Al menos 43 migrantes mueren en aguas libias en un intento por alcanzar tierra europea

Imagen de archivo. Los migrantes que sobrevivieron a un naufragio mortal se reúnen en una zona de la costa de al-Khums, una ciudad portuaria situada a 120 kilómetros (75 millas) al oeste de la capital libia, Trípoli, el 12 de noviembre de 2020. Un naufragio frente a la costa libia ha causado la muerte de 20 personas, dijo Médicos Sin Fronteras (MSF), apenas unas horas después de recibir la noticia de un incidente separado en el que murieron por lo menos 74 migrantes.
Imagen de archivo. Los migrantes que sobrevivieron a un naufragio mortal se reúnen en una zona de la costa de al-Khums, una ciudad portuaria situada a 120 kilómetros (75 millas) al oeste de la capital libia, Trípoli, el 12 de noviembre de 2020. Un naufragio frente a la costa libia ha causado la muerte de 20 personas, dijo Médicos Sin Fronteras (MSF), apenas unas horas después de recibir la noticia de un incidente separado en el que murieron por lo menos 74 migrantes. © AFP
4 min

Al menos 43 personas fallecieron durante un naufragio en aguas cercanas a las costas de Libia mientras intentaban llegar a Europa el martes, según informaron la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) este miércoles. Las organizaciones piden que se reanuden los rescates en la ruta del Mediterráneo central.

Anuncios

Como ya pasó a muchos otros, la esperanza de los más de 50 migrantes africanos que intentaban llegar a Europa en busca de una mejor vida se tornó en una pesadilla. Este martes, cuando apenas hacía unas horas que habían dado comienzo a su viaje, un naufragio hizo que al menos 43 personas perdieran la vida en aguas libias, según informaron este miércoles la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Ambas organizaciones dijeron estar “profundamente entristecidas” y trasladaron sus condolencias a las familias de los fallecidos. También incidieron en la necesidad de reestablecer los rescates en la ruta del Mediterráneo central, un punto caliente a través del que miles de migrantes intentan llegar a las costas europeas todos los años.

 

 

Diez supervivientes fueron rescatados tras el naufragio –el primero de este año– que ocurrió en una de las rutas más frecuentadas por los migrantes de África a Europa, pero también una de las más peligrosas.

La embarcación partió desde Zauiya, en Libia, y naufragó debido a los estragos del fuerte oleaje y a que el motor del barco se estropeó a las pocas horas de haber emprendido el viaje. Los fallecidos eran procedentes de África Occidental, según confirmaron los supervivientes, entre los que hay ciudadanos de Costa de Marfil, Nigeria, Ghana y Gambia, y que fueron rescatados y llevados a la localidad costera libia de Zuara, donde el equipo humanitario de Naciones Unidas les proporcionó agua y comida.

El Mediterráneo, la ruta más letal para los migrantes

Según los datos publicados por la OIM –recopilados en el proyecto de investigación ‘Missing Migrants’–, el pasado año murieron más de 1.300 personas en el Mediterráneo, la ruta más letal del mundo para los migrantes.

El número de muertes contrasta con la propagación de los discursos xenófobos por parte de grupos de ultraderecha en el viejo continente, que han aumentado en los últimos años. Con políticas cada vez más estrictas en las aguas nacionales y escasez de equipos de rescate de migrantes en alta mar, cada año son menos los migrantes que consiguen alcanzar territorio europeo, mientras que la letalidad y peligrosidad de las rutas se mantienen intactas.

Los dos organismos de Naciones Unidas involucrados, OIM y ACNUR, aprovecharon para recordar esta dramática situación y expresaron el temor a que las cifras de fallecidos aumenten en 2021, debido a la reducción de su capacidad para vigilar las rutas.

"Esta pérdida en vidas humanas subraya una vez más la necesidad de que se reactiven las operaciones estatales de rescate, cuya interrupción está intentando ser paliada por ONGs y buques comerciales pese a su limitada capacidad", señalaron las dos agencias conjuntamente.

En su comunicado, Naciones Unidas exigió “poner fin a los retornos a puertos inseguros, estableciendo unos mecanismos de desembarco seguros y predecibles acompañados de muestras de solidaridad tangibles por parte de los estados europeos”. También hizo hincapié sobre la situación en Libia, que es “extremadamente precaria” y donde “muchos migrantes son explotados por traficantes y redes de trata, retenidos para pedir rescates, torturados y víctimas de abusos”.

Los 43 fallecidos se suman a la lista de decesos de personas que intentan llegar a destinos populares entre los migrantes africanos, tales como como Italia o Malta, desde países como Túnez o Libia por la ruta del Mediterráneo central.

Con EFE, Reuters y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24