, Navalny afirma que "cualquier pericia vocal demostrará que efectivamente se trata de Konstantin Koudriavtsev".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24