Italia: el embrollo político que deja al país sin Gobierno en plena pandemia

El palacio Quirinale, en Roma, Italia, fue el escenario de las conversaciones entre el presidente del país, Sergio Mattarella, y los líderes de las formaciones políticas. Imagen del 29 de enero de 2021.
El palacio Quirinale, en Roma, Italia, fue el escenario de las conversaciones entre el presidente del país, Sergio Mattarella, y los líderes de las formaciones políticas. Imagen del 29 de enero de 2021. © Guglielmo Mangiapane / Reuters

Cuatro días de negociaciones todavía no resultan en un Gobierno en Italia que no tiene primer ministro desde que Giuseppe Conte renunció para tratar de formar un nuevo gabinete más estable que el anterior. Ante los escollos del diálogo, algunas formaciones políticas ya reclaman elecciones anticipadas. 

Anuncios

Entre negociaciones encalladas y reclamos de elecciones, el baile político en Italia está servido. Desde que el primer ministro Giuseppe Conte dimitió el pasado lunes 25 de enero, los partidos buscan llegar a acuerdos que permitan formar un nuevo Gobierno. 

La ronda de consultas del presidente, Sergio Mattarella, con los líderes de las formaciones quedó en nada: es por eso que el jefe de Estado decidió pedirle al presidente de la Cámara Baja, Roberto Fico, mediación entre los principales partidos del Parlamento. 

"Es necesario formar un Gobierno lo antes posible", urgió Mattarella, quien recordó que Italia se encuentra en plena crisis sanitaria, económica y social. 

Fico tiene hasta el martes para tender puentes de diálogos entre los políticos, que hasta la fecha han usado este trance institucional para presionarse los unos a los otros. 

Renzi y Conte, protagonistas de las tensiones

Por ahora, las principales tensiones están entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el partido Italia Viva (IV). Ambos formaban parte del Gobierno liderado por Conte, que no tiene afiliación política, pero es cercano al M5E, hasta que Italia Viva decidió retirarse de la coalición por diferencias sobre la gestión de la pandemia. 

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en una sesión parlamentaria el 19 de enero de 2021 en Roma, Italia.
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en una sesión parlamentaria el 19 de enero de 2021 en Roma, Italia. © Yara Nardi / Reuters

Matteo Renzi, ex primer ministro que lidera Italia Viva, puso así en aprietos a Conte, quien logró mantener la confianza del Parlamento, pero decidió dimitir con la intención de hacer borrón y cuenta nueva y formar un nuevo Gobierno más estable. 

Sin embargo, parece que el camino hacia la estabilidad pasa porque ambas fuerzas políticas se reconcilien, algo que todavía no ha sucedido, aunque ambos partidos dicen estar dispuestos a hacerlo. 

"Estamos preparados para apoyar un Gobierno institucional o uno político; preferimos este último, pero necesitamos saber si quieren estar con nosotros", dijo Renzi tras salir de una reunión con Mattarella. 

Por su parte, el líder del M5E, Vito Crimi, expresó su "disponibilidad a debatir con quien quiera dar respuestas al país". "Un espíritu colaborador para un Gobierno político que parta con las fuerzas de mayoría que han trabajado juntas durante este año y medio", agregó. 

Algunos de los escollos que se interponen en la reconciliación son las demandas de Renzi de invertir de manera distinta el dinero dispuesto por la Unión Europea para combatir la crisis derivada de la pandemia y la figura del propio Conte. 

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, sigue pidiendo negociación entre los partidos políticos italianos desde el Palacio Quirinale, en Roma, este 29 de enero de 2021.
El presidente de Italia, Sergio Mattarella, sigue pidiendo negociación entre los partidos políticos italianos desde el Palacio Quirinale, en Roma, este 29 de enero de 2021. © Guglielmo Mangiapane / Reuters

Las desavenencias entre Conte y Renzi son ampliamente conocidas, por lo que uno de los objetivos del líder de Italia Viva podría ser lograr un Gobierno con un primer ministro distinto. Sin embargo, el M5E por ahora ha reafirmado su apuesta para que Conte siga liderando el país. 

La derecha reclama nuevas elecciones

Frente al tira y afloja de Renzi y Conte, partidos conservadores se añadieron a la discusión pidiendo elecciones anticipadas como única salida a la crisis política.

"Confirmamos al presidente (Sergio Mattarella) nuestra petición de que considere la opción de disolver el Parlamento y convocar elecciones", anunció Matteo Salvini, exministro de Interior de Italia y líder del partido ultraderechista La Lega. 

Mattarella, sin embargo, reiteró que las elecciones serán el último recurso y prioriza el diálogo entre los partidos con la correlación de fuerzas que existe actualmente. 

El líder del partido italiano La Liga, Matteo Salvini, pidió al presidente Sergio Mattarella convocar elecciones tras su reunión en el palacio Quirinale, en Roma, el 29 de enero de 2021.
El líder del partido italiano La Liga, Matteo Salvini, pidió al presidente Sergio Mattarella convocar elecciones tras su reunión en el palacio Quirinale, en Roma, el 29 de enero de 2021. © Guglielmo Mangiapane / Reuters

Otra opción alternativa a las urnas es que Mattarella encargue formar Gobierno a otro político que no sea Conte, si las negociaciones no prosperan. 

Inestabilidad política en plena pandemia

Este tipo de crisis políticas son habituales en Italia, un país que ha tenido 66 gobiernos desde la Segunda Guerra Mundial. Eso significa que, en promedio, cada administración se mantiene solo por algo más de un año. Este Gobierno de Conte alcanzó a durar, precisamente, cerca de un año y medio, aunque Conte ya había sido primer ministro entre 2018 y 2019 con una coalición distinta. 

Sin embargo, en esta ocasión Italia se queda sin Gobierno en medio de una crisis sin precedentes que no sólo afecta al país, sino al mundo entero, y cuyas consecuencias se proyectan durante décadas. 

Italia registró 13.574 nuevos contagios y 477 víctimas mortales en la última jornada, una cifra que va a la baja respecto a la última semana pero que muestra que la crisis sanitaria está lejos de superarse. 

Además, Italia también se encuentra inmersa en una lucha con las empresas farmacéuticas Pfizer/BioNTech y AstraZeneca por no haber entregado la cantidad de dosis de vacunas que habían prometido, lo que obligó a las autoridades del país retrasar la campaña de vacunación. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24