Nikol Pashinián se abre a convocar elecciones en Armenia para el 2021

Foto de archivo del primer ministro armenio Nikol Pashinyan dirigiéndose a la nación en Ereván el 12 de noviembre de 2020.
Foto de archivo del primer ministro armenio Nikol Pashinyan dirigiéndose a la nación en Ereván el 12 de noviembre de 2020. AFP - TIGRAN MEHRABYAN

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, se mostró este viernes por primera vez dispuesto a convocar elecciones en 2021 y a dejar su cargo si su partido las pierde. Desde que acabó la guerra contra Azerbaiyán en Nagorno Karabaj el pasado 10 de noviembre, su popularidad - de un 85% antes del conflicto - ha caído a la mitad y la oposición le exige su renuncia.

Anuncios

El conflicto de Nagorno Karabaj acabó mal para Armenia y puede que también para su presidente. Desde que se firmó la paz entre Armenia y Azerbaiyán el pasado 10 de noviembre, la oposición y miles de armenios han exigido a Nikol Pashinián que dimita de su cargo de primer ministro. El conflicto cobró muchas víctimas y la derrota ha dejado tocado el orgullo armenio.

Tras la firma de la paz, Ereván perdió el 70 % del territorio que ocupaba desde la guerra ocurrida entre 1992 y 1994. En consecuencia, la oposición al Gobierno ha conseguido movilizar a miles de personas diariamente en contra del presidente, quien este jueves se pronunció en sus redes sociales y dejó abierta por primera vez la posibilidad de un adelanto electoral en 2021.

"Invito a las fuerzas parlamentarias y extraparlamentarias que estén interesadas en ello a consultas sobre la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas en 2021", escribió Pashinián en su cuenta de Facebook.

Manifestantes de la oposición asisten a un mitin para exigir la renuncia del primer ministro Nikol Pashinian en Ereván, Armenia, 22 de diciembre de 2020
Manifestantes de la oposición asisten a un mitin para exigir la renuncia del primer ministro Nikol Pashinian en Ereván, Armenia, 22 de diciembre de 2020 © Photolure via REUTERS/Vahram Baghdasaryan/

Críticas a la falta de apoyo de la oposición

Sin embargo, el presidente quiso dejar claro que no considera que la oposición cuente con el respaldo de la mayoría de la ciudadanía. "La oposición tuvo todos los recursos para conseguir el apoyo ciudadano, entre ellos financieros, informativos y organizativos (...) pero la cantidad de sus seguidores está en sus mínimos y las protestas han perdido fuerza", dijo Pashinián.

Lo cierto es que la mayoría de la población no se unió a las protestas organizadas tras el fin de la guerra al considerar que responden más a una lucha de poder entre el actual gobierno y las antiguas élites del país. Pese a ello, la oposición sigue adelante con las protestas y el pasado jueves fueron detenidas 69 personas – según fuentes policiales – que pretendían cercar el congreso para impedir la entrada del primer ministro.

"Si se hubieran reunido aquí unas 100.000 personas, la dimisión de Pashinián sería un asunto resuelto", afirmó el líder opositor Vazguen Manukián, quien criticó que la población, según él, prefiere “quedarse en casa” antes que protestar contra el actual gobierno.

Con EFE.

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24