Reacciones alérgicas a las vacunas contra el Covid-19, un efecto secundario inusual

Durante los ensayos clínicos, el 0,6% de las personas que recibieron la vacuna de Pfizer tuvieron una reacción alérgica.
Durante los ensayos clínicos, el 0,6% de las personas que recibieron la vacuna de Pfizer tuvieron una reacción alérgica. © Reuters

Dos británicos desarrollaron una fuerte reacción alérgica después de haber recibido una inyección de la nueva vacuna de Pfizer y BioNTech contra el Covid-19. Un fenómeno poco común, pero que existe para todas las vacunas, recuerdan los científicos. 

Anuncios

Recién iniciada, la campaña británica de vacunación contra el Covid-19 se chocó el pasado miércoles 9 de diciembre contra su primer obstáculo: dos personas que trabajaban para el National Health Service (el Servicio de Salud Pública del Reino Unido), tuvieron una reacción alérgica después de haber recibido una primera inyección de la vacuna desarrollada por Pfizer en colaboración con BioNTech. Ambas personas pudieron ser tratadas con rapidez y se encuentran bien, precisaron las autoridades británicas. 

Justo después, la Agencia británica de Regulación del Medicamento publicó un aviso preventivo, desaconsejando que las personas con antecedentes de crisis alérgicas agudas se hicieran vacunar. 

Un efecto secundario raro

“Es un consejo apropiado. Ahora sabemos que las dos personas involucradas tenían antecedentes y llevaban consigo productos para enfrentar fuertes reacciones alérgicas”, apunta Louisa James, investigadora en inmunología de la Queen Mary University de Londres, contactada por France 24. Tenían Anapen, un tratamiento de emergencia a base de adrenalina administrado por inyección en caso de choque anafiláctico, una reacción alérgica exacerbada.

Según el portal Allergy UK, una de cada 1.000 personas corre el riesgo de tener un choque anafiláctico después de haber estado expuesto a un alérgeno al cual es sensible. Ese tipo de crisis “afecta el sistema cardiovascular, respiratorio, gástrico y provoca brotes cutáneos graves. La presión sanguínea puede bajar y la persona puede tener dificultades para respirar”, explica Saad Shakir, director de la Unidad de Investigación sobre la Seguridad de los Medicamentos, una ONG británica de salud contactada por el portal 'Science Media Center'. Sin una rápida intervención, una anafilaxia puede llegar a ser mortal. 

Pero en este caso, las dos personas involucradas no parecen haber tenido una reacción alérgica tan violenta. “A priori, se trataría más bien de una reacción anafilactoide o pseudo-anafiláctica, que tiene síntomas similares pero menos severos”, precisa Saad Shakir. 

Una enfermera se dispone a inyectar una primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech a un miembro del personal sanitario en Reno (Nevada), el 17 de diciembre de 2020 al oeste de EE.UU.
Una enfermera se dispone a inyectar una primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech a un miembro del personal sanitario en Reno (Nevada), el 17 de diciembre de 2020 al oeste de EE.UU. © Patrick T. Fallon / AFP

Este tipo de riesgo es conocido para alergias a algunos alimentos o medicamentos… pero también para las vacunas. “Se han reportado casos de reacciones alérgicas fuertes para todas las vacunas, pero son escasos”, precisa Nilsson Lennart, un investigador del Centro de Alergia de Linköping (Suecia) y autor de un estudio sobre las vacunas y las alergias publicado en 2017, contactado por France 24. El experto añade que los casos de choque anafiláctico para las vacunas tienen en general una frecuencia de 1,5 entre un millón de dosis. 

Encontrar la causa

Este riesgo está ampliamente aceptado por la industria farmacéutica. Además, Pfizer sabía que existía para su vacuna contra el Covid-19. “Los datos publicados por el laboratorio indican que alrededor del 0,6% de los pacientes tuvieron una forma de reacción alérgica después de la administración de la molécula durante los ensayos clínicos de fase III”, resalta Stephan Evans, investigador en farmacoepidemiología del departamento de estadísticas médicas de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. 

Para esta vacuna, ahora es necesario determinar lo que provoca la reacción alérgica. En efecto, se trata de una tecnología de vacunación totalmente nueva y, por ende, no existe ningún punto de comparación. “Sabemos que este tipo de efectos secundarios pueden estar ligados a ingredientes utilizados para estabilizar la vacuna, como el glicol de polietileno (que sirve para espesar o gelificar algunos fluidos en los medicamentos o en los cosméticos)”, apunta Louisa James de la Queen Mary University de Londres. 

Después de todo, también existe el riesgo de tener una reacción alérgica violenta al comer algo que se untó en el pan

Es una pista importante pues los datos publicados por Pfizer indican que su vacuna efectivamente contiene esa sustancia. Pero sigue siendo muy pronto para poder afirmarlo y será necesario primero saber más sobre el perfil alérgico de los dos británicos que tuvieron que ser atendidos después de haber recibido la vacuna de Pfizer. 

Entretanto, los científicos no creen que este primer desatino en la historia de las vacunas contra el Covid-19 deba ser motivo de preocupación para el gran público. “Después de todo, también existe el riesgo de tener una reacción alérgica violenta al comer algo que se untó en el pan”, afirma Stephen Evans, el investigador de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Y con el pan untado el único beneficio es un pequeño placer culposo. Con esta vacuna, la ventaja es estar protegido contra una enfermedad que originó la peor crisis sanitaria desde hace un siglo.

 

Este artículo fue adaptado de su original en francés 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24