Tras las nevadas históricas, gran parte de España vive una ola de frío extremo

Trabajadores municipales retiran nieve en la entrada de un comercio de Madrid, España, el lunes 11 de enero de 2020.
Trabajadores municipales retiran nieve en la entrada de un comercio de Madrid, España, el lunes 11 de enero de 2020. © Susana Vera / Reuters

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, pide que se declare a la capital española como "zona catastrófica". Es una de las ciudades más afectadas y, sin embargo, este lunes 18 de enero pudo empezar a reiniciar las comunicaciones terrestres, ferroviarias y aéreas. La nieve en España se está convirtiendo en hielo y las temperaturas no dan tregua, con mínimas causadas por 'Filomena', que pueden ser históricas en gran parte del país. Las autoridades piden precaución ante el hielo y evitar desplazamientos.

Anuncios

La nieve despierta pasiones en los lugares donde no es habitual su presencia. Los primeros copos son de ilusión: aparecen divertidos muñecos de nieve, los más osados sacan sus esquíes y trineos, improvisadas batallas de bolas se apoderan de los centros de las ciudades y los niños celebran la posibilidad de poder jugar, en lugar de tener que ir al colegio.

Sin embargo, la histórica tormenta 'Filomena', tras la emoción inicial, deja al menos cinco muertos a su paso por España y un país con numerosas comunicaciones paralizadas, como es el caso de la capital, Madrid, que recibió la mayor nevada en décadas.

Tras la nieve, la helada, que coincide con unas temperaturas que están alcanzando mínimas inéditas en la península Ibérica. El 7 de enero en los norteños Picos de Europa (León) se llegó a los -35,8 grados, mínima histórica, que podría incluso superarse a lo largo de la semana.

Un madrileño se desplaza en el centro de la capital de España con esquíes, en una imagen insólita.
Un madrileño se desplaza en el centro de la capital de España con esquíes, en una imagen insólita. © Gabriel Bouys / AFP

España recupera comunicaciones y advierten del peligro del hielo

La nieve todavía se mantiene en gran parte del centro y el este de España, debido a las heladas y bajas temperaturas. Esto provoca que 12 comunidades autónomas se encuentren en alerta, con cinco de ellas en nivel naranja, lo que significa que todavía hay un riesgo importante para la ciudadanía. 

Desde las autoridades, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pidió a los españoles “aplazar cualquier desplazamiento evitable, por seguridad y para no interrumpir los trabajos de limpieza”, mientras que el ministro de Transporte y Fomento, José Luis Ábalos, ha advertido del gran riesgo que suponen las placas de hielo.

Miembros de la Unidad Militar de Emergencias despejan carreteras de nieve para recuperar las comunicaciones en España.
Miembros de la Unidad Militar de Emergencias despejan carreteras de nieve para recuperar las comunicaciones en España. © Marco Trujillo / Reuters

De hecho, tras las conocidas cuatro muertes que se registraban este lunes 11 de enero, durante la tarde, se ha revelado un quinto fallecido. Se trata de un habitante de calle de Barcelona, la segunda ciudad más poblada del país, que fue encontrado sin vida por unos comerciantes de un mercado en el barrio marítimo de la Barceloneta.

Además del peligro que entrañan el frío y el hielo para la salud, también, la nevada ha causado el cierre de múltiples vías de comunicación en el país. Desde la Dirección General de Tráfico informaron que 591 carreteras siguen afectadas, mientras que 123 caminos de la red secundaria son intransitables. Por su parte, comunidades del norte como Asturias, Cantabria y País Vasco o Castilla y León recuperan la normalidad, con la vuelta a clases y la reapertura de la mayoría de las carreteras.

Una de las notas destacadas de la jornada ha sido que, ante la imposibilidad del aterrizaje de un avión cargado con un nuevo lote de vacunas de Pfizer - BioNTech en Madrid, el vuelo se tuvo que desviar a la provincia vasca de Vitoria-Gasteiz para asegurar que continúe la vacunación contra el Covid-19 en el territorio peninsular.

Graves daños en Madrid, la capital nevada

Madrid, la capital española, es de las más afectadas del país. El alcalde José Luis Martínez Almeida pidió al Gobierno que declare la "zona catastrófica" en la ciudad. De hecho, las clases han sido suspendidas hasta el próximo lunes 18 de enero y, aunque se va restableciendo la comunicación ferroviaria, como la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona, y el aeropuerto de Barajas vuelva a tener vuelos tras dos días de inactividad, todavía sigue siendo difícil llegar o salir de la capital.

https://twitter.com/controladores/status/1348670851311415296

La Unidad Militar de emergencias no cree que la normalidad vuelva en Madrid hasta final de semana; las autoridades aseguran que el paso de Filomena amenaza a más de 150.000 árboles, lo que supondrá "una catástrofe"; e incluso en los últimos días se ha animado a los vecinos a que vayan a limpiar las entradas de los hospitales para suplir la falta de capacidad de respuesta a una nevada para la que no estaban preparados, pero sí avisados.

Por su parte, las llamadas de emergencias han alcanzado números similares a los primeros días de la primera ola de Covid-19 en marzo, con más de 12.900 durante el fin de semana en la Comunidad de Madrid.

Y una de las mayores preocupaciones que quedan latentes es que pueda haber falta de abastecimiento en supermercados, algo que se descarta, pero pese a todo, la Asociación Española de Supermercados ha pedido responsabilidad a la ciudadana en sus compras.

France 24 con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24