Recta final del Brexit: Boris Johnson y los líderes europeos firmaron el acuerdo comercial

El primer ministro británico Boris Johnson firma el acuerdo comercial que regulará la relación entre Reino Unido y la Unión Europea, en Londres, el 30 de diciembre de 2020.
El primer ministro británico Boris Johnson firma el acuerdo comercial que regulará la relación entre Reino Unido y la Unión Europea, en Londres, el 30 de diciembre de 2020. © Leon Neal / AFP

En vísperas de la salida de Reino Unido del mercado único europeo, el primer ministro británico rubricó los tres pactos que regularán la relación entre Londres y Bruselas a partir del 1 de enero. Previamente, Ursula von der Leyen (Comisión Europea) y Charles Michel (Consejo Europeo) habían sellado los textos. Aunque estos no serán completamente ratificados hasta febrero, dan paso a una Europa aliviada, sin el lastre del malestar británico ni la supuesta imposición comunitaria.

Anuncios

El desenlace del capítulo Brexit está cada vez más cerca. El primer ministro británico Boris Johnson y los líderes europeos firmaron los tres pactos que regularán la relación entre Reino Unido y la Unión Europea a partir del 1 de enero, fecha en la que la legislación comunitaria dejará de aplicarse en territorio británico.

Es uno de los últimos pasos para cerrar el capítulo de una historia que comenzó a escribirse en junio de 2016, cuando Reino Unido votó a favor de dejar la Unión Europea en un referendo. Una historia que escribió capítulos de encuentros y desencuentros, de cambios de Gobierno y de una pandemia global que hasta amenazó con prolongar aún más la novela.

Por eso, más allá de los caminos burocráticos aún por resolver, la firma protocolar de este miércoles fue recibida con alivio y satisfacción por ambas partes, que comienzan a dejar atrás uno de los capítulos más traumáticos de la historia de la integración europea.

Cronológicamente, Boris Johnson fue el último en firmar el acuerdo en Londres, luego de que previamente lo hicieran los líderes de la Comisión y el Consejo Europeos. Los 1.246 folios del entendimiento llegaron desde Bruselas en las primeras horas de la tarde, a bordo de un avión militar de la Real Fuerza Aérea británica. Y de allí, a Downing Street para el encuentro con el primer ministro británico.

"Al rubricar este pacto, cumplimos el deseo soberano de los ciudadanos británicos de vivir bajo su propias leyes, redactadas por su propio Parlamento elegido", remarcó Johnson en un mensaje en la red social Twitter.

"Es tiempo de dejar atrás el Brexit"

En horas de la mañana del miércoles, la presidenta de la Comisión Europea y su homólogo del Consejo Europeo rubricaron el acuerdo comercial pos-Brexit que, en tres tratados, regulará su nueva relación con Reino Unido, a contar desde este jueves a las 23.00 hora de Londres y GMT.

Rodeados de banderas europeas, los líderes Ursula von der Leyen y Charles Michel sellaron con una sonrisa esta ruptura histórica que costó meses de negociaciones y que se alcanzó a contrarreloj en Nochebuena

"Ha sido un largo camino. Es tiempo de dejar atrás el Brexit. Nuestro devenir se construye en Europa", expresó en Twitter la jefa del ejecutivo europeo. Por su parte, su par Charles Michel celebró este "acuerdo justo y equilibrado", así como "la unión sin precedentes" demostrada por los Veintisiete, en alusión a los Estados miembros.

"El acuerdo que hemos firmado hoy –afirmó el presidente del Consejo Europeo– es el resultado de meses de intensas negociaciones en las que la UE ha mostrado un nivel de unidad sin precedentes".

Una nueva relación que comienza este viernes de 2021

El texto firmado consta de 1.246 páginas y el 24 de diciembre evitó ese 'no deal', el 'Brexit duro' que tanto se temía, con unas barreras comerciales que hubiesen salido costosas a sus economías, debilitadas por la pandemia. Hoy con un trato más favorable para todos, el texto contiene el Acuerdo Comercial y de Cooperación entre la UE y la Comunidad Europea de Energía Atómica (Euratom), y el correspondiente acuerdo entre la UE y Londres.

Este incluye también el acuerdo sobre procedimientos de seguridad para proteger e intercambiar información clasificada entre la parte comunitaria y Londres, así como el acuerdo entre Euratom y Londres sobre la Cooperación para los Usos Seguros y Pacíficos de la Energía Nuclear.

Aunque la firma de hoy supone otro paso más hacia el fin, la burocracia manda: tras la respectiva rúbrica del 'premier' británico, el acuerdo prosigue en el Parlamento del país, donde ya fue aprobado en la Cámara de los Comunes por 521 a 73 votos; en la Cámara alta de los Lores; y, finalmente, con la firma de la Reina Isabel II.

Después de este visto bueno, su aplicación seguirá siendo de carácter provisional hasta el 28 de febrero de 2021, a la espera del voto de los eurodiputados, quienes harán posible la ratificación final durante el primer trimestre del año. Será entonces cuando ambas partes respiren aliviadas con una copia original de cada uno de los acuerdos, con Bruselas dándole carpetazo en los archivos del Consejo de la UE.

"Un nuevo capítulo en nuestra historia nacional"

Luego de 47 años de integración comunitaria, y cuatro y medio de polémicas por el referendo del Brexit de junio de 2016, Reino Unido pudo decir el pasado enero que ya está formalmente fuera de las reglas de la Unión Europea, de su mercado único, de la unión aduanera y hasta del programa de intercambio de estudiantes Erasmus.

Por ello Boris Johnson afirmó en un comunicado que este acuerdo demuestra ahora que "Reino Unido puede ser a la vez europeo y soberano": "Vamos a abrir un nuevo capítulo en nuestra historia nacional, concluyendo acuerdo comerciales por todo el mundo y reafirmando a Reino Unido como una fuerza para el bien, liberal y con una voluntad hacia el exterior".

El primer ministro británico, Boris Johnson, aquí haciendo campaña en 2019, finalmente 'terminará el Brexit' esta semana.
El primer ministro británico, Boris Johnson, aquí haciendo campaña en 2019, finalmente 'terminará el Brexit' esta semana. © Ben Stansall / AFP / Archivo

En ese sentido, este miércoles 30 de diciembre, Von der Leyen y Michel no tardaron en reforzar su relación comercial y de inversión con China. Pero, mientras Londres inicia igual su nueva historia, Johnson ha prometido ser "el mejor amigo y aliado de la Unión Europea", tras haber sido un "miembro poco convencido y a veces hasta un poco obstructor".

Con este acuerdo, Reino Unido queda como un amigo europeo favorecido: la UE está ofreciendo a Londres un acceso, sin aduanas ni cuotas, a un mercado de 450 millones de consumidores. Eso sí, si el fantasma Brexit resurge, la comunidad europea ya tiene previstas sanciones y medidas compensatorias en caso de no respeto de sus reglas sobre ayudas estatales, medio ambiente, empleo e impuestos. No obstante, desde ya quienes pierden son los ciudadanos, ya que la libertad de circulación no existirá ni para unos ni para otros.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24