SERIE VACUNACIÓN EN FRANCIA

Los alcaldes se sienten ignorados por la estrategia de vacunación del Gobierno francés (2/4)

Un trabajador de salud diluye la vacuna concentrada para preparar dosis de la vacuna Covid-19 el 19 de enero de 2021, en un centro de vacunación en Fougeres, en el oeste de Francia, durante una campaña de vacunación Covid-19 para personas mayores de 75 años y personas vulnerables.
Un trabajador de salud diluye la vacuna concentrada para preparar dosis de la vacuna Covid-19 el 19 de enero de 2021, en un centro de vacunación en Fougeres, en el oeste de Francia, durante una campaña de vacunación Covid-19 para personas mayores de 75 años y personas vulnerables. AFP - DAMIEN MEYER
10 min

El Ejecutivo del presidente francés, Emmanuel Macron, no ha dejado de recibir críticas por su manejo de la pandemia de Covid-19. En Francia, varios alcaldes de la oposición se sienten ignorados por el Gobierno central a la hora de poner en práctica el dispositivo de vacunación a nivel local, destacando que Macron se ha asesorado por consultoras de multinacionales que reciben millonarias sumas de dinero, pero que los resultados no son visibles.

Anuncios

"Con estas carencias, el desembarco de Normandía habría fracasado". Fueron las declaraciones al periódico Journal de Dimanche de la alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo. El pasado 9 de enero Hidalgo comparó así el malestar de muchos alcaldes opositores de cara a la estrategia de vacunación del Ejecutivo de Emmanuel Macron. 

"En vez de consultar gabinetes privados como McKinsey para gestionar la logística y la estrategia, como ha hecho el Gobierno, debería confiar en las autoridades locales", insistió Hidalgo, líder política de la capital francesa.

Efectivamente, la edil toca el talón de Aquiles del Gobierno francés, criticado por haber contratado -por una suma dantesca de 3 millones de euros, según Le Nouvel Obs- a la multinacional estadounidense para que se encargue de la consultoría para organizar la logística de la vacunación masiva contra el patógeno. 

Una estrategia que no ha gustado nada entre las fuerzas políticas locales, como demuestran sus constantes rechazos públicos: "Esto significa descalificar a los agentes del Estado que están a cargo de la vacunación. Esto demuestra que hasta aquí nada estaba previsto. Es alarmante" escribió el Secretario General del Partido Socialista, Olivier Faure, en la red social Twitter.

Por su parte, el eurodiputado ecologista, Yannick Jadot, calificó al Gobierno de "un mandato a la deriva" en la gestión de la pandemia de Covid-19, que en Francia deja ya más de 3 millones de contagios y roza los 72.000 fallecidos. 

Según una fuente del Ministerio de Salud, el gabinete McKinsey and Company "trabaja con el Ministerio en el cuadro de la estrategia vacunal". "Este gabinete está unido al grupo de trabajo del Ministerio de Salud y colabora en la estrategia y la logística, pero no elaboran ellos solos la estrategia", aclara la misma fuente.

Desde las autoridades sanitarias también explicaron que "no es la primera vez que el Ministerio recurre a una sociedad privada buscando apoyo", como fue el caso del "polo logístico" que se encargó de hacer llegar "guantes y batas" a los hospitales y personal de la salud. 

Un sanitario recibe la vacuna contra el coronavirus.
Un sanitario recibe la vacuna contra el coronavirus. © CHRISTOPHE PETIT TESSON / EFE

Los alcaldes locales piden ser integrados en la estrategia

Dos días después de iniciar las inoculaciones de la vacuna contra el coronavirus, el pasado 27 de diciembre, Francia había inoculado a poco más de 300 personas y ocupaba el puesto 24 en la lista de países que ya habían comenzado a inyectar las dosis a sus ciudadanos. Este hecho no hizo más que aumentar las críticas contra el recurso de la gestión McKinsey, sobre todo por parte de los opositores locales.

En un comunicado fechado el 4 de enero de 2021, la Asociación de Alcaldes Francia (AMF) "pide nuevamente que se asocie a los alcaldes a la organización de la campaña de vacunación". Y prosigue: "el Estado debe escuchar las propuestas que le son hechas para modificar su método de organizar la campaña para que se apoye en las colectividades locales que cuentan con medios logísticos apropiados y que no cesan de proponer su ayuda".

El personal sanitario tampoco está conforme con el proceso de vacunación

"En cinco días tuvimos que abrir una plataforma informática, una plataforma telefónica, informar a la gente, buscar enfermeros, ajustar mil detalles como la calefacción de la habitación o el tamaño de los contenedores", explicó al diario Le Figaro la doctora Brigitte Tregouet, médica general y referente del centro médico de vacunación de la localidad de La Roche-sur-Yon, en el oeste del país. 

"Sabíamos que iban a llegar las vacunas. ¿Por qué la Agencia Regional de Salud (ARS) no hizo una simulación de todo esto hace tres meses? ¿Por qué no preparó una lista de verificación de todo lo que se necesitaba?", se pregunta la profesional de la salud. 

01:46

En la acomodada comuna de Neuilly-sur-Seine, al oeste de la capital francesa, el alcalde Jean-Christophe Fromantin debe organizar su campaña con 420 dosis semanales, cuando había planeado 1.600, siguiendo las recomendaciones de una nota oficial del Estado. "No se nos pueden dar responsabilidades sin decirnos la verdad sobre las acciones. Si nos involucramos sin informarnos, podría terminar mal", señala indignado Fromantin.

Las mismas quejas se replican también en Cannes. El alcalde David Lisnard, que abrió un segundo vacunódromo para inmunizar a 2.000 personas por semana, pero una vez que contaba con la logística municipal lista, la programación del Gobierno Nacional cambió en el último minuto. "Las citas ya están hechas para las próximas semanas, pero las reglas están cambiando", dijo molesto al diario Le Figaro el alcalde de derecha, que se queja de que el suministro de vacunas "se decide cada día".

Unas críticas que han llegado hasta el Elíseo pero que, según la prensa francesa, "son recibidas con relativa indiferencia". Según un asesor, la denuncia de los alcaldes es una "exageración" y le molesta ver que las preocupaciones electorales priman sobre "el interés general". 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24