SERIE VACUNACIÓN EN FRANCIA

Enfermos inmunodeprimidos, los olvidados de la vacunación en Francia (4/4)

Delphine, enferma de cáncer en Avignon, ha reducido sus relaciones sociales por miedo al Covid-19. Los pacientes inmunodeprimidos como ella están en riesgo de desarrollar formas graves del virus.
Delphine, enferma de cáncer en Avignon, ha reducido sus relaciones sociales por miedo al Covid-19. Los pacientes inmunodeprimidos como ella están en riesgo de desarrollar formas graves del virus. © Marie Schuster / France 24
9 min

Todavía no hay certezas sobre la eficacia de las vacunas contra el Covid-19 sobre los enfermos inmunodeprimidos. En Francia, estos pacientes, con más riesgo de desarrollar complicaciones si se contagian, tuvieron que presionar al Gobierno para pasar a ser un grupo prioritario de la campaña de vacunación. En el último capítulo de la serie de reportajes sobre la inmunización en el país galo, los periodistas de France 24 fueron al encuentro de estos enfermos.

Anuncios

Desde el pasado lunes 18 de enero, Francia ya comenzó la vacunación de las 800.000 personas afectadas por enfermedades de alto riesgo, además de las personas mayores de 75 años. Los enfermos con este tipo de patologías están más expuestos a desarrollar complicaciones graves derivadas del coronavirus si se contagian, debido a su sistema inmunológico deprimido. 

¿Qué significa esto? Se trata de personas que padecen una enfermedad autoinmune, es decir que su sistema inmunitario ataca por error a sus propias cédulas sanas, o bien que su sistema inmunológico se encuentra menos activo de lo normal. 

Son, por ejemplo, los enfermos de cáncer en tratamiento con quimioterapia;  personas afectadas de enfermedad renal crónica grave, incluidos los pacientes en diálisis; personas que han tenido un trasplante de órgano o que padecen determinadas enfermedades raras; portadores del síndrome de Down, entre otros. Sin embargo, la obesidad, un factor de riesgo grave detectado poco después del brote de la epidemia, no hace parte de esta lista, como tampoco lo hacen los pacientes con VIH o Sida.

Fue necesario que las asociaciones de pacientes enfermos crónicos, hasta entonces olvidados, se movilizaran para que se volvieran una prioridad. Esta lista de "vacunación de muy alta prioridad para las personas en muy alto riesgo", visible en el sitio web del Ministerio de Salud francés, se estableció "con el asesoramiento de la Alta Autoridad Sanitaria y el Consejo de Orientación de la Estrategia de Vacunación presidido por Alain Fischer", explicó el ministro de Salud francés, Olivier Véran. 

Véran: "Estas patologías los hacen muy vulnerables al Covid-19 ”

En una columna publicada en el sitio web del diario nacional Le Monde, la asociación de pacientes con insuficiencia renal Renaloo, que ahora dice estar satisfecha, lamentaba que "la vacunación simplemente no se haya organizado." "¿Por qué olvidar a los pacientes cardiovasculares, los diabéticos y los obesos?" preguntaba, por su parte, Mahmoud Zureik, profesor de epidemiología y salud pública en la Universidad de Versailles-Saint-Quentin-en-Yvelines en Twitter. 

Asimismo, la asociación Rose Up estuvo haciendo campaña durante varias semanas para garantizar que los pacientes con cáncer "se beneficien ahora de la vacunación, incluso si no reciben quimioterapia".

Otros siguen en cambio esperando su turno para aplicarse la preciada vacuna, como los que trabajan con pacientes con VIH. Gilles Pialoux, jefe del departamento de enfermedades infecciosas y tropicales del hospital Tenon (APHP), sigue los casos de 3.000 pacientes con VIH y explica que "muchos me envían correos electrónicos y hay que explicarles que no es su turno por ahora".

En el mismo saco están los pacientes con enfermedades cardiovasculares, respiratorias o personas diabéticas, que según un consejo de orientación de la estrategia de vacunación francesa, "serán objeto de una vacunación prioritaria en una segunda fase".

Doble castigo durante la pandemia de Covid-19

Estos pacientes se han visto doblemente castigados por la pandemia. Durante los primeros meses,  sufrieron la saturación de los hospitales con enfermos de Covid-19.

Además, desde que comenzó la carrera por la vacunación, han sido los olvidados de los laboratorios. Los especialistas en este tipo de enfermedades no están seguros de la eficacia que las inyecciones contra el Covid-19 en estos pacientes inmunodeprimidos por tratamientos, como por ejemplo la quimioterapia.

Ellos piensan que la efectividad podría llegar a un 30% y que, en ese caso, sería necesaria una tercera dosis para estos enfermos y no dos, como se hace con las personas sin patologías. 

01:48

El Centro Antoine Lacassagne de lucha contra el cáncer en Niza publicó en la revista científica British Journal of Cancer un artículo sobre la necesidad de una vacuna Covid-19 adaptada para pacientes de cáncer. Según los autores, "los liposomas que también se utilizan como portadores de fármacos anticancerígenos son desviados por las células tumorales, un fenómeno potencial que podría comprometer la eficacia de la vacunación. Esta es una cuestión importante que no ha sido explorada en la literatura científica", argumenta el centro especializado.

En las vacunas de los laboratorios de Moderna y Pfizer, ambas autorizadas en Francia, la eficaca sobrepasa el 95%. Pero en cambio no se conoce la tasa de éxito en pacientes inmunodeprimidos. Delphine, enferma de cáncer de 47 años, teme contagiarse, por lo que ha reducido sus relaciones sociales, incluso los encuentros con su hija de solo 7 años. La vacuna para ella es una manera de "revivir".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24